El terrorismo amenaza a la bolsa en el 2017

terrorismoDesde que el 11 de septiembre de 2006 se iniciase el ataque islamista contra las torres gemelas en Nueva York, el terrorismo se ha constituido en una de las principales amenazas para las bolsas de todo el mundo. Los desplomes en la renta variable ese día fueron inmediatos. Francfort se desplomó más de un 9% en pocos minutos, mientras que Milán lo hacía con un 7,40%, París en un 7,39%, Londres un 5,72% y Madrid perdió un 4,64%. En todas ellas, el pánico fue de una magnitud desconocida hasta entonces. Hasta el punto que el mercado de Estados Unidos tuvo que cerrar durante varios días.

A partir de entonces los mercados de acciones de todo el mundo se muestran muy temerosos después de los brutales atentados terroristas sufridos en la capital financiera del mundo. Desde esa fecha, se ha vuelto a desarrollar atentados terroristas de signo islamistas en otros puntos de la geografía internacional: Madrid, Londres, Paris o Bruselas. La reacción de los mercados financieros ha sido siempre la misma. Caídas generalizas y hasta un cierto pánico bursátil entre los compradores durante las primeras horas de cotización.

Como consecuencia de este nuevo contexto internacional, el terrorismo islamista se ha configurado en una de las primeras preocupaciones para los inversores de todo el mundo. Por encima de los resultados empresariales de las compañías, datos macroeconómicos o incluso de los signos de debilidad que generan algunas de las principales economías del mundo. Así lo pone de manifiesto la reacción de los mercados ante uno u otros escenarios. Cada vez que se produce uno de estos sucesos las bolsas europeas suelen depreciarse en torno a un 2,50% de media. Con oscilaciones en su cotización que llegan a doblar este porcentaje en algún momento de la sesión bursátil.

Sectores más vulnerables al terrorismo

Desde luego que la repercusión que generan estos atentados no es la misma en los diferentes segmentos de la renta variable. Hay unos que son más vulnerables que otros. Hasta el punto que sus caídas doblan o triplican las de los restantes valores. Esto es lo que ocurre siempre que un comando terrorista o un lobo solitario actúa en alguna gran capital europea. No es extraño, por tanto, que algunos inversores se dejen llevar por estos sucesos en el momento de conformar su cartera de valores. Las diferencias entre los títulos que mejor y peor se comportan en estos escenarios pueden alcanzar el 5% en sus fluctuaciones.

Por eso tan importante identificar cuáles son los sectores de la bolsa más sensibles a los actos de terrorismo. Ayudará a limitar las pérdidas a través de una elección correcta. Pero sobre todo a descartar los valores que peor se desenvuelven en situaciones de emergencia o alerta, como son los que se están viviendo en algunos países del viejo continente desde hace unos años.

El sector turístico es uno de los que peor comportamiento tiene. Las razones son muy sencillas de explicar. Esta clase de atentados retraen el flujo de turistas hacia las áreas implicadas en el conflicto. En este sentido, la bolsa española es una las plazas internacionales donde mayor presencia tiene este segmento empresarial. Desde grupos hoteleros (Sol Meliá y NH Hoteles) a  centrales de reservas (Amadeus). Su comportamiento es bastante más negativo que en los restantes valores. Liderando las caídas en la renta variable después de conocerse las noticias de los atentado.

Además, son empresas que tienen intereses comerciales en muchos de las áreas afectadas por estos conflictos (hoteles, complejos turísticos, propuestas de ocio, etc.). Como consecuencia de esta incidencia, el valor de sus acciones se deprecia en torno al 5%, incluso más en los momentos de mayor incertidumbre. O ante el temor de una expansión global del fenómeno terrorista.

Aerolíneas en el ojo del huracán

aerolíneasLos diferentes medios de transportes son otros de los grandes damnificados por la aparición de los atentados terroristas en suelo europeo. Muy especialmente las líneas aéreas, que se desploman al instante de sucederse estos actos de barbarie. Con depreciaciones que se han llegado a acercar a niveles del 10% en algunos casos. En la renta variable europea están representadas por IAG, Lufthansa o EasyJet, entre las más importantes. Mientras que al otro lado del Atlántico destacan Continental Airlines o Southwest Airlines, entre otras. Aunque sus caídas en los mercados no son tan violentas y están limitadas. En cualquier caso, por detrás de otros sectores bursátiles, que hasta pueden recuperar en el mismo día una parte muy importante de lo perdido al inicio de jornada.

Empresas con intereses estratégicos

lujoOtras de las damnificadas de estos acontecimientos son las empresas, independientemente de su sector, que tienen intereses empresariales en la zona. En este sentido, algunas de ellas tienen una presencia muy significativa. Con la firma de importantes contratos que son muy importante para el balance de su contabilidad. Los grandes grupos constructores y de infraestructuras españoles sufren en la evolución de sus acciones un castigo a sus estrategias empresariales. Entre ellas, algunas de las más importantes, no solamente constructoras (FCC, ACS o OHL), sino también representantes del sector de ingeniería (Indra) y ferroviario (Talgo).

No puede olvidarse las vinculadas con actividades relacionas con el ocio y tiempo libre en general. No en vano, cada vez que se produce un atentando de estas características, sus precios se deprecian al instante en los mercados financieros. Las acciones de lujo (Hermes, Kering, Christian Dior, etc.) también sufren los zarpazos del terrorismo internacional. Aunque no en la misma magnitud que en las anteriores líneas de negocio.

¿Qué hacer en este escenario?

estretagiasPor desgracia, cada vez que se produce un acontecimiento de estas características, tal y como ha sucedido hace pocos días con el atentado terrorista en Berlín, hay movimientos muy especiales en los mercados de renta variable. No por esperados, llaman la atención a los pequeños y medianos inversores. Generalmente con una influencia negativa en todos los índices bursátiles. Estas son algunas de las claves que te ayudarán a operar en estos escenarios. ¿Deseas conocer las más importantes?

  • No te dejes llevar por los sentimientos ya que las reacciones de los mercados financieros son muy limitadas y suelen estar controladas. Estos movimientos anormales suelen durar pocos días. A no ser que se produzcan implicaciones en las relaciones internacionales.
  • No conviene que cierres tus posiciones en la apertura de la sesión bursátil. Será mucho más prudente que compruebes como es la evolución a través de la jornada en la bolsa. Puede haber un cambio de tendencia en cualquier momento. Incluso con recuperación en las cotizaciones. La prudencia, por tanto, deberá ser el denominador común de tus actuaciones.
  • Siempre habrá unos valores más sensibles que otros en la formación de los precios. Hasta el punto que puede conformarse auténticas oportunidades de las que puedes aprovecharte. Incluso por medio de compras muy agresivas para mejorar tus posiciones en los mercados de renta variable.
  • No trates bajo ningún aspecto de forzar las situaciones. Los mercados financieros en este sentido no se dejan manipular. Aunque por momentos, la volatilidad en los precios de los valores llega a unos niveles extremos en ocasiones. Aunque su duración no será muy notable.
  • De cualquier forma, hay unos mercados de bolsa que salen ilesos de estos movimientos. Son los alternativos en donde cotizan los valores más pequeños, de poca capitalización y que mueven muy pocos títulos todos los días en sus respectivos mercados en donde cotizan.
  • Debes tener en cuenta, que en algunas situaciones es muy beneficiosa la toma de posiciones en vez de formalizar las ventas. No lo olvides en el momento de aplicar tus estrategias de inversión. No en vano, pueden depararte más de una alegría con la que engordar el saldo de tu cuenta corriente.
  • Por desgracia, será un escenario muy frecuente con el que tendrás que convivir a partir de estos momentos. Ante ello, no te quedará más remedio que elaborar una estrategia más específica para operar con estos acontecimientos. Más de lo que puedes pensar en estos momentos.

¿Cómo asegurar tus posiciones?

Una de las principales finalidades de tus operaciones para convivir con estos irracionales escenarios. ¿Sabes de qué manera? Pues presta atención porque dispondrás de una solución más que original o al menos innovadora. Son las más útiles en su aplicación. En cualquier caso, apúntate a alguna de las ideas que te vamos a ofrecer a continuación.

  1. Puede que sea la excusa perfecta para reforzar tus posiciones. En especial, cuando los precios de los valores se encuentran en la banda más baja de su cotización. Puedes llevarte más de una alegría a partir de este instante.
  2. No es mal momento en incorporar tus ahorros a fondos de inversión basados en la volatilidad. Son los que mejor se comportan durante estos escenarios de gran preocupación. Sin ningún coste económico añadido, aunque sus propuestas son claramente minoritarias a través de la actual oferta de sus productos.
  3. Como estrategia, puedes combinar la renta variable con otros activos financieros que aporten una mayor seguridad. Además, será una formar alternativa para proteger los ahorros sin renunciar a ninguna clase de propuestas. Incluso con miras a mejorar el retorno a tus ahorros.
  4. El importe de tus operaciones en los mercados de renta variable no tiene por qué ser altas, sino que a través de una parte no muy importante del patrimonio que aportes para estas situaciones. Será más que suficiente como para satisfacer esta demanda.
  5. Finalmente, no olvides en cualquier caso, que si no tienes las ideas muy claras, tienes la opción de mantenerte en liquidez total cuando se desarrollan los fenómenos de terrorismo.

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario