Psicología al invertir

Trampas psicologógicas que afectan al invertir

La relación de las personas con el mundo es diferente en cada caso. De manera general sin embargo, existen ciertos patrones, relaciones, sesgos, y comportamientos que son parecidos. Esa relación entre la naturaleza humana y las inversiones, es realmente muy estrecha. Puede que el dinero no tenga sentimientos sobre la gente, pero la gente si tiene sentimientos sobre el dinero. Una relación totalmente irracional, pero que lógicamente ocurre. De allí la importancia de entender la psicología al invertir.

Actuamos de manera inconsciente casi la mayor parte del tiempo, un 95% de él aproximadamente. Abstraerse y ver los sucesos con la perspectiva adecuada, es esencial en la toma de decisiones. Y cuando se trata del capital que se puede tener en la cartera, lo último que habría que hacer es tomar decisiones no racionales. Sin embargo, somos humanos, y no podemos ser racionales el 100% del tiempo. Por eso mismo, voy a hablar de ciertas pautas que se desarrollan de forma generalizada. Lo que te va a llevar a detectar cuando están influyendo factores en tus decisiones, que no deberían de estar allí.

El sesgo de la confirmación en la inversión

Sesgos cognitivos que afectan al invertir y al dinero

El sesgo de confirmación es la tendencia de las personas a dar prioridad a esa información que favorece o afirma sus teorías e hipótesis sobre algo. Ejemplos:

  • Una persona cree que la Tierra es plana. Busca información que favorezca su forma de pensar. Encuentra la información, y piensa «Ajá! Lo sabía! La Tierra es plana!».
  • Una persona cree que existe una conspiración sobre algo. Busca información que valide sus teorías y la encuentra. Nuevamente piensa… «Qué inteligente soy! Tenía razón!».

Existen dos tipos de razonamiento, el deductivo y el inductivo. El deductivo se centra en premisas para llegar a una conclusión, y el inductivo en buscar premisas que validen una conclusión. El sesgo de confirmación pues, es un error sistémico acerca del razonamiento inductivo. Una tendencia general que al final, en menor o mayor grado, todas las personas mostramos.

Es altamente peligroso y destructivo, y por esto lo pongo en primer lugar. Afecta directamente más de lo que se puede pensar en nuestra vida, y por supuesto financieramente. Es un hecho comprobado que muchos inversores tienden a creer que una inversión que han elegido puede ser buena, pero se sienten inseguros (miedo). A partir de allí, buscar información que apoyen sus teorías es un error. Un inversor que caiga en este tipo de comportamiento debería detenerse y no invertir. A no ser, que sus conclusiones sean lo bastante sólidas como para no depender de la opinión ni valoración ajena.

características psicológicas que nos definen en las finanzas

De no actuar en consecuencia, se pueden tomar decisiones precipitadas y sobreconfiadas y pagar en exceso algo que no lo vale. Observaréis este comportamiento en las burbujas económicas.

¿Cómo defenderse del sesgo de confirmación?

En caso que un inversor comience a desarrollar este sesgo, existen técnicas para detenerlo. Una de ellas se trata de imaginar la postura de alguien que no invertiría en la empresa escogida. A partir de allí, dar argumentos que nieguen que es una buena inversión. Tener una especie de «discusión».

Otra técnica es la de imaginar que se ha perdido toda o gran parte de la inversión, y preguntarse a uno mismo por qué podría ocurrir eso.

Los inversores que basan sus decisiones sin permitir caer en el sesgo de confirmación obtienen mayores beneficios.

Búsqueda de patrones (pareidolia en finanzas)

En segundo lugar, y también muy destructiva. Una de las formas en como tu cerebro puede engañarte es por su configuración. Estamos programados para buscar analogías, semejanzas y patrones en todos los lugares. Es como un software que viene instalado en ti, no vas a desprenderte de él. El no tener noción de este fenómeno te llevará a creer las posibles «falacias» que tu cerebro ha construido, pero que son en realidad una ilusión.

Pareidolia en finanzas y trampas mentales

  • No se trata de un problema de inteligencia. De hecho es la base en como conocemos el mundo, damos sentido a las palabras, comprendemos el entorno, y anticipamos que algo puede ocurrir.
  • Las supersticiones. Que algo haya ocurrido muchas veces no significa que vuelva a suceder. Siempre y cuando las razones sean sólidas.

Si eres una persona lógica, matemática y por ende analítica, estoy seguro que sin querer verás patrones en muchas cotizaciones. Esta habilidad es increíble, además se hace de forma constante y compulsivamente. Pero igual que hay nubes que parecen caras y no lo son, debes aprender que ocurren cosas sin conexiones entre si.

Efecto por arrastre, psicología al invertir

Conocido como efecto Bandwagon, de subirse al carro. Se genera por el oportunismo de ver como a otras personas creen en algo y se quiere imitar. A menudo, porque las cosas van bien (o eso parece). Y lo que suele propiciar es que aumenta la demanda sobre un producto o acción, por ejemplo. Al aumentar la demanda, suele subir el precio, y si muchas personas consiguen beneficios, otras comienzan a interesarse para no perder la oportunidad, elevando todavía más la demanda y por consiguiente el precio.

Como aprender a identificar burbujas financieras

Es el principal de los efectos que propician burbujas en las finanzas. Suele atrapar a muchas personas, incluso a algunas con buenos dotes y psicología al invertir. Y la mejor forma de defenderse es observar que todo el mundo hace lo mismo, detenerse a pensar, y preguntarse «¿En qué me estoy equivocando?» Evitar entrar en estas espirales de euforia colectiva, va a protegerte casi siempre de las mayores pérdidas de capital que se pueden incurrir.

Ejemplo de efecto de arrastre para una acción

Actualmente podemos encontrar acciones de empresas que cotizan en el mercado bursátil, cuyos números nos arrojan unos múltiplos de valoraciones muy altos por sus beneficios netos. Sí, en gran medida son esas empresas de filosofía de inversión «growth». Sin embargo no siempre todas van a cumplir sus expectativas, y es que a veces hay valoraciones que pueden resultar muy altas. Tanto que sobre papel a veces ocurren escenarios un poco pintorescos. Vamos a imaginar un ejemplo que puede se un caso real.

Imagínate que te encuentras a tu vecino. Y te explica que tiene una empresa cuyo patrimonio neto vale 50.700$, y que tiene una deuda de 105.300$ y que está pensando en venderla. Es decir, que si pudiera vender todos sus fondos propios más o menos podría pagar la mitad de lo que debe. Le preguntas… «¿Oye, y cuánto ganaste el último año?» Y te contesta que ganó 12.000$. Como eres una persona muy avispada, te da por mirar los resultados de años anteriores. Y ves que su deuda aumenta más rápido de lo que gana.

Artículo relacionado:
Dónde invertir en bolsa

Dadas las circunstancias actuales, le preguntas por cuánto la vende, y te contesta que por 1.640.000$ una empresa que da 12.000$ al año con una deuda que no para de crecer. ¿Qué le contestarías? «Ah pues sí, 1.640.000$ me parece un precio justo!» o más bien te quedarías pensando… «Esto no puede ser posible».

La importancia de la psicología al invertir en bolsa

A veces podemos caer en la tentativa y ver activos que no paran de subir de precio para beneficiarnos de ese éxito. El problema radicaría en olvidar que al final las acciones representan porciones de empresas reales y que esa valoración puede no ser muy lógica. No siempre todo tiene su precio justo, ya que el modelo o las expectativas de crecimiento pueden ayudar a que la valoración sea más o menos alta. Mantener una psicología fría al invertir nos ayudará a alejarnos de burbujas.

Deudas Vs Expectativas

¿Conoces de alguien que cada vez acumula más deudas? Que entra en ese bucle del que no se sale. ¿Sabes si tiene ahorros y quiere invertirlos, qué espera ganar? Bien, este caso es sencillo de entender, pero por alguna razón, he observado este comportamiento de manera muy generalizada.

Hay personas que o bien por tener créditos para la empresa, hipotecas, o cualquier deuda con tarjetas, etc., pagan intereses del orden del 6-7% o incluso más. Porcentajes realmente monstruosos. El problema viene, en que si llega a ahorrar algo, que uso se le pretende dar a ese dinero. La paradoja es cuando una persona decide que lo más acertado, es invertir en bolsa o adquirir productos que dan un interés del 2% (por ejemplo). Si se tiene una buena psicología al invertir, y no caemos en la ilusión del dinero, veremos que esta decisión es desacertada.

Errores más comunes al invertir en la bolsa de valores y acciones

Ejemplos de un mal uso por ilusión del dinero

Veamos las cosas con perspectiva:

  • Se contrae una deuda del 7% o más. Y se tiene una liquidez («sobrante») del que se pretende ganar un 2%. Supongamos además, que sus ahorros son iguales a su deuda…

Si yo dijera «he contraído un crédito de 20.000€ al 7%, y con esos 20.000€ voy a adquirir un producto que me garantiza un 2% anual»… Cualquier persona en su sano juicio pensaría o que lo estoy mintiendo o que no tengo ni idea de lo que digo.

Bien, esto lo digo enfocado a aquellas personas que por tener una deuda grande creen que lo más inteligente es no deshacerse de ella y adquirir otros productos. Puede ser que la persona como filosofía de vida, no le interese entrar en reducir su deuda y vivir el día a día. Perfectamente respetable. Pero ahorrar, manteniendo una deuda, y adquirir retornos inferiores al interés que se está pagando… No. Simplemente no tiene fundamento lógico.

Espero que estas lecciones te hayan servido, y que tus decisiones económicas y en tu vida sean más acertadas a partir de ahora. Conocer nuestras trampas mentales y como funciona tu psicología al invertir, te acabará ayudando a tomar mejores decisiones, y no cometer tantos errores.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.