¿Cuáles son los errores de bulto que cometen los inversores?

erroresEn la renta variable no siempre se gana, sino que como es completamente lógico también ser producen pérdidas en las operaciones realizadas. En buena parte de las ocasiones como producto de la mala suerte. Pero también en un porcentaje muy importante como consecuencia de los errores que puedes cometer en los mercados financieros. En donde algunas veces son debidas a errores de bulto derivados de tus estrategias en la inversión. Son precisamente estas pérdidas las que pueden evitarse si identificas en qué cosas te has equivocado. Es el mejor de los caminos para que estas situaciones no vuelvan a suceder a partir de estos momentos.

Los errores en bolsa son lógico que puedan suceder, pero de la misma forma pueden evitarse. O por los menos poner todas las herramientas para que vuelvan a ocurrir estos pequeños o grandes fallos en tus decisiones en los mercados de renta variable. Porque en efecto, puede suponer un importante lastre para el saldo de tu cuenta corriente. En especial, cuando se desarrollan con más frecuencias y para desgracia de estos inversores tan poco afortunados. Es uno de los peores escenarios que te pueden pasar en la renta variable. ¿Quieres que de verdad esto no te suceda?

Puede que sea uno de los errores más inocentes el que te haya provocado esta mala noticia y que ha generado que hayas tenido que vender tus acciones con nivel de pérdidas en tu estado de cuentas actual. La mejor forma para no repetir esta clase de errores es reconocerlos y aprender estas actuaciones tan poco deseadas para tus intereses de pequeño y mediano inversor. Será un pequeño proceso de aprendizaje por el deberás pasar a partir de estos momentos. No tendrás otra solución más satisfactoria.

Errores: no planificar las inversiones

planificarNo cabe duda de que esta actuación habrá sido el detonante de alguna que otra operación mal realizada en los mercados de renta variable. Porque en efecto, quizás no sepas cuál es tu nivel de partida o incluso algo pero como es no determinar cuál es el plazo de permanencia al que deben dirigirse tus operaciones en bolsa. O algo tan sencillo como es desconocer la realidad de los valores que han determinado tus compras. No en vano, no puedes olvidar que lo que se trata es de generar el equilibrio entre los recursos y las necesidades a través del tiempo.

No planificar las inversiones es uno de los errores de bulto más frecuentes entre cualquier perfil de inversores. No solamente pueden hacerte perder dinero en las operaciones, sino que también te pueden hacer variar los plazos de permanencia. Por este motivo, es muy importante que te plantees unos objetivos y emplear una estrategia correcta para llevarlos a cabo sin muchas dificultades. Por supuesto que cualquier indefinición de tus apuestas en bolsa conducirán a situaciones realmente no deseadas.

No asumir riesgos

¿Cuántas oportunidades has perdido por no asumir unos riesgos más o menos controlados? No puedes olvidarte en ningún momento que estamos hablando de bolsa y ello implica un mayor nivel de riesgo que a través de otros productos financieros. En este sentido, deberás ser consecuente con tu línea de actuación para conseguir tus principales objetivos. En el actual contexto de la inversión, la única alternativa para conseguir mejorar la rentabilidad es abriéndote a los riesgos que genera la renta variable. Es la condición para que el saldo de tu cuenta corriente sea más boyante todos los años. No tendrás otros recursos, ni tan siquiera en los modelos de ahorro procedentes de la renta fija.

Además, no puedes olvidar que aunque seas un inversor moderado puedes estar en condiciones de asumir una cierta volatilidad. No con otro objetivo que alcanzar una rentabilidad superior a la que te ofrecen otras propuestas financieras. En cualquier caso, deberá estar apoyado por el perfil que presentes como pequeño y mediano inversor. De todas las maneras, si deseas preservar tus ahorros con mayor eficacia y seguridad, los fondos de inversión se han convertido en el punto de confluencia entre los inversores más conservadores y los más agresivos. Puedes buscar un punto intermedio entre ambos intereses.

No puedes ser impaciente

impacienteUno de los mayores enemigos de los inversores es su impaciencia. Hasta el punto que puede dar al traste con todas sus expectativas. No es extraño que muchos de estos usuarios hayan desarrollado malas operaciones durante sus relaciones con el mundo del dinero. Y que de haber esperado un poco más podrían haber conseguido generosos beneficios en su cuenta de resultados. Saber esperar es una de las cualidades más valoradas en cualquier perfil de usuario bursátil. Como seguramente conocerás a través de algunas de tus operaciones en los mercados de renta variable.

No en vano, de los mayores defectos es tratar de conseguir las máximas rentabilidades en poco espacio de tiempo. Sin tener en cuenta a otra serie de consideraciones muy relevantes para lograr las metas en los mercados financieros. Para que todo se desarrolle correctamente, no tendrás otra solución que ser muy disciplinado y seguir fielmente los criterios de riesgo. Y si pudiese ser, también fijarte unos objetivos mínimos desde el principio. Pero nunca es una buena idea tratar de ser millonario de la noche a la mañana. Las prisas no son un buen aliado para proteger tus posiciones en la bolsa. Casi siempre salen las cosas mal, tal y como habrás podido comprobar a través de actuaciones pasadas.

No diversificar las inversiones

Desde luego que otro grave error que puedes cometer consiste en no diversificar tus ahorros. O lo que es lo mismo, destinarlo única y exclusivamente a un solo valor u activo financiero. No es la mejor de las estrategias para defender tus intereses, sino todo lo contrario. Hasta el punto que invertir todos tus ahorros en un solo modelo de inversión es una de las peores estrategias que puedes desarrollar a partir de estos momentos. No te quedará más remedio que subsanar esta incidencia operativa.

Una idea muy eficaz para combatir este serio problema en la inversión se basa en decantarse por los fondos multiactivo. No en vano, sus gestores están en condiciones de distribuir la inversión con gran flexibilidad. Y lo más importante, en cualquier clase de activos financieros. Hasta el punto que te permitirá aprovechar los movimientos de los mercados. Incluso en los escenarios más adversos para los mercados financieros. Es algo que te habrás pasado con cierta frecuencia que no sepas que hacer con tus ahorros cuando las bolsas empiezan a caer en picado y que te invitan a salir de los mercados.

No dejarse aconsejar

consejosSer autosuficiente en bolsa puede provocar que pierdas mucho dinero en las operaciones realizadas. De vez en cuando, al menos, conviene que seas receptivo a las opiniones de quienes conocen como se desarrollan las inversiones y saben cuáles son los productos financieros que mejor están adaptados a tus necesidades reales. Por tanto, si no eres  un experto, es recomendable dejarte asesorar por un profesional de las inversiones. Será una forma muy sencilla para proteger tu patrimonio. Pero en cualquier caso, deberán ser unos profesionales independientes y alejados de cualquier interés comercial o dependencia de ciertas firmas o marcas empresariales.

Esta actuación es francamente válida cuando tus conocimientos financieros no son muy amplios. Porque al fin y al cabo, serás tú mismo quien finalmente tenga que tomar la decisión sobre lo que tiene que hacer. Además, es un servicio que puedes llevar a cabo a través de tu banco de siempre. De forma totalmente gratuita y a la que puedes acceder en cualquier momento y sin la necesidad de contratar ninguna clase de prestaciones. Se trata de una estrategia que siempre la tendrás a mano por si es necesaria su aportación.

Ser demasiado inmovilista

Muchas veces un exceso de conservadurismo puede perjudicarte en tus operaciones en renta variable. Conviene acudir a los mejores productos financieros en cada momento y que no siempre son los mismos. Para que todo se desarrolle correctamente, no tendrás otra solución que estar muy al tanto de cómo es la evolución de la economía internacional. Para que de esta manera, puedas invertir tu patrimonio con mayor eficacia. En muchos casos, incluso será necesario que cambies de estrategia o de cartera. Tienes que estar abierto a todas las oportunidades de negocio que se te presente a partir de estos momentos.

No tienes porqué invertir siempre en los mismo productos financieros. No en vano, puede ser muy perjudicial para tus intereses personales. Porque los mercados financieros son muy flexibles y van cambiando a cada día. Lo que es bueno para el día de hoy, puede que no lo sea para mañana. Tienes que ser muy activo para buscar nuevos modelos para desarrollar nuevas estrategias en la inversión.

Con toda seguridad que habrá una serie de productos financieros de lo que no has tenido noticias jamás y puede que sea muy favorable contratar en estos momentos. Pues bien, todo esto pasa por que puede que seas excesivamente inmovilista en tus relaciones con el mundo del dinero. De todas formas, siempre estás a tiempo para cambiar este perfil tan conservador que presentas para realizar tus operaciones en los mercados financieros. Porque en efecto, son muchos los euros que están en juego. Y no puedes olvidar que tú objetivo más inmediato es rentabilizar todos tus ahorros. Por encima de otras consideraciones estratégicas.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   moneyman dijo

    Así que vas a invertir en la bolsa de valores.
    ¿Qué tipo de persona eres? ¿Es usted un tomador de riesgos, dispuesto a tirar dinero con la oportunidad de hacer un montón de dinero, o prefiere una cosa más “segura”? ¿Cuál sería su respuesta probable a una caída del 10% en una sola acción en un día o una caída del 35% en el curso de algunas semanas? ¿Lo venderías todo en pánico?

    Las respuestas a estas y preguntas similares le llevará a considerar diferentes tipos de inversiones de capital, tales como fondos mutuos o de índice versus acciones individuales. Si usted no es naturalmente alguien que asume riesgos, y se siente incómodo haciéndolo pero todavía quiere invertir en acciones, la mejor apuesta para usted podría ser fondos mutuos o fondos de índice. Esto se debe a que están bien diversificados y contienen muchas existencias diferentes. Esto reduce el riesgo – y no requiere investigación de stock individual.

    Solo desearles suerte en su camino hacia la independencia financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *