¿Renta fija o variable?

renta fija o variableEs uno de los eternos dilemas de los inversores. Si decantarse por la renta fija o por la variable. No debe haber un posicionamiento fijo, y mucho menos estático. Se materializará en función de la situación de los mercados financieros. En unos momentos puede ser más rentable un activo financiero que otro. En cualquier caso, será necesario que no tengas prejuicios sobre ninguno de ellas. A pesar de que ambos presentan unas características muy bien definidas.

Además, dispones de una estrategia muy eficaz que consiste en combinar ambos mercados financieros. Será una de las estrategias más indicadas para proteger tus ahorros. No en vano, son inversiones que pueden complementarse en un momento dado. Ante el estado real que presentan las principales economías del mundo. Pero sobre todo si estamos ante un periodo expansivo o recesivo.

Si deseas hacer la elección más correcta, no que quedará más remedio que seguir leyendo este artículo. Te dará las principales claves para decantarse por el mercado más beneficioso. A través de una serie de producto que serán los canales de mediación para acercarte al mundo de la mundo. Pero en especial, para que tengan una idea muy definida sobre lo que tienes que hacer a partir de estos momentos. Seguramente que cuando termines de leer esta información llegarás a una conclusión sobre lo que mejor te viene para tus intereses personales.

Renta: combinar ambos mercados

Una de las primeras estrategias que puedes tomar a partir de ahora es inclinarte por los modelos mixtos. Recogerán la tendencia de los dos mercados financiero. Pero, ¿Cómo? Pues muy sencillo, por medio de una serie de productos que recogen esta particularidad de la inversión. Principalmente con los fondos de inversión. Será una manera fácil de canalizar los ahorros por este vía alternativa.

Se trata de una actuación muy especial que tiene como principal finalidad no renunciar a ninguna de las dos inversiones. Como consecuencia de ello, los ahorros se diversifican bajo porcentajes que irán en función del perfil este modelo de inversión intermedio. Otra fórmula para cumplir con estos objetivos se traslada a una actuación hibrida, por tu propia cuenta. Se basaría, por un lado en sus comprar acciones directamente en los mercados de renta variable. Y por otra parte,  suscribiendo los mejores productos de la renta fija: bonos corporativos, deuda pública, de alto riesgo, etc.

Ventajas de la renta variable

bolsaEstos mercados están más indicados para recoger mejores rendimientos en las operaciones. Pero mucho cuidado, siempre que se den. Tienes que valorar en muchas situaciones su evolución llega  a ser claramente negativa y hacerte perder una buena parte de los ahorros de toda la vida. No lo olvides antes de entrar en los mercados porque las consecuencias pueden ser muy funestas para tus intereses como inversor.

La renta variable es más efectiva para mejorar los rendimientos. Aplica esa antigua estrategia que mayores riesgos más beneficios habrá en la cartera. Además, implica que tengas más propuestas para formalizar las operaciones. No solamente a través de la compra y venta de acciones, sino con otros productos. Fondos de inversión, cotizados, warrants y hasta derivados son algunos de los modelos que puedes suscribir a partir de estos momentos.

Con la ventaja que no contemplan plazos de permanencia en ninguno de los vasos. De esta forma, estarás en condiciones de abrir y cerrar cuando quieras. Siempre que las condiciones de los mercados financieros lo permitan. Si estás en posiciones ganadoras puedes deshacer posiciones en cualquier momento. Y si no es así, podrás prorrogar la espera para finiquitar las operaciones.

Renta fija, ¿cuándo contratarla?

renta fijaEste activo financiero, por el contrario, se mueve bajo otras estrategias de inversión. Es prácticamente imposible que puedas generar altas plusvalías. Se mueven con una márgenes en torno al 5%. Son productos más seguros, que en buena parte de las propuestas ofrecen un rendimiento fijo y garantizado, en cualquiera de los escenarios. Debido a esta característica no es de extrañar que sean los inversores más defensivos los más sensible a su aceptación.

Una forma de formalizar estas operaciones es por medio de los depósitos a plazo. En estos momentos ofrecen una rentabilidad mínima, como consecuencia de la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de abaratar el precio del dinero. Hasta niveles nunca vistos, en el 0%. Debido a esta medida, las imposiciones raramente proporcionan un interés superior al 0,40%. A no ser que el cliente se vincule con su entidad financiera a través de la domiciliación de la nómina o contratando otros productos financieros.

Hay otra forma de implicarse en la renta fija. No es otra que a través de los fondos de inversión. No obstante, en este caso no se garantiza ninguna rentabilidad, tal y como está sucediendo durante los últimos años. Son muchos los fondos de estas características que puedes suscribir. De todas las modalidades: bonos, deuda pública y emisión gubernamental.  Siempre en función del perfil que presentes como ahorrador.

¿Qué debes valorar?

Para decantarte por uno u otro modelo de inversión, no tendrás más remedio que pasar unos filtros que te indiquen cual es la inversión más conveniente para suscribir. En unos casos dependerá del capital disponible, pero en otros de los plazos que deseas dar a la inversión. De todas formas, siempre es aconsejable que hagas caso a una serie de recomendaciones que te serán muy útiles para conformar tu cartera de inversión.

  1. Debes de plantearte si realmente te merece la pena arriesgar tu dinero. Puede que no sea necesario y te sea suficiente con unos márgenes de rentabilidad mucho más modestos.
  2. El escenario económico internacional será determinante para inclinarte por el mejor activo financiero en cada momento. En unos será la renta fija y en otros la variable. Puedes alternarlos en función del mapa coyuntural de la economía.
  3. A medida que tus ahorros sean mayores, podrá inclinarte por los modelos con mayor riesgo, pero sin desproteger las posiciones abiertas en los mercados financieros. No en vano, será tu propio dinero el que te estés jugando.
  4. También ayudará a configurar la cartera de inversión del cliente una estrategia basada en la diversificación. Sin renunciar a ninguna inversión, en los porcentajes que estimes más oportunos, incluso por igual al 50%.
  5. El que seas un inversor agresivo o defensivo podrá decantarte a que te inclines por una clase de inversión u otra. Aunque no en todos los periodos debe ser así ya que será necesario que et aclimates a cada uno de los escenarios que se generen en los mercados financieros.
  6. En los periodos de expansión económica no tendrás más remedio que decantarse por la renta variable. Será una estrategia mucho más eficaz para rentabilizar todos tus ahorros.

Estrategias para emprender

estrategiasHay muchas fórmulas para dilucidar porque clase de renta debes optar. Algunas de ellas quizás las hayas escuchado anteriormente. Pero en otros casos serán propuestas muy innovadoras que te ayudarán, no solamente a rentabilizar los ahorros, sino también a protegerlos de la manera más adecuada. Estas son algunas de los comportamientos que pueden exportar para conseguir los objetivos perseguidos.

Puedes optar por los valores que reparten dividendos a sus accionistas. Es un modelo por el cual crearás una renta fija dentro de la variable. Siempre tendrás un retorno fijo a tus ahorros, independientemente de la evolución de las cotizaciones en los mercados de renta variable. En cualquier caso, generarás un interés anual y garantizado que oscila entre el 3% y 8%. Irá a parar inmediatamente al saldo de tu cuenta corriente.

Otra estrategia inversora por tu parte pasa por la necesidad de ir cambiando y renovando los productos financieros que tienes contratados. En función de cómo vayan evolucionando los mercados financieros, tanto de la fija como de la variable. De esta forma, te aprovechas de todas las situaciones en los activos financieros.

Una alternativa muy útil que puedes utilizar a partir de ahora es que una de las rentas te sirva de complemento para la otra. Será una manera muy eficaz para proteger los ahorros sin renunciar a ningún activo financiero.

Una última opción que dispones para imponer estos criterios se basa en buscar cuales son los elementos complementarios. Puedes combinarlo sin excesivos problemas. Para que de esta manera evites situaciones muy complicadas para tus intereses.

¿Cuál es la mejor renta?

Llega el momento para saber cuál es la renta mejor para realizar las inversiones. En principio ni son buenas ni malas. Sino que dependerán de cual sea el perfil que presentes como pequeño y mediano inversor. En principio, para obtener más plusvalías sería la variable elegida. Su potencial de revalorización es mucho más amplio, en casos hasta de manera contundente. En cambio, en la renta fija primará la seguridad y el deseo de no perder dinero en las operaciones.

Solamente tendrás que ser tú mismo quien tenga que decidir este antiguo dilema que se presenta con cierta frecuencia. No obstante, deberás analizar cuál es tu situación real y que es lo que buscas a través de las inversiones. Con toda seguridad que llegarás a alguna conclusión que tendrás que llevarla a la práctica. Puede que algún momento falles en esta decisión, pero será conveniente que la mantengas durante un periodo de tiempo para conseguir tus objetivos.

Teniendo presente en todo momento que en la bolsa hay algunas veces que se gana y otras se pierde. Tendrás que conseguir que estas últimas operaciones sean las menores. Para que al fin y al cabo tengas un incremento sustancial en el saldo de la cuenta corriente. Para ello no te quedará más remedio que marcarte unos objetivos. No hace falta que sean muy agresivos. Sino por el contrario que sean realizables a través de las estrategias de inversión que apliques a las operaciones.


Categorías

Bolsa
Etiquetas ,

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario