Qué es la matemática financiera

Qué es la matemática financiera

Que las matemáticas es algo que no gusta a nadie es un hecho. Hay pocas personas que se sienten cómodos haciendo o estudiando matemáticas. Sin embargo, ¿Sabes que se pueden combinar con las finanzas? ¿Sabes qué es la matemática financiera?

Si te acabas de quedar en blanco porque no habías oído antes este término, que sepas que son muy fáciles de entender y tienen múltiples usos. A continuación, te desvelamos todo lo que debes saber.

Qué son las matemáticas financieras

Qué son las matemáticas financieras

Al inicio de este artículo prácticamente hemos definido lo que son las matemáticas financieras al decir que eran matemáticas y finanzas.

El término concreto por el que se conceptualiza este término es que son «matemáticas aplicadas a las finanzas». Dicho de otro modo, es un área dentro de las matemáticas que estudian los cálculos para saber cuál es el valor del dinero dentro de una operación financiera y en un determinado tiempo.

Es decir, intenta estudiar a través de fórmulas cuánto subirá o bajará el valor del dinero en una operación financiera.

Como sabes, cuando se inicia una operación (entiendo esta como un intercambio entre capitales presentes y futuros), el dinero tiene un valor x. Pero al finalizar la operación, ese dinero puede tener otro valor diferente. Y ahí es donde entran las matemáticas financieras.

Para qué sirven las matemáticas financieras

Para qué sirven las matemáticas financieras

Ya sabes qué son. Pero es posible que aún no visualices la función que tienen, es decir, para qué sirven. Son una parte muy importante en estas operaciones porque, sin realizarlas, se puede hacer una probabilidad sobre el valor y la rentabilidad del producto en el que se va a invertir.

Por ende, los usos que tienen las matemáticas financieras son en bonos, préstamos, depósitos, acciones…  Todo aquel producto que requiere una inversión de capital y un resultado a largo tiempo para saber si es beneficioso o no.

Realmente su función es analizar ese producto y los resultados que se pueden obtener. Sin embargo, a pesar de que usa elementos claves (capital, tiempo, tasas de interés…) es posible que el resultado final no sea correcto ya que puede haber otros factores que eleven o bajen la cifra final.

Aun así, es un riesgo que se corre, ya sea con las matemáticas financieras o sin ellas. Por tanto, entre las herramientas que se usan está la probabilidad, estadística y cálculo diferencial.

Ahora bien, algo que no muchos saben es que este tipo de matemáticas también tiene otras aplicaciones más a día a día, como pueden ser:

  • Control de gastos. En el sentido en que se analizan los ingresos y los gastos viendo cuál de todos puede ser prescindible o no. Así, hay una optimización de lo que se ingresa y lo que se gasta.
  • Permite analizar la inflación. En el sentido en que, al conocer cuál es el valor real del dinero en diferentes momentos, se puede saber cómo va a comportarse la inflación. Eso sí, es una estimación, ya que puede o no ser viable.
  • Elaborar cuadros de amortización. De cara a créditos, préstamos, etc. porque así se ayuda a planificar el ahorro y a gestionar mejor los gastos.

Tipos de matemáticas financieras

Tipos de matemáticas financieras

Dentro de las matemáticas financieras, debes tener en cuenta que existen dos tipos, unas que se encargan de las operaciones simples y otras que abordan las complejas. Te las detallamos más a fondo.

Matemáticas financieras simples

Son aquellas que analizan y estudian la evolución que puede tener un solo capital. Para ello, controlan el capital al principio y realizan cálculos para saber cuál será al final de esa operación.

Dentro de esta, el interés que se tiene puede ser bien simple, bien compuesto.

Matemáticas complejas

Al contrario que las otras, aquí el capital no es unitario, sino que se tienen más. También se puede decir que son diferentes «rentas».

En este caso, también controlan la evolución de los distintos capitales. Además, el análisis se puede llevar a cabo según un determinado periodo de tiempo, sin uno específico o bien lo que sería una renta perpetua.

Qué fórmulas se usan en las matemáticas financieras

Dentro de las matemáticas financieras, como te hemos dicho antes, existen una serie de fórmulas básicas que son con las que trabajan los profesionales. Estas son:

Fórmula general del interés simple

La fórmula sería:

Cf = C + I = C (1+n.i) Si la operación financiera es de más de un año.

Cf = C × ( 1 + n. i / q) Si la operación financiera es de menos de un año.

  • Donde Cf es el capital final.
  • C es el capital.
  • I es el importe total de los intereses remunerados.
  • i es el tipo de interés anual.

Fórmula del interés compuesto

La fórmula sería:

Cf = C × ( 1 + i) elevado a n

Fórmula de la rentabilidad financiera

La fórmula sería:

RF = (Beneficio neto / Fondos Propios) x 100

Como ves, lo que son las matemáticas financieras no son tan difíciles de entender y su uso, si bien puede parecer que solo afectaría a empresas, también puede tener repercusión en los gastos de particulares, autónomos, etc. ¿Tienes dudas? Consúltanos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.