Cualquier persona que vaya a invertir su dinero en los mercados de renta variable deberá tener en cuenta al menos algunas de estas estrategias en la inversión. O bien que esté fundamentada en el análisis técnico o por el contrario en el análisis fundamental. Son sistemas completamente diferentes pero que pueden ser complementados los dos. En cualquier caso, son dos puntos de apoyo que tienes en estos momentos para abrir o cerrar posiciones en la bolsa. No en vano, te darán una mayor seguridad en las operaciones a partir de estos momentos. Que es al fin y al cabo de lo que se trata.

Como muy bien habrás experimentado en tus pocos o muchos años de inversión hay un perfil de usuarios que se decantan más por el análisis técnico que por el fundamental o viceversa. Al igual que los intermediarios financieros optan por uno u otro sistema de análisis, en función de sus prioridades. En principio, ninguno de los dos análisis es mejor o peor que el otro. Si no que por el contrario, se basan en realidades sustancialmente diferentes. En este sentido, es muy importante que tengas definido cuáles son tus aspiraciones para seleccionar el análisis más adecuado y correcto.

Desde luego que si eres un inversor con cierta experiencia en los mercados financieros habrás escuchado en más de una ocasión una frase como esta: sell in May and go away  i i sai. Es decir “vende en mayo y márchate” que es su traducción literal y que refleja un sentimiento de mercado que buena parte de las ocasiones se cumple con una gran fidelidad. Por otra parte, es la excusa perfecta para que puedas estar fuera de la bolsa durante el verano y regresar en algún momento del otoño. Pero habrá que analizar si es conveniente o no el hecho de que apliques esta estrategia en la inversión tan especial.

En cualquier caso, hay una pregunta que debes plantearte ahora y que es la siguiente. ¿Qué consigues con la aplicación de esta estrategia tan singular? Pues fundamentalmente una muy importante que reside en el hecho de que ante todo evitarás estar invertido en un período de tiempo en el que las acciones han tenido rendimientos más bajos históricamente. No siempre ha sido así, pero si te dejas llevar por las estadísticas de las últimas décadas comprobarás que estás en la decisión más correcta de todas.

Llega de nuevo el verano y es precisamente en los meses de junio y julio donde el reparto de dividendos llega a su mayor apogeo del año. Con innumerables empresas cotizadas que se van a encargar estos días para dar esta retribución a los accionistas. Puede ser una de las excusas para que algunos de los perfiles de los pequeños y medianos inversores decidan entrar en los mercados de renta variable y captar esta interesante punta de liquidez. Hasta el punto de que pueden obtener un tipo de interés de hasta el 7 %. En un momento de indefinición por parte de los mercados financieros.

El cobro de estos dividendos pueden venirte muy bien estos meses ante los gastos que deberás afrontar en tus próximas vacaciones. Hasta el punto de que se constituirá en un ingreso adicional para que no tengas que sufrir en exceso en el saldo de tu cuenta de ahorro. Desde luego que tienes muchas opciones en donde escoger para las próximas semanas. Desde los valores más conservadores a otras opciones más agresivas en donde puedes llegar a mejorar tú cuenta de resultados a partir de estos momentos.

Categorías: Empresas

En el sistema económico que impera hoy en día, existen una gran cantidad de instrumentos y herramientas para emprender con todo tipo de negocios e inversiones alrededor del mundo. Sin embargo, para levantar desde un pequeño negocio, hasta asegurar la preservación de una empresa ya consolidada, es sumamente importante que aprendamos a manejar a la perfección algunos de estos instrumentos, con el fin de que nos permitan asegurar el funcionamiento óptimo de nuestra empresa y negocio.

Para las personas que saben del tema, ninguno dejará de recomendarnos poner especial atención en el manejo del Ratio de endeudamiento, un conocimiento que resulta imprescindible para llevar a buen término cualquier iniciativa empresarial.

Categorías: Política Monetaria

En esta ocasión vamos a hablar del Indice de Gini para ello, haremos un breve introducción sobre que es un índice es la representación numérica de las variaciones existentes con respecto a un fenómeno de cualquier tipo, los fenómenos pueden ser de cualquier índole, pero su principal conclusión viene a ser un gráfico que determine a simple vista todos los datos estadísticos, esto con fines de divulgación y/o comprensión de la información.

Un índice de desigualdad es la medida que hace resumen de la manera en la que se distribuye una variable cual quiera que sea, entre un conjunto de individuos. En el caso de la desigualdad económica, la variable de medición suele ser el gasto de las familias, cohabitantes o personas.   El estadístico italiano Correado Gini, ideo un indicador cuyo uso es medir el nivel de desigualdad entre los habitantes existentes de una región específica. A diferencia del índice, el coeficiente se calcula como parte de una proporción de las áreas en el diagrama de la conocida “curva de Lorenz