¿Renta fija o renta variable?

FIJA

La elección ente los productos procedentes de la renta fija o de la renta variable es una de las decisiones que se plantean para sus inversiones de cara al segundo semestre. Después de que la segunda de ellas haya pasado con mejor nota de la esperada el examen de los seis primeros meses del ejercicio. Con sus lógicos sobresaltos y con muchas dudas por el camino. Pero al fin y al cabo han cerrado este periodo con un saldo favorable para las posiciones de los pequeños y medianos inversores que es de lo se trata finalmente.

En este sentido,  los analistas de Renta 4 Banco lo tienen muy claro en sus preferencia ya que se mantienen muy notablemente por la renta variable frente a la renta fija en el año 2019. No en vano, a esta estrategia en la inversión la ven con valoraciones más atractivas en términos. Dentro de un escenario considerado como de  desaceleración, pero no recesión. Un factor que con cierta frecuencia se está debatiendo en los mercados financieros y que es el que está incitando a buena parte de los inversores a no tomar posiciones en los valores de la renta variable. Por miedo a que se produzca una gran caída en los mercados bursátiles. Algo que de momento no se ha dado, ni mucho menos.

Por otra parte, también se matiza desde este importante bróker financieros las políticas monetarias continuarán con su normalización gradual durante 2019. De ser de esta manera, tal y como se prevé en los próximos meses sería una buena ocasión para abrir posiciones en la bolsa para rentabilizara los ahorros a partir de estos momentos. Más allá de otras consideraciones técnicas y puede que también desde sus fundamentales. O al menos es un aspecto muy relevante que están descontando los mercados financieros. No en vano, este hecho invita a comprar valores muy selectivos en la renta variable, tanto nacional como de fuera de nuestras fronteras.

Desaceleración del ciclo económico

En cualquier caso, desde el departamento de análisis de Renta 4 Banco destacan que desarrollar cualquier estrategia de inversión para 2019 habrá que tener en cuenta en los próximos meses que estamos bajo un escenario de desaceleración del ciclo económico global, aunque manteniendo niveles de actividad razonables. En positivo, unas condiciones financieras aún favorables y, como principal lastre al crecimiento, a los que añaden también desde este analista financiero “el elevado endeudamiento a nivel global”. Será un aspecto a tener en cuenta en los próximos días o meses.

Respecto a la eterna duda de sim hay que destinar los ahorros a la renta fija o a la renta variable tampoco tienen dudas ya que  mantienen una clara preferencia por la segunda de las inversiones apuntadas. En donde esta estrategia en la inversión se puede ver favorecida en la medida que la actividad económica seguirá apoyando la evolución de los resultados empresariales. Que según las estimaciones de esta entidad financiera piensan que puede llegar incluso a los dígitos. Es decir, que en algunos casos en la bolsa todavía se contaría con un importe potencial de revalorización con respecto a los precios actuales.

Más problemas en la renta fija

renta

Mientras que por el contrario, la renta fija dejará de contar con el apoyo explícito de los bancos centrales. Como una clara señal de que se pueden correr una serie de riesgos si al final se elige esta decisión aparentemente más conservadora o defensiva para los pequeños y medianos inversores. En donde sin lugar a dudas de que se puede perder mucho dinero por el camino debido a la actual posición de estos activos financieros. No en vano, en cualquier momento puede dar algún que otro disgusto a los usuarios que estén posicionados en esta parte de la inversión.

No en vano, no es ningún misterio que según este estudio, la inversión en renta variable sigue siendo en estos más atractiva, incluso hablando en términos históricos. Con descuentos que oscila  entre el 10 % y 30 %, y con un PER que aproxima al de 30 años. Por otra parte, dentro de la renta variable se estima que la europea puede ser en estos momentos más beneficiosa que la española para los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que ha roto algunos soportes muy relevantes que tenía por delante en su cotización.

Incremento en la volatilidad

De todas formas, también los analistas financieros inciden en que los retornos esperados en renta variable no estarán exentos de volatilidad. Este es un aspecto que hemos podido comprobar dente los seis primeros meses de este año en curso, con fuertes diferencias entre sus precios máximos y mínimos y que en algunos de los casos han llevado a marcar diferencias por encima del 4 % o 5 % en la valoración de sus precios en los mercados de renta variable. Siendo uno de los principales peligros para los ahorradores en esta segunda parte del año tan especial. En especial, si cambian las políticas monetarias a uno y otro lado del Atlántico que es algo que está puesto sobre el tapete de los mercados bursátiles en estos precisos momentos.

Por otra parte, también hay que tener en cuenda los muchos riesgos derivados del crecimiento (atención a negociaciones comerciales entre EE.UU. y China) o políticos (Italia, Brexit, elecciones europeas y el conflicto que puede reavivarse en Ucrania, entre otros hechos relevantes). De cualquier forma, este posible incremento de volatilidad generará oportunidades de compra a lo largo plazo del próximo año. Es decir, por supuesto que se generará oportunidades de negocio a partir de estos momentos. Como casi siempre sucede con el complicado mundo del dinero.

¿Por qué comprar renta fija?

comprar

Las posiciones favorables a esta clase de estrategias en la inversión tienen un posicionamiento basado en era un modelo de ahorro más tranquilo hasta estos momentos. Pero este escenario sin duda de que puede cambiar a partir de los próximos días o semanas y lo peor es de qué manera se pueden producir estos cambios en la percepción de los riesgos. Porque en efecto, la renta fija está dejando de ser ese apacible activo financiero del que gozaba hasta estos precisos momentos. Si no por el contrario, puede llegar a ser una inversión mucho más peligrosa que la propia renta variable o incluso desde modelos de inversión considerados como alternativos.

Desde luego que otro de los aspectos que hay que valorar en la renta fija es la poca rentabilidad que ofrecen sus diferentes productos financieros en estos momentos. En donde es muy complejo obtener un interés superior al 3 % o 4 %, tal y como has podido comprobar en los últimos meses, tanto de este año como del anterior. Incluso con el riesgo de dejarte unos cuantos euros por el camino. Algo que ha sido reflejado en los fondos de inversión basados en los mercados de renta fija. Con depreciaciones en sus respectivas carteras de inversión.

¿En que es mejor invertir ahora?

Esta la pregunta del millón que se están haciendo buena parte de los pequeños y medianos inversores ante el panorama que presenta el sector del dinero. Pues bien, todo parece indicar que serán los modelos de inversión basados en la renta variable. Debido a que para conseguir un mayor retorno a los ahorros no quedará más remedio que asumir algunos riesgos. Mientras que por otra parte, las expectativas en estos momentos para la renta variable son mejores que en la renta fija. Al menos en lo que respecta a lo que en realidad ocurrirá en la segunda parte del año en donde la bolsa merece más la confianza para rentabilizar los ahorros de una manera más satisfactoria para los intereses de los ahorradores.

También conviene recalcar que el aspecto técnico de los mercados de renta variable no es malo. Ni mucho menos. Si no que en algunos casos, mantienen una tendencia alcista muy bien definida y que puede ayudar a tomar la decisión más correcta por parte de los pequeños y medianos inversores. Aunque a costa de correr más riesgo en las operaciones que se vayan a tomar a partir de los próximos días o semanas. En donde también es cierto que puede pasar de todo como consecuencia de todos los temas pendientes que tiene los mercados bursátiles.

La rentabilidad por dividendo

dividendos

Por otra parte, no puede olvidarse que el retorno medio que ofrecen los dividendos de las acciones está situado en niveles muy cercanos al 5 %. Es decir, más generoso que el tipo de interés de los principales productos de la renta fija y que es un ingreso fijo y garantizado todos los años. Pase lo que pase en los mercados de renta variable. Y este es un factor que juega a favor de la bolsa en los perfiles de inversión más conservadores o defensivos.

Porque disponen de unos ingresos muy relevantes que en estos momentos no los garantizan otros productos financieros de ninguna clase. En compañías cotizadas pertenecientes a diferentes sectores de la actividad empresarial. Desde valores muy moderados a otros que son muy agresivos pero que al final coinciden en este factor: proporcionan un dinero a los accionistas. Con el hasta 8 % de tipo de interés.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.