¿Qué hacer con nuestros ahorros en este verano?

verano

Llega un año más el verano y con un periodo de tiempo que está destinado al descanso y relajamiento. No siendo un momento muy propicio para las inversiones en los mercados de renta variable. Entre otras razones porque están más expuestos a la volatilidad y a que la presión vendedora se imponga sobre la compradora. Así ha sido tradicionalmente durante los últimos años y es algo que ha propiciado que buena parte de los inversores deshagan sus posiciones en los mercados bursátiles.

En este contexto general, no hay más remedio que buscar nuevas y satisfactorias alternativas para rentabilizar los ahorros con mayores garantías de éxito. Aunque sea en modelos de inversión con un plazo de permanencia muy cortos y en la mayoría de los casos que cubran los tres meses de la estación de verano. Para que de esta manera, puedas disfrutar de tus merecidas vacaciones con mayor tranquilidad. Sin que tengas que estar pendiente de los precios de los activos financieros contratados.

Por otra parte, no puedes olvidar de que en estos meses el volumen de contratación de las operaciones en los mercados financieros desciende notablemente. Hasta el punto de que puedes correr más riesgo en las posiciones abiertas en estos días tan especiales del año. Para que puedas desarrollar estas estrategias en la inversión te vamos a proporcionar algunas idead para dirigir tu capital disponible. Con una mayor flexibilidad en tus opciones para mejorar el saldo de tu cuenta de chorro en este periodo del año.

Contratar depósitos en el verano

plazo

Un de las mejores alternativas para aparcar el dinero en los meses de verano se materializa a través de las imposiciones bancarias a plazo fijo. Con plazos de permanencia de tres meses que es justamente el periodo que dura el verano. Esta opción genera una rentabilidad muy cercana al 0,5 %. Desde luego que no es mucha, pero al menos nos permitirá no perder un solo euro en nuestras inversiones. Con la ventaja de que es un producto bancario exento de comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento.

Por otra  parte, es una oportunidad real para conseguir una rentabilidad fija y garantizada en estos meses. Pase lo que pase en los mercados financieros, y muy especialmente en los de renta variable. Para que después de estos meses puedas retomar de nuevo las inversiones en los mercados de renta variable. Una vez que se hayan clarificado las plazas bursátiles y puedes tener una decisión más acertada para rentabilizar los ahorro de una manera mucho más eficaz que hasta estos momentos. En donde se puedan determinar con mayores garantías de éxito en el momento de conformar la próxima cartera de inversión. Destinadas a todos los plazos de permanencia.

Pagarés bancarios como alternativa

Este producto también es muy favorable para que pueda ser suscrito en los meses de verano. Es muy parecido a las imposiciones bancarias, pero con una sustancial diferencia. Y que es los intereses se cobrarán en el mismo momento en que lo formalices y no a su vencimiento, tal y como pasa con los depósitos a plazo fijo. Por otra parte, no nos podemos olvidar que su contratación es mucho más flexible que en otros productos destinados al ahorro. Con plazos que van desde muy pocos días a varios años de duración y cuyo rendimiento va creciendo sustancialmente hasta alcanzar en torno al 1,50 %.

No obstante, los pagarés bancarios tienen un gran problema y es que no están cubiertos por los denominados fondos de garantías de depósito. Esto quiere decir que si una entidad quiebra puedes perder todo el dinero invertido en el producto. Con lo que su riesgo es mayor ante cualquier incidencia de estas características. Sin que el tipo de interés que ofrecen sea realmente atractivo como para contrarrestar este aspecto del que te hemos mencionado. Como consecuencia de todas estas aportaciones, desde luego que tan solo te puede servir para formalizarlo muy pocos meses, justamente los del verano.

Fondo cotizado en oro

oro

Si hay en estos momentos un activo financiero que destaca por encima de todos, ese es otro que el metal amarillo. Con una tendencia alcista claramente impecable durante este año y que lo hace ser muy interesante para los pequeños y medianos inversores. Como por otra parte, es muy complejo invertir en oro lo más aconsejable es que inviertas en un fondo cotizado de estas peculiaridades y que te puede reportar unas amplias plusvalías en estos tres próximos meses. A través de un producto que es una mezcla entre los fondos de inversión y la compra y venta de acciones en los mercados de renta variable. Pero con unas comisiones que desde luego son mucho más asequibles para tus intereses personales.

Como activo de refugio seguro más popular, es un seguro para las inversiones realizadas por parte de los inversores.  Más concretamente, como contrapunto al fortalecimiento del dólar de Estados Unidos al que estamos asistiendo a continuas subidas y que está propiciando que el dorado metal esté tomando fuerzas en los mercados financieros. Por otra parte, cualquier corrección que ofrece a los inversores supone una autentica oportunidad de compra. Es uno de los activos financieros con mejor aspecto y que genera un potencial de crecimiento muy sugerente para los meses de verano.

Deuda pública: muy segura

Este es el producto de toda la vida para los perfiles más conservadores. Son valores emitidos al descuento por lo que su precio de adquisición es inferior al importe que el inversor recibirá en el momento del reembolso. La diferencia entre el valor de reembolso de la Letra (1.000 euros) y su precio de adquisición será el interés o rendimiento generado por la Letra del Tesoro. Por tratarse de valores a corto plazo, las variaciones de su precio en el mercado secundario suelen ser bastante reducidas; por tanto, suponen un menor riesgo para el inversor que prevea o pueda necesitar vender estos valores en el mercado antes de su vencimiento.

En estos momentos, el Tesoro emite Letras del Tesoro con un plazo de permanencia a solo 3 meses, justo lo que dura la estación de verano. El tipo de interés medio de este producto de la renta fija es cercano al 0,17 % en la última subasta. Es un pobre rendimiento pero que te permitirá llegar al mes de septiembre sin números rojos en tu cuenta personal. Por otra parte, y al igual que los pagarés bancarios, los intereses los percibirás en el mismo momento de su contratación y no a su vencimiento. Un factor que sin lugar a dudas te permitirá disponer de mayor liquidez en los meses en que programas tus vacaciones y donde también más gastos hay.

Apalancamiento con los warrants

warrants

Queda una opción que tan solo está reservada a los perfiles más agresivos en la inversión y es a través de un producto tan especial como el configurado por los warrants. En donde puedes ganar mucho dinero en estos tres meses que tienes por delante, pero de la misma manera perderlo ya que el riesgo es una de sus principales características. Debido a que presenta un mayor nivel de apalancamiento que en los restantes productos destinados a la inversión en los mercados en renta variable. La estrategia en este caso debería ir dirigida a centrarte en valores con una acusada tendencia alcista, al menos dirigida al corto y medio plazo.

Los warrants son unos modelos de inversión que se distinguen por su alta volatilidad y porque puede ser una solución pasajera a tus problemas de inversión en este verano. Aunque insistimos solo para los inversores de un perfil más agresivo. En donde pueden destinar pequeñas cantidades de dinero hasta el mes de septiembre y con un especial seguimiento de las operaciones desarrolladas a través de estos productos financieros tan propicios para rentabilizar las posiciones con un mayor margen de intermediación. Por tanto, mucha prudencia con esta opción a la inversión que te proponemos.

Último recurso: estar en liquidez

De todas formas, siempre queda el recurso de aprovechar los esperados meses de verano para dotarte de liquidez ante los gastos que se te avecinan. No en vano, será una fórmula para despreocuparte de los que pasará en este periodo en los mercados financieros, tanto de la renta fija como la variable. En donde también puede ser una oportunidad para deshacer posiciones en la bolsa y disfrutar de las plusvalías acumuladas hasta este momento. En el caso de que las haya ya que servirá de total excusa para alejarte de los mercados financieros durante un tiempo más o menos prolongado.

Por otra parte, y a modo de resumen, hay que indicar que este es un momento para cambiar o rotar la cartera de inversión de los ahorros. Sean cuales fuesen los activos o productos financieros de la que está compuesta en estos momentos. Con el objetivo prioritario de mejorarla de cara el corto y medio plazo y más allá de otra clase de consideraciones de carácter técnico. Que es al fin y al cabo de lo que se trata en cualquier clase de estrategias en el siempre complicado mundo del dinero y también de la inversión. En función del perfil que presentes como inversor.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.