Estrategias de inversión para salir vivos en 2019

No es ningún secreto que este año 2019 va a ser muy complicado para todos los mercados financieros, tanto los de renta variable como fija. Así los indican los consejos de los más importantes analistas financieros que advierten que este año puede generar muchas sorpresas negativas para los pequeños y medianos inversores. En este sentido, el índice selectivo de la bolsa española, el Ibex 35, parte de uno de los niveles más bajos de los últimos años. En concreto, desde los 8.500 puntos y tras haberse depreciado en 2018 nada menos que un 15 %, en sintonía con otras plazas internacionales.

En este sentido, las perspectivas para la inversión en bolsa no es nada halagüeña. Ni mucho menos. A pesar que desde el departamento de análisis de Bankinter consideran que “seguimos pensando que no tiene sentido que las bolsas cierren con pérdidas cuando los resultados empresariales se expanden a doble dígito y la economía global desacelera pero no se dirige hacia ninguna recesión”. Es un punto de optimismo que no es compartido por otros agentes financieros que desde luego son más negativos en el diagnóstico que hacen para los mercados de renta variable en este año.

Una de estas opiniones proviene de los analistas financieros independientes que advierten que en los próximos meses el Ibex 35 podría visitar niveles en 6.500 puntos. Esto en la práctica significa que la renta variable nacional se depreciaría en dos dígitos y que las pérdidas por tanto serían muy abultadas para los inversores que tengan posiciones abiertas en estos activos financieros. Un panorama en que las divergencias son muy muy claras entre los diferentes intermediarios financieros. Con lo cual, la principal medida que pueden adoptar los pequeños y medianos inversores es la prudencia y por encima de otras consideraciones técnicas.

Estrategias en 2019: oportunidades

Desde luego que no faltan las voces autorizadas que recalcan que la economía va a estar razonablemente bien este año. En donde las valoraciones están muy bajas, y los beneficios parecen que crecerán en torno a un 6 % y 8 %. Como consecuencia de esta previsible tendencia en los mercados de renta variable, parece razonable que la bolsa tenga una buena rentabilidad. Algunos analistas financieros, como por ejemplo los de Bankinter, apunta que este nuevo ejercicio bursátil debería ser positivo para los intereses de los inversores, con rentabilidades de más del 10 %.

Por otra parte, una cosa parece muy clara para todos, y es que esta vez los inversores deben definir su estrategia para hacer frente a la desaceleración o incluso recesión que anuncian los analistas. Es más prudente ser precavida para evitar todo lo que pasó en la anterior crisis economía. En donde buena parte de los inversores se dejaron muchos euros por el camino. En esta ocasión, la opinión de los analistas del mercado está muy lejos de la unanimidad, por lo que definir una ruta de inversión no va a ser fácil este año. Factores tan importantes como la guerra comercial entre EE.UU. y China, el Brexit o las citas electorales como la europea en mayo pueden incidir notablemente en el desarrollo de los mercados bursátiles en este año.

Realizar operaciones a corto

Ante este escenario en general, la primera de las estrategias en la inversión a llevar a cabo pasa necesariamente por desarrollar operaciones de compra y venta solo al muy corto plazo. Es la mejor medida para defender y preservar nuestro dinero ante escenarios de elevada volatilidad en los mercados de renta variable internacionales. En este sentido, una excelente estrategia en esta operativa se basa en operar con valores que cuentan con un momentum alcista muy interesante. Se puede realizar movimientos a muy pocos días vistos. Con el fin de no quedarse atrapado en las posiciones del valor analizado.

En cualquier año, este no es uno año como realizar operaciones muy duraderas. A no ser que sean para tenerlas casi toda la vida, tal y como hacían nuestros padres o abuelos en otras épocas. En donde era un activo financiero que formaba parte de las herencias. Pues bien, este no es el momento más adecuado para eternizarse en estos movimientos porque pueden pagarse muy caros. En especial, si hay necesidades de liquidez en algún que otro momento.

Buscar valores de alta capitalización

Tampoco este es un momento indicado para experimentar con valores de muy baja capitalización. Entre otras razones de especial relevancia, porque son los que presentan una mayor volatilidad en la conformación de sus precios. Más allá de otras consideraciones técnicas de los propios valores bursátiles. Es preferible, por tanto, dirigirse a los grandes valores de los índices de renta variable. No es que lo vayan a hacer mejor, sino que ofrecerán mayor seguridad a los pequeños y medianos inversores.

Por otra parte, con los valores de alta capitalización siempre será más fácil que pueda llegar la recuperación en sus precios. Algo que cuesta mucho más en las compañías de baja y mediana capitalización ya que en algunos casos incluso no llegan más a esos niveles. A través de los últimos años hay infinidad de ejemplos que ponen de manifiesto esta tendencia tan especial. Este es por tanto, otro de los motivos para elegir valores punteros en las bolsas nacionales o internacionales. No en vano, siempre estarás más protegido y sobre todos en los momentos de mayor inestabilidad en la bolsa.

Aplicar una orden de limitación

Poner en tu orden de compra un mandato denominado como stop loss será poco menos que imprescindible en un año tan complicado como se prevé que será este 2019. En este sentido, ejerce de protección para defender tus intereses como pequeño y mediano inversor. Por una razón muy sencilla de explicar y que consiste en tan solo tendrás las pérdidas que solo puedas asumir en función de tus necesidades particulares. De esta manera, evitará que tengas una fuerte sangría en tu cuenta de resultados.

Para aplicar este orden de limitación de pérdidas solo será necesario que expongas hasta que nivel de precios puedes aguantar en las caídas en los mercados de renta variable. Es una medida muy eficaz que te ayudará a preservar el capital invertido por encima de otras consideraciones técnicas. Además, puede ser utilizada por cualquier pequeño y mediano inversor y sin que tenga ningún coste económico o en forma de comisiones. Está abierto a toda clase de estrategia en el sector de la inversión en bolsa.

No dejarte llevar por los rebotes

En este año, una figura tan relevante como son los rebotes en bolsa serán especialmente peligrosos. Debido a que puedes caer en estas trampas que ofrecen los mercados financieros y realizar unas compras de las que podrás lamentarte a las pocas sesiones bursátiles. Porque la diferencia entre el precio cotizado y el de la compra puede ser muy distante.  Este es uno de los riesgos más evidentes al que estarás expuesto en este año tan complejo para rentabilizar los ahorros con esta clase de activos financieros.

Por otra parte, no puedes olvidar que los rebotes en los procesos bajistas deben ser aprovechados para todo lo contrario. Es decir, para ir aligerando la cartera poco a poco. Nada más porque te puedes encontrar son situaciones muy poco deseadas y que te pueden llevar a que tu capital descienda muy peligrosamente. Esto es algo a lo que te debes habituar en los próximos meses. Porque no cabe duda de que será una de las mayores tentaciones que tengas para entrar en las posiciones en los mercados de renta variable.

Alejarse de los valores más conflictivos

De todas formas, y si por cualquier circunstancia, desea realizar operaciones en bolsa durante este año no deberás optar por los valores más complejos para operar. No en vano, estás abocado a desarrollar una serie de operaciones de las que puedes arrepentirte en poco tiempo. Para que te hagas una idea más aproximada de este aspecto, nada mejor que ponerte como ejemplo lo que pasó en el pasado año con Dia. Llegó de pasar en los 4 euros la acción a un nivel de 0,30 euros. No tienes por qué repetir esta actuación.

Pues bien, en este año no será muy extraño que esta clase de actuaciones en algunos valores bursátiles se repitan. Y por tanto, deberás estar mucho más atento a las señales de debilidad en estas compañías que cotizan en los mercados financieros. Más allá de sus consideraciones técnicas y hasta puede que también desde el punto de vista fundamental. No en vano, este va a ser un año lleno de grandes sobresaltos. Y aunque va a haber oportunidades de negocio, no menos cierto es que también va a haber muchos desplomes en la bolsa, tanto nacional como fuera de nuestras fronteras.

En cualquier caso, y a modo de resumen, la prudencia deberá ser el principal denominador común de todas tus actuaciones en los mercados financieros. En donde llegarán sin lugar a dudas muchos momentos complicados para los pequeños y medianos inversores. En donde la clave consistirá en cometer los menores errores posibles y para ello debes evitar ciertas operaciones en los mercados de renta variable. Al fin y al cabo esto es lo que te espera en los próximos meses.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.