Desplome total en las bolsas de todo el mundo

Nunca se había desarrollado un movimiento de estas características en los mercados de renta variable en todo el mundo. La caída es tan verticalidad que se ha llevado todas las órdenes de venta y el coronavirus ha desatado el pánico entre los pequeños y medianos inversores. En este sentido, las pérdidas han alcanzado una media del 26 % en el planeta. Algo no visto desde la gran crisis económica de 2008, pero en este caso con un miedo a lo desconocido. En donde el Ibex 35 ha pasado de los 10.000 puntos a niveles muy cercanos a los 7.000 puntos en un espacio de tiempo nunca vista en la historia de la bolsa.

Cambios de valoración en algunos valores del Ibex 35

Una de las consecuencias con la irrupción del coronavirus es que se están generando nuevas valoraciones en los valores que cotizan en la renta variable de nuestro país. Por desgracia, a la baja aunque debido a los bajos precios que tienen en estos momentos no faltan algunas compañías cotizadas que presentan un potencial de revalorización muy interesante. Otro de los efectos colaterales de la actual pandemia es que hay una cascada de títulos que están anunciando la suspensión de sus dividendos, mientras que otros lo están ratificando. Se trata de un panorama muy cambiante que está sobrepasado los niveles de compresión por parte de los pequeños y medianos inversores.

publicidad

5 valores en donde no se debe estar

El rebote de la renta variable de España ha sido en torno al 19 % en cinco sesiones bursátiles. Pero ni mucho menos significa que la tendencia bajista se haya detenido, ni tan siquiera de que sea haya formado un suelo más o menos fiable. Si no que por el contrario, es tan solo eso, un rebote aunque muy llamativo que va en consonancia con las bruscas caídas en los mercados financieros de todo el mundo. Desde este punto de vista, no será de extraño que más pronto que tarde los índices bursátiles no vuelvan a sorprender con un nuevo tirón a la baja que pueda llevar al Ibex 35 a niveles muy cercanos a los 5.000 puntos.

Formar una cartera de inversión aprendiendo de los errores

Una lección que deben extraer los inversores del derrumbe de los mercados de los mercados de renta variable como consecuencia de la pandemia del coronavirus es que no deben cometer los errores del pasado. Y que les ha hecho perder buena parte de su capital invertido en muy corto espacio de tiempo, al depreciarse los mercados bursátiles en una media del 41 %. En especial, ante la posible aparición de un suelo que detenga las bruscas y verticales caídas que han sufrido las acciones en estos días históricos. Cuando hace unas pocas semanas todas eran alegrías para los pequeños y medianos inversores.

Se reducen algunos dividendos y otros se suspenden

Uno de los mayores temores por parte de los inversores es que los dividendos de las empresas se reduzcan o sencillamente se suspendan como consecuencia de la caída tan tremenda que han tenido los mercados de renta variable por la pandemia del coronavirus. Hasta el punto de que no han tenido que pasar muchos días para que las empresas hayan movido ficha, en uno u otro sentido. Pero lo que está claro es que el panorama de los dividendos no será el mismo que hasta ahora. En especial, en algunos de los sectores bursátiles más afectados, como por ejemplo el bancario o turístico.

¿Qué es recuperación en V, U o L?

No cabe duda de que la respuesta de los mercados de renta variable en todo el mundo irá en función del nivel de recuperación de la economía internacional. Hasta el punto de que los diferentes analistas financieros plantean tres escenarios básicos: V, U o L. Que serán al fin y al cabo determinen hacia donde puede dirigirse la bolsa en los próximos meses o incluso años. Sin que hasta el momento se tenga ninguna certeza sobre el grado que puede emerger en las economías globales. Pero que en cualquier caso, puede dar alguna que otra pista para elaborar una estrategia en la inversión adecuada, al menos para no perder dinero en estos duros meses que menos quedan todavía.

SOS: diagnóstico de los mercados de renta variable

Son muy pocos los valores de los mercados de renta variable que se están salvando de esta auténtica sangría en las bolsas. Con un derrumbe nunca conocido en la historia de la bolsa y en donde lo peor está en  el hecho de lo que pueda pasar a partir de estos momentos. Debido al hecho de que buena parte de los analistas financieros piensan que los mercados todavía no han tocado suelo y por tanto se pueden desarrollar nuevos tirones bajistas en las próximas semanas. Al menos hasta que la curva de infectados por el coronavirus no descienda en sus niveles. Y esto puede que suceda en uno o dos meses, pero no en el corto plazo.

Los 5 valores más castigados por el coronavirus

Son muy pocos los valores de los mercados de renta variable que se están salvando de esta auténtica sangría en las bolsas. Con una media en la caída en torno al 33 %, una de las más elevadas en la historia de los parques nacionales. En donde tan solo algunos valores del sector de la alimentación y de las farmacéuticas se han salvado, aunque con una serie de matizaciones. En todo caso el pánico bursátil se ha instalado para quedarse, al menos en el plazo de unos cuantos meses. Sin que valga ninguna clase de estrategias en la inversión ya que la presión vendedora puede con todo.

¿Cuáles son los valores más defensivos en la bolsa?

Una de las estrategias en la inversión para encarar momentos complicados en los mercados de renta variable se basa en conformar una cartera de inversión con valores defensivos o conservadores. ¿Pero cómo sabemos que pertenecen a este segmento tan especial? En donde en todas las sesiones bursátiles podemos ver que siempre hay unos valores que tienen mejor comportamiento que otros en los periodos recesivos. Esta es una forma de identificar a los denominados valores defensivos o conservadores y que pueden integrarse en diferentes sectores bursátiles.

7 valores que lo han hecho mejor en la carnicería bursátil

Esta vez la artillería pesada de la Reserva Federal (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE) no fue capaz de contener ayer la sangría tanto a un lado como al otro del Atlántico. Con descensos cercanos al 10 % y el 15 %, respectivamente. Con el atenuante de que en el primero de los casos se ha producido un descenso, de  al menos, un 20 % desde máximos históricos. Mucho peor la renta variable del viejo continente que se ha visto impotente como se ha ido derribando soporten a soporte sin ninguna resistencia hasta que al final llegue el momento de la capitulación. Pero que por el momento, las compras están brillando por su ausencia en todos los mercados financieros del planeta.