Los fondos de inversión es una de las herramientas preferidas por buena parte de los pequeños y medianos inversores. Pero que en su modalidad de estructurados presenta un formato en donde la rentabilidad puede ser más elevada que en los modelos tradicionales. No obstante, aporta más riesgos en las operaciones ya que se trata de un producto financiero mucho más complejo y que requiere del conocimiento de los usuarios. Es precisamente por este motivo por el cual no está indicado para todos los perfiles de los pequeños y medianos inversores. Sino más bien a los que cuentan con mayor experiencia en esta clase de movimiento en los mercados financieros.

Los productos estructurados son en definitiva una estrategia muy eficaz para sortear el débil rendimiento que ofrecen en estos momentos los productos bancarios. Como por ejemplo, cuentas de alta remuneración, imposiciones a plazo o cualquier otro derivado de la deuda pública. En donde en todos ellos apenas se sobrepasa el nivel del 1 % como consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero en la zona euro. Hasta el punto de que son productos rentables para los ahorradores en general

Antes de abrir posiciones en los mercados de renta variable será completamente fundamental que tengas claro cuáles son los  sectores a donde se van a dirigir tus ahorros. Porque no puedes olvidar que sus comportamientos son claramente diferentes de unos a otros. Con divergencias en las cotizaciones que puede alcanzar niveles de hasta el 3 %. Este es uno de los motivos por lo que es muy importante elegir los sectores bursátiles más adecuados en cada momento. Por encima de otras consideraciones técnicas.

No solo es relevante para configurar la inversión una buena elección del valor, sino también del sector al que pertenece. Esta estrategia debe ejecutarse de forma conjunta para que su eficacia sea mayor. En este sentido, no olvides que casi nunca la evolución de todos los sectores bursátiles siempre es igual. Porque cada uno de ellos se rigen por unos parámetros diferentes y que tienen unas variables que se mueven por otras variables. Para que de esta forma, se puedan formar sus precios en función de la ley y la oferta.

Categorías: Préstamos

Los préstamos por Internet se constituyen en un formato de financiación que puede ser muy interesante para los usuarios en ciertas situaciones por sus especiales condiciones en su contratación. Son líneas de crédito queno necesitan de vinculaciones bancarias y cuyos trámites en su gestión son siempre más ágiles ya que en pocos minutos sus demandantes conocerán si se les ha aprobado o no su solicitud. Una de sus principales características es que no requieren de papeleos y son más sencillos de formalizar, para que de esta manera los importes puedan estar antes en la cuenta corriente.

Los préstamos sin nómina es una de las modalidades más conocidas bajo la que se comercializa esta financiación personal tan especial. Es decir, sus titulares no tendrán que aportar ningún ingreso procedente de su trabajo, ni tan siquiera a través de sus ingresos regulares en el caso de los trabajadores por cuenta propia. Este factor tan relevante de los préstamos online determinan que estén más abiertos a un segmento más amplio de la sociedad: asalariados, universitarios y hasta personas que están en situación de desempleo.

Parecía impensable hace tan solo unos meses y muy especialmente a finales del año 2019. Pero lo cierto es que el índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35, ya está prácticamente en los 9600 puntos. En cierta forma parece que ha cubierto sus objetivos al menos al corto plazo. Pero lo cierto es que esta situación está generando muchas dudas entre los pequeños y medianos inversores. Sobre todo porque no saben qué hacer a partir de estos momentos. Si deshacer sus posiciones en la bolsa o si por el contrario es conveniente estar dentro de los mercados.

De cualquier forma, y en línea perfecta con el resto de las bolsas europeas, la sesión de compras en el Ibex 35 ha llevado que esté posicionado en los niveles anteriormente comentados. Eso sí, como el dinero no para, con la mirada puesta en la reunión de la FED  y ante lo que pueda pasar con el tan temido brexit. Mientras que por otra parte, el precio del petróleo se ha estabiliza tras sus últimas alzas. Todo un cocktail en el que va a ser realmente muy difícil tomar una decisión para proteger el capital disponible por parte de los ahorradores minoristas.

Para que no te vuelva a suceder lo que te pasó en el último año te vamos a da unas pautas de comportamiento para que sepas que es lo que tienes que hacer cuando tu cartera de inversión en la bolsa está en situación negativa. En 2018 el índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35, se dejó un poco más del 15 %, con valores que se derrumbaron por encima del 30 %, como por ejemplo los procedentes del sector bancario. Este es algo que no puedes permitir este nuevo curso bursátil.

El mayor problema de ir perdiendo dinero en los mercados de renta variable es que las cosas pueden ir a peor. Esto es algo que conocen perfectamente los inversores con mayor experiencia en los mercados financieros. Porque siempre son susceptibles de empeorar su situación. Además no puedes olvidar que una tendencia bajista conlleva una depreciación muy importante en la valoración de las acciones. Y no tendrás más remedio que cortar por lo sano este escenario tan perjudicial para tus intereses personales.