6 claves para diversificar correctamente las inversiones

diversificarDesde luego que una de las mejores estrategias para proteger nuestros ahorros se basa en diversificar las inversiones. Pero no podrá hacerse de cualquier forma, sino a través de una correcta planificación de la cartera de inversión que los inversores van a constituir para los próximos meses. Ante todo deberá ser equilibrada ya que es una de las formas para evitar cualquier clase de errores que penalice nuestros ahorros de una manera innecesaria y en cierta forma absurda.

Por otra parte, una correcta manera de diversificar los ahorros se basa en no limitarse a un único activo financiero. Sino que las alternativas deben abrirse a otras opciones, tanto en la renta fija como en otros mercados financieros alternativos (monetarios, materias primas, metales preciosos, etc.). Porque de lo que se trata al fin y al cabo es de no concentrar todo el patrimonio en una cesta. Esto es un grave error que puede acarrear serias consecuencias sobre el saldo de nuestra cuenta corriente.

Además, el hecho de diversificar las inversiones conlleva otra serie de ventajas adicionales. Una de ellas reside en que generará el mejor de los escenarios para cualquier clase de situaciones. No solamente para invertir en los periodos expansivos, sino también en aquellos más adversos para los mercados financieros. Porque una de las ventajas de la diversificación en la inversión es que permite reestructurar nuestra cartera de valores cuantas veces deseemos. En función de la situación real de los mercados financieros. Se trata, en definitiva, de una gestión activa de nuestro dinero y no estática como la que se propicia desde inversores con menos experiencia en los mercados financieros.

Diversificar: más activos financieros

activosSin lugar a dudas que una de las claves para conseguir este deseado objetivo consiste en elegir los mejores activos financieros de cada momento. Desde luego que no hay que concentrarse en uno solo ya que entonces estaremos potenciando nuestro error desde esos precisos momentos. Una de las estrategias más eficaces consiste en combinar los activos de la renta variable y fija junto a otros componentes alternativos, en donde los monetarios desempeñan una función más innovadora para rentabilizar las posiciones abiertas en esos momentos.

Además, es una de las maneras más fáciles que tienes para proteger el dinero invertido. Ya que los diferentes activos financieros actuarán de freno en los escenarios más desfavorables para los mercados financieros. Con la posibilidad incluso de obtener plusvalías en alguno de estos escenarios tan complicados para tus intereses en relación con el mundo del dinero. Uno de estos ejemplos está representado por los denominados fondos de inversión mixtos. En donde están abiertos a diferentes formas para gestionar los patrimonios de los usuarios. Tal y como hacen en realidad muchos de ellos.

Estar abiertos a nuevas opciones

opcionesPara diversificar las inversiones no tendrás otro remedio que ser mucho más flexible en relación con los activos financieros elegidos. Tienes que tener presente a casi todos ellos. Desde los tradicionales bonos nacionales a otros más sofisticados, como por ejemplo la inversión en petróleo. Para que de esta manera, puedas aprovechar todas las oportunidades de negocio que se van a presentar a partir de estos momentos. Es decir, todo lo contrario a quedarte estático y que lo único que puede generarte es que profundices más en tus pérdidas en los escenarios menos favorables para la mayoría de activos financieros.

Por otra parte, una de las claves para llevar a cabo esta singular estrategia de inversión se basa en optar por una gestión flexible. Con la cual estés en la mejor de las condiciones para ir incrementando poco a poco el estado de tu cuenta corriente. No en vano, se puede adaptar en todo momento a todos los estados de coyuntura en los mercados financieros. Aunque para ello, no tendrás otra solución que estar muy al tanto de todo lo ocurre en la economía internacional. Para cambiar o varias tu cartera de inversión en función de cada situación. En este sentido, no deben importarte los plazos de permanencia porque lo realmente importante es seguir la tendencia de los mejores activos.

Por medio de una cesta de acciones

Si el mercado elegido para desarrollar tus inversiones es el de la renta variable dispondrás de una estrategia que te hará mejorar los resultados a partir de estos momentos. No es otra que inclinarte por una cesta de acciones en vez de un solo valor bursátiles o en el mejor de los casos tan solo uno solo. Pero a través de valores que realmente se complementen de una manera eficaz. Es decir, no pueden inclinar tu decisión en la compra de acciones de dos o tres bancos. Porque si haces esto habrás cometido un grave error. Y es que se podrán profundizar los recortes si este sector se ve inmerso en un proceso bajista de gran intensidad.

Es mucho mejor buscar segmentos de la bolsa que se complementen correctamente. Seleccionando para la misma cartera de inversión acciones propuestas tan diferentes como las procedentes de sectores de le energía, construcción, nuevas tecnologías e incluso alimentación. Para que protejas tus posiciones de una forma óptima desde cualquier clase de planteamientos. Desde luego que no tendrás las pérdidas que podrías desarrollar desde solamente una o dos propuestas en la renta variable. Es algo que irás aprendiendo poco a poco con el paso de las operaciones que vayas formalizando desde estos precisos momentos.

Complementarlo con otros productos

También será de gran utilidad que mezcles lo que es la inversión pura y dura con los productos bancarios de siempre. Tales como imposiciones a plazo, pagarés bancarios o incluso cuentas de alta remuneración. No puedes olvidar que estos modelos de ahorro son fuente de una rentabilidad en casi todos los casos. Es cierto que será muy pequeña, pero al menos te servirá para no caer en los números rojos. Con un efecto muy beneficioso para el resto de la inversión. Su contratación de generará un interés en torno al 1 %. Pero garantizándolo todos los años sin un riesgo real sobre las posiciones abiertas por tu parte.

El porcentaje de la inversión irá determinado por el perfil que presentes como pequeño y mediano inversor. Porque en efecto, no será lo mismos para un inversor agresivo que para otro en donde predomina la seguridad por encima de otras consideraciones técnicas y fundamentales. Serás tú mismo quien elijas que cantidad destinarás a cada uno de los productos objeto de estas operaciones. En donde también será muy relevante el estado que presenten los diferentes activos financieros. También podrás guardar un poco de liquidez para aprovecharte de las oportunidades de negocio que con toda seguridad aparecerán en cualquier momento.

Dirigirse a otras plazas bursátiles

wall streetNo cabe duda que la rotación de tu dinero también debe cumplir esta importante premisa. No puedes olvidar que estancarte en un índice selectivo o zona geográfico puede ser un grave error que puedes pagarlo muy caro a partir de ahora. Debes ir a donde se dirige el dinero de los grandes ahorradores y de una forma constante y a la vez estudiada. En donde el peor momento será cuando es necesario que salgas de un mercado de renta variable para dirigirte a otro que muestre un mejor estado técnico. Es decir, con una tendencia alcista completamente intacta.

En este caso, se trata de otra estrategia en la inversión que es utilizada por los usuarios que aportan una mayor experiencia en las operaciones realizadas. Saben en qué momento salirse y a donde concentrar sus aportaciones económicas, que es una de las partes más complicadas de esta clase de inversiones. Porque, entre cosas, requerirá de realizar unas excelentes compras. Pero también ventas. Aquí radica la clave del éxito de estos inversores y que saben diversificar su dinero en cualquier momento y situación de los mercados financieros.

Renovaciones periódicas

Otra de las técnicas utilizadas es la que se basa en ir cambiando y renovando tus inversiones cada cierto tiempo. Como por ejemplo, entre una y tres veces al año. Te dará la flexibilidad suficiente para irte adaptando a todos los escenarios posibles. Desde los coyunturalmente más expansivos a otros en donde los recortes son el denominador común de los activos financieros. No solamente es importante que lo apliques en la compra y venta de acciones. Sino que por el contrario, será de gran utilidad en fondos de inversión, cotizados o incluso los productos financieros más agresivos.

Tan solamente deberás eliminar de tu cartera aquellas inversiones que no se han comportado tal y como esperabas inicialmente. Para sustituirlas por otras que muestren un mayor potencial de revalorización. O al menos coticen bajo una profunda tendencia alcista a corto y medio plazo. De esta forma, la rentabilidad de tus inversiones se incrementarán, sino notablemente, sí que al manos como para no perder dinero con ellas. Pero bajo un análisis muy minucioso de los mercados financieros.

Porque en unas situaciones valdrán unas propuestas y en otras las restantes. No en vano, una de las grandes ventajas de la inversión es que puedes elegir entre diferentes productos financieros. Muchos más de los que puedes imaginarte desde un principio. Pero siempre diversificando tus aportaciones económicas. No lo olvides y tendrás muchos beneficios a partir de estos momentos.


Categorías

Bolsa
Etiquetas ,

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *