¿Cuantas formas tienen los inversores de proteger sus ahorros?

protegerSin lugar a dudas que el principal objetivo que genera que inviertas tus ahorros en la renta variable conduce a buscar un rendimiento máximo de los mismos. Es algo obvio y que está fuera de toda duda. Pero otras de tus obligaciones será la de proteger tus ahorros correctamente. Algo normal y lógico al tratarse de mercados financieros. En donde es necesario buscar las más altas garantía en las inversiones. No en vano, son muchos los euros que te estás jugando a ellas. Por tanto, no hay que dejar margen para las improvisaciones.

Hay muchas formas para que protegerse de la bolsa sea algo más que una simple intención. Deberás elaborar un plan de actuación en el que estén presentes diferentes estrategias para conseguir estos objetivos de una manera eficaz. No solamente dispones de varias alternativas, sino que también son de diferente naturaleza. Tal y como vas a comprobar a través de este artículo. En donde lo único que tendrás que hacer es aplicaras son disciplina a partir de estos momentos. No tan solo en la bolsa, sino en cualquier activo financiero.

Para que puedas actuar en los mayores financieros con mayores garantías de éxito, no te quedará más remedio que hacer caso, sino a todos, sí que al menos a algunas de las propuestas que te vamos a sugerir desde estos precisos momentos. Con el objetivo que puedas evitar cualquier situación desagradable para tus intereses. Como puede que ya te haya pasado en ejercicios precedentes. ¿Deseas conocer cómo puedes estar más protegido desde estos momentos? Pues pon algo de atención porque te va mucho en ello.

Proteger: ¿por qué hacerlo?

Para llevar a cabo estas actuaciones en los mercados de renta variable, deberás saber los motivos por lo que optas por aplicar este singular plan de prevención en las inversiones. El principal, es buscar una más alta garantía sobre las operaciones realizadas. Peor también, como fórmula para optimizar aún más tus posiciones en la bolsa. Incluso pueden hacerte ganar más dinero en algún que otro caso en concreto. Por tanto, no deberás minusvalorar los efectos de esta estrategia que vas a emplear a partir de estos momentos.

En buena parte, tu dinero dependerá del éxito o no de estas medidas preventivas. Con independencia de cuál fuese tu perfil como pequeño y mediano inversor que eres. Moderado, conservador, agresivos u otros en función de tus necesidades personales y financieras. Será un esfuerzo añadido que tendrás que mantener en todas las operaciones financieras que formalices. Así como para todos los periodos de permanencia que selecciones: corto, medio o largo plazo. Y por supuesto que teniendo muy claro lo que deseas lograr mientras duran tus relaciones con el apasionante mundo del dinero. Pero también con muchos riesgos por el camino.

Evitar valores conflictivos

valoresLa primera norma del buen inversor, a la vez que prudente, es abstenerse de los valores más conflictivos de los mercados de renta variable. Los hay por doquier y acechan a las ofertas que te sugieren algunos intermediarios financieros. No es buen momento para lidiar con ellos. Tienes mucho que perder en sus operaciones. Quizás más que ganar y esto es algo que tienes que valorar correctamente. No en vano, eres tú mismo quien arriesga con tus inversiones. En algunos casos, de una forma innecesaria y hasta puede que sin ningún rigor.

Desde este escenario internacional, uno de tus primeros objetivos es invertir tu patrimonio con un poco de rigor en la selección de valores que deberán conformar a partir de estos momentos tu cartera de inversión totalmente personalizada. No deberás centrarte en valores muy especulativos que cuentan con una volatilidad en los precios por encima de lo habitual. Con unas diferencias en sus precios que pueden alcanzar el 10%. Incluso más lejos en algunos de los casos más pronunciados en esta clase de valores.

No inviertas en productos sofisticados

Otra de las claves para proteger con mayores garantías tu dinero es olvidándote de tomar posiciones en los productos financieros más agresivos. En especial si tu fuente de conocimientos no es la más adecuada. Pueden traerte más de un problema en ciertos momentos de la inversión. No es conveniente que abuses de estos modelos. No en vano, son muy propensos para dejarte muchos euros por el camino. Bastante más de lo que puedas imaginarte.

Aunque sean propuestas muy sugerentes por su alto potencial de crecimiento, son muy peligrosas de cumplimentar. En todo caso, bajo aportaciones monetarias muy modestas y que no te influyen en el estado general de tus cuentas corrientes. Dispones de otras alternativas más seguras y que te permiten generar un importante retorno a tus ahorros. Merecerá la pena que ejerzas esta estrategia de inversión. Además, te evitarás que estés de mal humor todos los días ante las bajadas que puedas sufrir en sus precios.

Son los valores de carácter especulativo que tienes que evitar por encima de todo. Si de verdad la intención que tienes es preservar tus principales fuentes de ahorro. Debes recordar que con esta clase de propuestas en la renta variable, tienes mucho más que perder que ganar. No lo olvides a partir de estos momentos si deseas que tus operaciones no sean fuente de grandes disgustos. Y hasta de una alguna operaciones bursátil con importantes minusvalías en tu cuenta de resultados.

Contrata los productos conocidos

productosSi quieres invertir con mayor seguridad no te quedará más remedio que ser muy selectivo en las operaciones realizadas. Y que mejor manera que decantándote por los modelos de inversión que mejor conoces. O al menos que estás más habituado a operar con ellos. Mientras mejor los conozcas tendrás mayores oportunidades con los rendimientos de tus operaciones en los mercados de renta variable.

Si no estuviesen indicados a tu perfil como inversor, será mejor que desistas del intento. Tienes muchas alternativas en donde escoger. Con mayores garantías en los movimientos que formalices. No en vano, sus operativas no te serán tan extrañas. Puedes moverte con un margen de movimientos más amplios que en los restantes.

Diversificar las inversiones

Una de las estrategias más eficaces para preservar tus intereses en la inversión es invirtiendo tus ahorros en diferentes modelos de gestión. No debes de centrarte en un solo valor o producto financiero. Sino que puedes combinar la renta fija con la variable, incluso a través de otras alternativas. Deberán estar presentes varios activos financieros para dar flexibilidad a la inversión. Tienes muchas opciones en donde elegir: divisas, metales preciosos, materias primas, etc.

De esta forma, estarás protegiendo tus posiciones. Ante cualquier reacción desfavorables en alguno de los productos financieros contratados. Además, es un sistema que puede ayudarte a que mejores en cuanto a los rendimientos que puedas generar a partir de la aplicación de esta eficaz propuesta. No te costará nada imponerla y son muchas más las cosas que te puede aportar que las desventajas que aportan este modelo de inversión. También puedes combinarlo con los productos bancarios de siempre. Depósitos a plazo, pagarés, planes de ahorro y cuentas de alta remuneración, entre los más importantes.

Orden de limitación de pérdidas

De gran trascendencia es que a tus órdenes de compra y venta las condiciones con un mandato que limite las pérdidas. Son las conocidas como stop loss. Son fáciles de aplicar y no te supondrá ningún gasto adicional que perjudique el saldo de tun cuenta corriente. Para que de esta forma, solamente  pierdas el dinero que puedes asumir realmente. De esta manera, estarás en condiciones de proteger tu patrimonio a través de una estrategia racional y altamente eficaz.

Hasta el punto que estarás en mejores condiciones de plantearte tus inversiones con mayor éxito en cuanto a los resultados de tus operaciones. Una de las finalidades este plan de actuaciones es que reducirás las fugas en las operaciones en renta variable de una forma notable. Es muy conveniente que lo puedas formalizar a partir de estos momentos. Serán muchos los beneficios que podrás obtener sin mayores esfuerzos en tus planteamientos en los mercados financieros.

No invertir todos los ahorros

ahorrosBajo ningún aspecto deberás invertir todos tus ahorros en la renta variable-. Será otra de las estrategias que tendrás para controlar los riesgos que se derivan de estas operaciones. Al menos, aquella parte del presupuesto familiar que vas a necesitar durante los próximos meses. En donde deberás afrontar las facturas domésticas, colegio de los niños, deudas y otro cualquier gasto no esperado y que pueden presentarse en cualquier momento. Con que destines entre el 30% y 60% del mismo será suficiente como para que puedas satisfacer tus demandas.

Además, en este escenario te ayudará a que puedas minimizar las pérdidas en las situaciones más comprometidas. Es una posición muy conservadora pero con una alta dosis de pragmatismo que puede serte muy útil para proteger tus posiciones. No solamente en la renta variable, sino a través de otros activos financieros. La puedes emplear en cualquier momento y situación. Con la ventaja que te aportará una mayor liquidez a tu cuenta corriente.

Con productos garantizados

Si optas por esta característica, dispondrás de una rentabilidad anual y fija todos los años. Pero con la ventaja que siempre estará garantizada. Aunque el retorno sobre los ahorros no será tan atractivo como a través de otros productos financieros. Hasta podrás destinar mayores aportaciones los productos que presenten esta cualidad. Esta opción de inversión la puedes detectar en ciertos productos a para la inversión. Fundamentalmente en fondos de inversión y cotizados.

¿Quieres rentabilizar tu dinero?
No te pierdas estos consejos para aumentar tus ingresos y ganar más dinero cada mes.
El secreto de los ricos para ganar dineroGana dinero mientras duermes

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario