¿Qué hacer si el Ibex 35 se dirige a los 8.500 puntos?

Estamos en una semana clave para las bolsas de todo el mundo, pero muy especialmente para la española, que puede llevar a una clara tendencia bajista a corto, medio y largo plazo. Después de que el índice selectivo de la renta variable nacional esté en situación de rebasar el soporte importante que tiene en los 9.000 euros. En lo que se configura como un escenario nuevo para los pequeños y medianos inversores.

Este es un nivel tan decisivo que es el que determina si la tendencia para los próximos meses va a ser bajista o alcista. Este es uno de los motivos más relevantes por el que el nerviosismo e ha instalado en los mercados financieros. Con un contexto para las bolsas que es realmente muy preocupante y que no ayuda en nada a que los principales índices internacionales puedan superar este combate que existe entre la ley de la oferta y la demanda. Para encarar una segunda mitad del año que no se presenta para nada positiva para los intereses de los pequeños y medianos inversores.

En cualquier caso, no cabe duda de que deberás estar preparado para adaptarte a este nuevo escenario que se puede presentar en los mercados de renta variable a partir de estos momentos. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Por lo que está en juego es nada menos que la estabilidad de la bolsa y el que puedas realizar operaciones con más garantías que éxito. No en vano, se abre la posibilidad de que tengas que cerrar todas las posiciones que tengas abiertas en los mercados de renta variable.

¿Qué hacer con el Ibex 35?

Si este fuese al final es escenario no cabe duda de que tendrías que cambiar radicalmente de estrategia en la inversión a partir de estos precisos momentos. Con el objetivo prioritario de preservar tu capital por encima de otra serie de consideraciones. No en vano, las caídas en las bolsas nacionales e internacionales podrían ser muy intensas. Hasta el punto de que el índice selectivo de la renta variable nacional, el Ibex 35, podría aproximarse hasta los 8.000 puntos. Es decir, llegar a niveles en cuando se produjo el Brexit y que se ha constituido en uno de los mínimos de los últimos años.

Dentro de este contexto general, tu posición no podría ser otra que abandonar tus posiciones en los mercados de renta variable. Sea cual fuese tu precio de entrada en los mismos en los últimos meses. Entre otras razones porque podrías ver potentes depreciaciones en la configuración de los precios de tus acciones. Mientras que por otra parte, ya tendrás tiempo de comprar las acciones con precios mucho más competitivos en los próximos meses. Con lo cual, tu cartera de valores tendría un potencial de revalorización mucho más alto que hasta estos momentos.

¿Puedo realizar compras?

Esta estrategia en la inversión afecta  a todos los valores y sectores de la renta variable nacional. Sin restricciones de ninguna clase que te lleven a tomar una decisión diferente. En este sentido, no tendrán más remedio que estar ausente de los mercados financieros durante un periodo de tiempo bastante amplio. En donde tendrías que dirigirte hacia otros productos financieros más estables y que al menos te generen una mínima rentabilidad, por poca que esta fuese. Porque de lo que se trata al fin y al cabo es que no te dejes muchos euros por el camino a partir de estos momentos.

Mientras que otra parte, tampoco puedes olvidar en ningún momento que a la bolsa se le ha complicado su existencia cuando pocos analistas financieros se lo esperaban. Hasta el punto de que vaticinaban un avance del Ibex 35 hasta los 9.500 puntos como punto de referencia para finales de año y en lo que se constituía una clara tendencia alcista, al menos dirigida al corto y medio plazo. En estos momentos, para que se recupere la tendencia alcista de fondo no habría más remedio  que el índice selectivo de la renta variable española rebasase el nivel que tiene en torno a los 9.500 puntos.

Pasar un verano sin sobresaltos

Uno de tus objetivos para este verano que se va a iniciar en pocos días es pasarlo muy tranquilo desde el punto de vista de la inversión en bolsa. Es decir, ante este nuevo escenario será mejor que estés ausente de cualquier clase de operación en los mercados de renta variable. No en vano, tienes que pensar que tienes más que perder que pagar en estos momentos. No tiene sentido que arriesgues tu dinero de forma innecesaria en estos meses. Porque podrías llevarte unas sorpresas muy negativas en el sentido de que pueda disminuir tus aportaciones monetarias.

Por otra parte, no valores que puedan salir de esta encerrona bajista que se puede formar a partir de estos momentos. Ni tan siquiera los valores de carácter defensivo o conservador ya que algunos de ellos estaban situados en la figura de subida libre y por tanto podrían desarrollar caídas aún intensas y tus pérdidas por tanto podrían ser mayores. No hay recetas mágicas para encarar esta nueva situación que presentan los mercados de renta variable nacionales. Ni estrategias para mejorar tus posiciones en la bolsa. El aspecto técnico que presenta el Ibex 35 es muy preocupante para los intereses de los pequeños y medianos inversores.

¿Qué podemos hacer?

Ante este escenario ciertamente preocupante lo mejor que puedes hacer a partir de ahora es dirigirte a productos financieros que te produzcan liquidez y sobre una punta de rentabilidad para los próximos meses. En este sentido, una buena opción podría estar representada por los fondos de inversión garantizados. Ofrecen un interés cercano al 3 % y pueden servir para crear una bolsa de ahorro más o menos estable de cara al medio y largo plazo. Pase lo que pase en los mercados financieros que es al fin y al cabo de lo que se trata en estos momentos.

Otro de los productos a los que puedes acudir a partir de ahorro es a las imposiciones bancarias promocionales. Es decir, aquellas que puedan mejorar su rentabilidad respecto a los modelos más convencionales. Para conseguir en torno al 2 % a través de un pago fijo y garantizado todos los años que se materializará al vencimiento de estos productos financieros. Con la ventaja adicional de que los puedes suscribir con un plazo de permanencia muy corto, entre 3 y 9 meses. Y que te sirvan como puente hasta que retomes tus inversiones de nuevo en los mercados de renta variable.

¿Cuándo volver a la bolsa?

Es la pregunta del millón que se plantea una buena parte de los pequeños y medianos inversores. Una buena pista es que la segunda parte del año no es muy propicia para las inversiones en bolsa. Al menos tendrás que esperar hasta los últimos meses del año para volver a estos activos financieros con unas  ciertas garantías de éxito en las operaciones. En función de las noticias que se vayan generando a partir de estos instantes. Mientras que otra estrategia más conservadora es aparcar las inversiones en bolsa al menos durante un par de año ante el riesgo de recesión económica en el mundo.

Mientras que por otra parte, también puedes aprovechar los bajos precios que se formen para desarrollar una cartera de inversión muy sólida de cara al medio y sobre todo largo plazo. Aunque en algún que otro momento puedas estar perdiendo dinero en tus operaciones en los mercados de renta variable. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. En este sentido, deben ir dirigidas tus estrategias de la inversión, sobre todo en un escenario tan negativo como este en el que la renta variable nacional esté en situación de rebasar el soporte importante que tiene en los 9.000 euros.

Preservar tus posiciones y dinero

Todas tus actuaciones deben ir dirigidas a proteger tu dinero mientras dure este escenario de tanta inestabilidad en los mercados de renta variable tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras. En donde los riesgos han aumentado de forma muy importante y quizás no merezca la pena abrir posiciones en bolsa durante bastantes meses. Al menos mientras el Ibex 35 no recupere la cota de los 9.500 puntos que es la línea divisoria ahora entre la tendencia alcista y la bajista. No en vano, no tienes mucho que ganar abriendo posiciones en los actuales niveles de precios que presentan los valores bursátiles.

Por último, destacar que no tienes porqué limitarte a las operaciones en bolsa. Si no que por el contrario, dispones de otros productos financieros para rentabilizar tus ahorros. Incluso evitando los riesgos en estos activos financieros, que es al fin y al cabo de lo que se trata en escenarios tan volátiles como los que estamos viviendo en estos momentos. Puede que ser el momento de retomar las posiciones en algunos de los mercados alternativos de estos momentos. Como por ejemplo, el de las materias primas y más en concreto el del oro.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.