¿Qué hacer con nuestros ahorros a la vuelta de las vacaciones?

vacacionesEs el momento más desagradable del año en el que te has dado cuenta de que tus vacaciones han terminado y tienes que volver a tu ritmo de vida normal. Se produce una situación en la que dejarás de pensar en los viajes que has realizado, las horas de playa tomando el sol y esos aperitivos tan gratificantes en tu chiringuito preferido. Es el momento de decir adiós a todos esos ratos tan agradables que has pasado durante el verano. No tendrás más remedio que volver a la rutina de siempre y como no podía ser menos también a relacionarte con el siempre complicado mundo del dinero y la inversión.

No hay mejor manera para volver al trabajo que planificando tus inversiones desde este preciso momento. Además, será una estrategia que te vendrá muy bien para no pensar más en esos momentos tan bonitos que has vivido durante las semanas de vacaciones. Se precisa que cambies de chip y vuelques tus esfuerzos a rentabilizar tus ahorros. Para que el próximo año, con las plusvalías acumuladas, puedas repetir la experiencia o incluso puedas satisfacer ese viaje con el tanto tiempo has venido soñando. Puede que sea la mejor ocasión.

En cualquier, no esperes que los mercados financieros van a ser fáciles para operar con ellos. Porque en efecto, en estos momentos están prácticamente como cuando los dejaste parta irte por fin de vacaciones. Con muy pocas novedades en lo que respecta a la renta variable, tanto nacional como fuera de nuestras fronteras. Es al fin y al cabo el escenario en donde va a tenerse que mover tu dinero a partir de estos momentos. Para que todo se desarrolle con corrección y solvencia no tendrás otro remedio que partir de unas líneas de actuación renovadas de cara a la nueva temporada de la renta variable. Aunque también quizás de otros financieros, incluidos los de renta fija o incluso modelos alternativos en la inversión.

Vuelta de vacaciones: ¿qué hacer?

Después de tu viaje de vuelta de las vacaciones tendrás que poner en orden todas tus operaciones. Pero lo más importante para defender tus intereses es que estrategias debes iniciar a partir de este mes de septiembre. Porque en efecto, no puedes que es un periodo muy propenso para esta clase de operaciones para incrementar tu patrimonio bajo más máxima intensidad. En este sentido, puedes reorientar tu cartera de inversión en función de las nuevas perspectivas económicas que se han generado en este periodo de tiempo.

Se trata de un periodo en el año en donde debe analizarse cuales son los mejores productos para obtener una rentabilidad mayor. Aunque cuesta algo más de tiempo llevar esta estrategia a la práctica, pero merecerá realmente la pena, tal y como podrás comprobar a los pocos meses. Después de las vacaciones puede servir para que diversifiques tus inversiones. Para que de esta manera, tus posiciones estén mucho mejor protegidas que antes. Ante cualquier escenario desfavorable para los mercados financieros en general. Será ante todo uno de los objetivos prioritario para todos los pequeños y medianos inversores, como es en tu propio caso.

¿Qué productos puedes elegir?

productosSerá fundamental que optes por modelos de inversión muy flexibles y que puedan adaptarse a todos los escenarios económicos. Tanto en los positivos como en los más desfavorables para las inversiones tradicionales. Porque en efecto, si por algo se caracteriza el actual escenario financiero es por su perfecta volatilidad que le hace muy proclive a importar modelos de ahorro en donde predomine la adaptación a toda clase de escenarios en los mercados de renta variable. No solamente los claramente expansivos, sino desde luego también los más perjudiciales para tus intereses en la bolsa.

En este sentido, una de las mejores opciones que tienes en estos momentos son los fondos de inversión de gestión activa. Porque en efecto, pueden adaptarse a cualquier clase de escenarios económicos. Porque no se trata de una inversión estática o pasiva. Sino que por el contrario, van renovándose constantemente y en función de lo que ocurre en los mercados financieros. Son muchos los productos de estas características que puedes contratar en estos momentos. Además, los tienes bajo todas las modalidades. Desde los procedentes de la renta variable a la fija, pasando por los formatos intermedios o incluso si es tu deseo los formatos alternativos. No te faltarán propuestas de este perfil tan bien definido.

Combinar la renta fija con la variable

Otra de las opciones más satisfactorias para tus intereses pasa por buscar un modelo de inversión que combine ambos sistemas. Desde luego que tienes mucho en donde elegir. Desde los depósitos a plazo vinculados a la renta variable y que te permitirán mejorar la poca rentabilidad que te generan estas imposiciones. Hasta el punto que podrás conseguir un retorno a tus ahorros cercano al 4 %. Sin que tengas que desembolsar ni un solo euro en gastos de gestión o incluso comisiones. Con la ventaja que siempre dispondrás de tu dinero más una mínima rentabilidad por la permanencia del mismo.

También los fondos de inversión importan este especial modelo de inversión a través de sus formatos mixtos. Son muy populares entre los pequeños y medianos inversores y además te permiten obtener importantes rendimientos a los ahorros desde el principio. Hay diferentes modelos en estos fondos, desde los más agresivos a los de corte más defensivo. Para que puedan ser contratados por cualquier perfil de ahorrador. Aunque en este caso el riesgo es sensiblemente mayor ya que pueden generar pérdidas en cualquier momento y situación. De todas formas, la combinación de ambos sistemas de inversión te ayudará notablemente a proteger tus aportaciones económicas a partir de estos momentos.

Creando tu propia cartera de inversión

Dispones de otra alternativa más individualizada y que consiste en diseñar tu propia inversión. Es decir, distribuyendo tu dinero en varios productos financieros. Pero con tu propia libertad y ajustando a tus propias necesidades. No obstante, esta decisión que deberás tomar estará basada en un mayor conocimiento, no solamente de los mercados financieros. Sino también de los productos financieros que están habilitados para la contratación. Desde los más agresivos a los más defensivos. Sirven para cualquier clase de estrategia y en toda clase de situaciones coyunturales.

La adopción de este soporte en tu operativa diaria proporciona mayor libertad para que puedas desarrollar cualquier estrategia a partir de estos precisos momentos. Porque en efecto, no dispondrás de límites para que puedas operar con cualquier clase de productos financieros. Incluso por los más innovadores que te ofrecen los mercados financieros en estos momentos. Solamente serás tú mismo quien tenga que decidir cuáles son los que más te convienen en cada momento. Hasta el punto que tendrás dedicar algo de tiempo para confeccionar estas operaciones tan importantes para tus ahorros.

Encarando el final del año

fin de añoUno de tus objetivos más relevantes a la vuelta de tus vacaciones será irte preparando para el último trimestre del año. Es uno de los periodos en donde mejor comportamiento tiene la renta variable. Será, por tanto, el momento más oportuno para que puedas realizar las mejores compras selectivas de las acciones que en mejor situación estén en ese momento. No en vano, el recorrido alcista puede ser mayor que en otras épocas del año. Aunque no te quedará más remedio que analizar la oferta bursátil y decantarte por los valores que te ofrezcan mayor seguridad para encarar la última parte del ejercicio.

Será una inversión que irá destinada al corto plazo, pero con unos resultados que pueden ser muy sorprendentes. Siempre y cuando las bolsas internacionales se desenvuelvan normalmente y no se produzcan hechos que pueda variar sensiblemente el rumbo de los principales índices en todo el mundo. Hasta el punto que puedes aprovecharte del pago de dividendos que tiene lugar durante estos tres meses. Con rendimientos fijos y garantizados de hasta el 8 % anual. Para que de esta forma, la seguridad predomine por encima de otras consideraciones técnicas y fundamentales.

Por otra parte, no puedes olvidar que una de las mejores formas en la inversión es aprovecharte de las oportunidades de negocio que se siempre se presentan. Para que esto puedas realizarlo no tendrás otra solución que estar en liquidez en algunos momentos. Porque en efecto, no es necesario que siempre estés con las posiciones abiertas. Ni mucho menos. Sino que por el contrario, debes combinar tu presencia en los mercados de renta variable con periodos de ausencia. Se trata de una estrategia muy útil para optimizar las operaciones que desarrolles a partir de estos momentos.

Y sobre todo, no te olvides de imponer cualquier medida de protección en las compras realizadas. En donde será muy necesario que respetes los soportes y resistencias en los valores que han sido objeto de tus operaciones. Para que entres y salgas en los mejores momentos para defender tus intereses como pequeño y mediano inversor. Que es al fin y al cabo de lo que se trata. Porque será muy relevante lo que hagas a la vuelta de las vacaciones para que el saldo de las operaciones a finales de año sea francamente positivo. Desde luego que estás todavía a tiempo para conseguirlo. Aunque no sin esfuerzos, ni con alguna que otra contrariedad por el camino. Es algo absolutamente que tendrás que asumir desde ahora.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *