¿Qué hacer con las plusvalías en la bolsa?

plusvalíasSi eres una de esas personas que has entrado en los mercados de renta variable a partir de primeros de este año con toda seguridad que dispondrás de unas amplias plusvalías en tu cuenta de valores. Porque en efecto, la rentabilidad del índice de referencia de la bolsa española en este periodo es muy cercana al 15 %. Y que incluso en algunos valores se ha llegado a niveles aún más satisfactorios para los intereses de los pequeños y medianos inversores. En un ejercicio que sin lugar a dudas habría que calificarlo como de claramente positivo para los ahorradores españoles.

Como consecuencia de esta excelente evolución de los mercados de renta variable llega un problema que puede ser muy satisfactorio para todos los usuarios. Desde luego que no es otro que hacer con las plusvalías obtenidas hasta estos precisos momentos. Porque en efecto, es ya el momento que deba plantearse que tienes que hacer con estas ganancias. Si mantener las actuales posiciones o por si el contrario es el momento más oportuno para vender las acciones. Para de esta manera, disfrutar de las ganancias en aquellas cosas que deseas

Una de las estrategias que debes emplear durante estos días es analizar el estado de tus cuentas bancarias. Para conocer cuál es la estrategia que mejor te viene a partir de estos momentos. Además de conocer el estado de los diferentes mercados financieros para saber a dónde tienes qué dirigir tus aportaciones económicas. Para que finalmente nada quede en manos de la improvisación. Será una labor que no deberás demorar mucho si desea rentabilizar tus ahorros pero también disfrutarlo. Es algo básico en toda clase de inversores, tanto en los más agresivos como en los conservadores o defensivos.

Plusvalías: vender las posiciones

Uno de los primeros planteamientos que puedes asumir es vender las acciones de los valores invertidos durante este año. Pero no a cualquier precio, sino siempre en las mejores condiciones que te ofrezcan los mercados de renta variable. En cualquier caso, debes saber que es un buen momento para deshacer las posiciones después de las revalorizaciones de la renta variable española. Porque en efecto, es preferible disfrutar de estas ganancias que seguir tentando a la suerte durante los próximos meses. Para ello te vamos a dar una serie de consejos que te serán muy útiles para apurar las ventas y puedas obtener un poco más de beneficio.

Una de estas singulares estrategias pasa necesariamente por aprovechar las fuertes subidas para vender las acciones. Se trata de un escenario que con toda seguridad se producirá a partir de estos momentos. Para conseguir este anhelado objetivo debes plantearte un precio objetivo y realizable para abandonar los mercados financieros. Nunca lo realices en procesos correctivos o de bajadas puntuales en la bolsa. Porque será una forma de limitar las ganancias, incluso de una forma muy agresiva en alguno de los escenarios más negativos que puedan generarse en los mercados financieros. Desde luego que no te quedará más remedio que ajustar el precio para salir de los activos financieros.

Ventas parciales en vez de totales

ventasSi no deseas abandonar definitivamente los mercados de renta variable dispones de otra estrategia que puedes satisfacer tu demanda con todo rigor. Se trata de realizar ventas parciales en vez de hacerlo globalmente. De esta forma, estarás en disposición de combinar las dos técnicas a las que se dirigen tus planteamientos. Por una parte, podrás disfrutar de las plusvalías conseguidas hasta este momento. Y por otra, tendrás la oportunidad de seguir en los mercados financieros para seguir rentabilizando los ahorros de cara a los próximos meses. Se trata de una posición intermedia que puedes ayudar a cualquier perfil de pequeño y medianos inversor. Porque cumple con todas las perspectivas que buscas en tus relaciones con el siempre complicado mundo del dinero.

En cualquier caso, lo que deberás valorar por encima de todo es el porcentaje que debe emplearse en cada una de las estrategias en la inversión. No obstante, en su aplicación deberá valorarse mucho el perfil que presentas como inversor. Porque será diferente desde un planteamiento agresivo a otros mucho conservador. No en vano, será una de las grandes diferencias al llevar a cabo esta estrategia tan especial para defender tus intereses y preservar tus ganancias por encima de otras consideraciones técnicas.

Reinvertirlo en otros productos

Si al final tu decisión se inclina por la venta de acciones siempre te quedará el recurso de dirigir estas aportaciones a otros productos financieros. Preferentemente de la renta fija para preservar y garantizar los ahorros. Una idea en este sentido puede canalizarse a través de los depósitos a plazo. Porque con esta actuación tan sencilla estarás en mejores condiciones de ampliar tus ganancias al obtener una rentabilidad fija y garantizada desde este preciso momento. Es cierto que los importes que obtendrás no son espectaculares, pero al menos generarás todos los meses un retorno que puede superar levemente la barrera del 1 %.

Por otra parte, siempre podrás volver a los mercados financieros en el momento más oportuno. Después de un merecido descanso en los mercados de renta variable y volver aún más fuerza si cabe. Incluso analizando cuáles son los mejores valores de cada momento y aprovechando un escenario alcista de los mercados financieros. No en vano, se trata de una de las estrategia utilizadas por los inversores que cuentan con mayor experiencias en toda clase de activos financieros. Solamente deberás cumplir con un requisito que es muy necesario. No es otro que conocer cuál es el mejor momento para entrar y salir de los mercados financieros. Algo que no es siempre fácil de conseguir. Para realizarlo correctamente no te quedará otro remedio que ser disciplinado y llevar a cabo una estrategia debidamente calculada.

¿Por qué no vender las acciones?

Por el contrario, también puede seguir en el mundo de la bolsa para tratar de apurar las ganancias conseguidas hasta estos momentos. Esta actuación te permitirá ser mucho más agresivo en  tus planteamientos con respecto al mundo de la inversión. Es cierto que el riesgo es mucho mayor, pero a cambio estarás en mejores condiciones para ampliar el saldo de tu cuenta corriente. No obstante, hay ciertos escenarios en donde esta estrategia puede ser muy útil para tus intereses. Además, será necesario que sea compatible con el perfil que presentes como pequeño y mediano inversor.

Uno de estos escenarios en donde es ventajoso el mantenimiento de tus posiciones en la renta variable es cuando los índices de la bolsa se mueven bajo una tendencia claramente alcista. Entre otras razones, porque con toda seguridad tus ganancias seguirán corriendo. Es decir, las ampliarás en función de la intensidad de estas subidas. Es una táctica que puede ser utilizada por los inversores más agresivos que no se conforman con los niveles de plusvalías adquiridos hasta ahora. No en vano, la recompensa que puedes obtener será mucho más satisfactoria para tus intereses.

Mantener las posiciones

posicionesOtra de las principales ventajas de aplicar este método en la inversión se basa en que puede ayudarte a crear una bolsa de ahorro mucho más estable que hasta estos momentos. Pero para que esto sea de esta manera, no tendrás otra solución que optar por los valores más correctos para desarrollar esta estrategia tan peculiar. A través de compañías de una gran capitalización y que no presente una excesiva volatilidad en la cotización de sus precios. Como por ejemplo, en los denominados valores hucha que son los que muestran pequeñas pero continuadas revalorizaciones que son muy propicias para mejorar el patrimonio de los usuarios bursátiles.

También se puede optar por los valores con dividendos y que propician que los ahorradores puedan disponer todos los años de un importe fijo y garantizado. Con porcentajes que oscilan desde el 3 % y hasta el 9 %, en función de las propuestas seleccionadas a partir de estos momentos. Como consecuencia de esta estrategia, siempre dispondrás de liquidez en tu cuenta corriente para gastarlo en cualquier necesidad que se le presente. Todo ello independientemente de cuál sea la evolución del valor en los mercados financieros. En estos casos, puede ser muy beneficioso para los intereses de los inversores. Aunque en cualquier caso, estableciendo un precio de venta más o menos razonable para ser ejecutado en los mercados financieros.

Realizar recompras de las acciones

Por último, también puedes vender tus acciones para recomprarlas más adelante. Cuando se produzcan correcciones muy importantes en los mercados. Para que de esta manera, el potencial de crecimiento de tus inversiones sean mucho más potente que hasta estos momentos. Porque entre otras razones, tendrás un más elevado posicionamiento en los valores elegidos para n emplear esta estrategia más sofisticada.

No obstante, deberás aportar una mayor experiencia en las operaciones de estas características. Porque tienes altas probabilidades de conseguir tus objetivos. Aunque en todos los casos, no tendrás más remedio que ajustas las compras y ventas. Con una meta muy bien definida ya que reside en hacer más rentables las operaciones en la bolsa. No deberás realizarlas bajo el mando de la improvisación ya que mermarán tus posibilidades de mejorar tus posiciones en los mercados de renta variable.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *