¿Se pueden comprar coches embargados?

¿Se pueden comprar coches embargados?

Que los coches nuevos son caros es un hecho. El precio que primero ves siempre es por el más básico, pero siempre tienes que ponerle algunos extras que hacen que se dispare y al final tengas que pensárselo. Por eso muchos optan por coches de segunda mano o kilómetro cero, algo más económicos. Ahora bien, ¿sabes que los coches embargados valen aun menos? ¿Se pueden comprar coches embargados?

Si acabas de descubrir este tipo de vehículos y podrían interesarte por el precio tan suculento que tienen, antes de nada debe informarte de la situación de estos coches. ¿Empezamos?

Qué es un coche embargado

coche deportivo

Lo primero que es necesario que conozcas es qué es un coche embargado. O, mejor dicho, por qué se pueden embargar los coches.

El embargo de un coche es la situación que ocurre cuando hay una falta de pago de las entidades, como pueden ser Hacienda, los bancos, la Seguridad Social, los Ayuntamientos, Juzgados… En el momento en que no se paga, estas entidades actúan sobre los bienes que se tienen y uno de ellos es el coche.

Ahora bien, debes saber que los embargos se pueden producir de dos formas diferentes:

  • Ejecutivo, que es la que ordena un juez.
  • Administrativo, que lo dicta un organismo de la Administración Pública (normalmente Hacienda, un Ayuntamiento o la Seguridad Social).

¿Qué implica tener un coche embargado?

Muchos piensan que cuando tienes un coche embargado este se te retira hasta que pagues la deuda. Pero no es así realmente.

Verás, según la Ley hipotecaria, un embargo dura unos cuatro años, con posibilidad de prórrogas de otros cuatro años. Pasado ese tiempo, deja de ser efectivo (es como si se eliminara).

Para eliminar el embargo, además de esperar esos cuatro años para que prescriba, lo único que se puede hacer es pagar la deuda (para que así vuelva a ser de tu propiedad).

Sin embargo, el que un coche esté embargado no quiere decir que no puedas usarlo. De hecho, puedes conducirlo, puedes pasarle la ITV, contratar el seguro e incluso venderlo.

Coche embargado vs Coche precintado

coche ford

Dentro de los embargos has de saber que hay dos tipos:

  • El coche embargado es el supuesto que te estamos contando. Un coche que ha sido embargado hasta que se pague la deuda, pero que puedes utilizar sin problema.
  • El coche precintado es aquel coche embargado que, además, tiene prohibida su circulación o manejo por parte de uno. Dicho de otra forma, no puedes acceder a él. Y en caso de que lo hagas te lo retirará la policía o lo llevará a un depósito (con lo que además de la deuda podrías tener que pagar el tiempo que pasa en el depósito).

¿Se pueden comprar coches embargados?

La respuesta sencilla y rápida a esta pregunta es sí, se pueden. Pero tienes que tener cuidado.

Hay dos formas de comprar coches embargados:

  • Mediante las subastas públicas o privadas que se celebran.
  • Mediante la compra a particulares que tiene el coche embargado.

Esta última es la más problemática, ya que muchas veces los vendedores «obvian» esa situación del vehículo y los compradores pueden enterarse en el momento en que van a cambiar la titularidad a la DGT (si van ellos) o cuando les llega el aviso de precinto o de retiro del coche.

Si bien la compra en esos casos es un fraude y se recomienda denunciar, los trámites y los problemas que puede dar son bastantes. Por lo que no te lo recomendamos.

Si te preguntas cómo saber si un coche tiene un embargo, la respuesta es sencilla: la DGT tiene la solución. Si acudes a esta con los datos del coche, te pueden decir si hay cargas sobre el vehículo. De esa manera, podrás seguir con la transacción o la terminarás en ese momento.

Si quieres sobre seguro, lo mejor son las subastas. Pero también aquí te enfrentas a una serie de riesgos. Y es que, si bien los coches se venden a precios bastante inferiores de lo que costarían de segunda mano o nuevos, y tienes una gran variedad disponible, muchos adolecen de fallos mecánicos y averías grandes, además de que pueden tener muchos kilómetros o cargas añadidas (es decir, que tengan más deudas que tiene que hacerse cargo el nuevo comprador).

Qué pasa si me venden un coche con embargo

coche en exposicion

Vamos a poner el siguiente supuesto: has estado hablando con una persona que quiere vender su coche. El problema es que no te ha dicho en ningún momento que este tenía un embargo (porque al fin y al cabo la deuda la tiene el propietario, no el coche, de ahí que no te dijera nada). Y de repente, te ves con un coche que tiene unas cargas encima.

Lo primero que deberías haber hecho es solicitar a la DGT un informe. Para ello, lo único que necesitas es la matrícula del coche. En la DGT verán si tiene cargas y deudas pendientes sobre ese vehículo, y también si tiene la ITV en regla, cuántos propietarios ha tenido…

Después, en el contrato debería haberse reflejado que hay una deuda sobre ese coche, y las condiciones en que esa deuda se paga. Además, para que sea totalmente legal, el dinero que se obtiene de la venta debería utilizarse para quitar el embargo del coche. Y ha de reflejarse también en el contrato.

Si esto no se ha hecho se puede denunciar porque se incurre en un delito de alzamiento de bienes y eso implica multas y penas de prisión.

Siguiendo con este supuesto, imagina que el coche no solo está embargado, sino también precintado. Eso implica que, cuando quieres cambiar la titularidad en Tráfico, te lo harán, pero te avisarán que no tienes permiso de circulación puesto que ese vehículo no puede circular.

En ese caso, si no sabías nada, lo mejor es denunciarlo por estafa y acudir al juzgado o entidad que ordenó el embargo para demostrar que tú solo has actuado de buena fe y que te han engañado. También se permite que tú pagues la deuda (para utilizar el coche) y la añadas a la denuncia que presentes. Pero no vas a tener seguridad de recuperar ese dinero.

Ahora que sabes más sobre los coches embargados y si se pueden comprar coches embargados, ¿tomarías la decisión de comprar uno así?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.