¿Y porque no invertir en renta fija?

renta fijaMuchas veces cuando hablamos de inversión nos dirigimos necesariamente a la renta variable. Cuando realmente la renta fija es también una forma de inversión. Y hasta puede ser más rentable en ciertos escenarios económicos. Con la ventaja añadida que se presenta en varios formatos y de diversa naturaleza. Porque en efecto, está representada por varios productos financieros. Desde los depósitos a plazo a los fondos de inversión vinculados a estos activos financieros. Tienes mucho en donde escoger en función del perfil que presentes como pequeño ahorrador.

Porque la renta fija se caracteriza fundamentalmente por estar muy diversificada. Algo que no sucede, por ejemplo, con los productos derivados de la renta variable. No te quedará más remedio que asumir que los mercados de renta fija no sólo están marcados por la evolución de la política monetaria sino por los eventos políticos. Entre ellos las estrategias económicas elaboradas desde la FED y el BCE. Hasta el punto que puede determinar que entres o salgas en los mercados financieros en cualquier momento. En donde incluso surgen siempre  oportunidades en sus mercados. Donde lo más complicado es detectarlas a tiempo.

Para poner de manifiesto la conveniencia o no de abrir posiciones en el mercado de renta fija será muy importante la tendencia de los tipos de interés. Tanto en el viejo continente como al otro lado del Atlántico. En este sentido, cobrará una especial relevancia cualquier modificación en la tendencia de este parámetro económica. Desde este escenario, después de una década con los tipos de interés históricamente bajos, la FED ha comenzado el proceso de normalización. A partir de ahora mucho tendrá que ver con su evolución las medidas fiscales que implemente el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

¿Qué puede aportar a la inversión?

Son muchas las prestaciones que puede aportarte a partir de estos momentos los mercados de renta variable. Y por supuesto que de diferente naturaleza, tal y como vas a poder comprobar desde estos momentos. Porque en efecto, cuando sube la inflación es donde esta inversión es más fuerte. Y no puedes olvidarte que este importante escenario se ha incrementado en la zona euro en los últimos meses. Puedes aprovechar este momento para iniciar tus primeros movimientos en la renta fija.

No en vano, los mercados de renta fija han estado acostumbrados a convivir con unos tipos de interés extraordinariamente bajos. Hasta el punto que han podido alejarte de estas operaciones, en detrimento del mercado de renta variable o incluso desde planteamientos alternativos. Pero quizás pueda ser el momento más adecuado para volver a la renta fija. Dispondrás de suficientes opciones como para satisfacer tu demanda. Desde los más tradicionales a otros más innovadores que se han creado bajo planteamientos diferentes.

Renta fija europea, ¿por qué no?

Es una de las preguntas que debes plantearte a partir de estos momentos y en el actual escenario económico. En este sentido, no puedes olvidarte en ningún momento que el BCE acaba de reiterar el programa de compras a razón de 60.000 millones de euros al mes a partir de abril. Su efecto en el mercado de bonos será más que evidente y podrás beneficiarte de estos movimientos. Aunque no puedes olvidarte que estos estímulos desde el banco emisor europeo puede está desarrollando una burbuja en este mercado financiero. O cuando menos una cierta posición de sobrevaloración, que podría ser corregida en cualquier momento. Justo cuando menos te lo esperes.

De todas formas, en Estados Unidos está en una fase más avanzada del ciclo, aunque son varios los analistas financieros que opinan que están al final del camino. Para evitarte más de un problema en las posiciones abiertas, es más deseable que no te pillen con el paso marcado. Porque podrías desarrollar fuertes pérdidas en tus cuentas personales. En donde la clase para solucionar este problema puede residir en una mayor diversificación en las inversiones. Optando por diferentes activos financieros.

¿Qué productos puedes contratar?

productosDesde luego que tendrás muchos productos de renta fija en donde puedas rentabilizar tus ahorros. Los fondos de inversión de estas características son uno de los más adecuados. Debido a la gran oferta que te presentan las gestoras. Con todas las modalidades e incluso puedes contratarlos en otras divisas alejadas al euro. También con la moneda cubierta, como estrategia para proteger tus aportaciones económicas. Una amplia selección, en definitiva, de las no podrás escaparte en tu intento de abrir posiciones a partir de ahora.

Los bonos son otros de los productos favoritos para tus operaciones. Con una amplia gama de los mismo. Corporativos, estatales, autonómicos y de hasta alto riesgo si es tu deseo. Son fáciles de cumplimentar y no requieren de especiales conocimientos para tomar posiciones sobre estos activos financieros. Aunque con una rentabilidad fija y anual que en estos momentos no es muy espectacular. De todas formas, y como en toda clase de inversiones, siempre dispondrás de nuevas oportunidades de negocio en este mercado financiero tan tradicional.

Por último, te quedan las imposiciones a plazo. Su mecánica es bien diferente a los anteriores modelos de inversión. Pero aportando una mayor seguridad a tu cuenta de resultados. No te ofrecen retornos a los ahorros realmente importante, pero a cambio tendrás un dinero fijo y garantizado todos los años. Algo que no te proporcionan otros productos procedentes de la renta fija. Al menos servirá para que valores la posibilidad de contratarlos o no en función de tus intereses como pequeño y mediano inversor.

Estrategias a seguir

estrategiasA partir de ahora puedes aplicar una serie de actuaciones que tengan como principal objetivo potenciar tus ganancias. Para que puedas disfrutar de las plusvalías con mayor rapidez para cualquier necesidad de liquidez que tengas en estos momentos. Porque en efecto, en ciertos escenarios hasta mejorar los rendimientos de la renta variable o incluso de los modelos alternativos. En cualquier caso, dispones de algunas actuaciones que pueden optimizar tus inversiones en este activo financiero.

  • Suele conformarse como el complemento perfecto para desarrollar las operaciones de renta variable. En los porcentajes que consideres más oportunos en función del perfil que presentes como pequeño y mediano inversor. Hasta el punto que puedes conseguir tus objetivos.
  • En algunos de los casos no garantizan una rentabilidad mínima, ya que incluso puedes perder dinero en las inversiones. Desde esta perspectiva, no que quedará más remedio que buscar los modelos que aportan un retorno fijo y asegurado.
  • La renta fija es casi siempre más beneficiosa en los escenarios más desfavorables que se desarrollan en la economía internacional. Será el momento más oportuno para abrir posiciones en algunos de los modelos más relevantes. Entre ellos, fondos de inversión o imposiciones a plazo.
  • En cualquiera de los casos, el retorno de los ahorros no será muy satisfactorio. Raramente sobrepasará de la barrera del 1,50 % en el mejor de los casos. Sin comisiones ni otros gastos en su gestión o mantenimiento. Con planteamientos más conservadores que en otra clase de inversión.
  • Como alternativa a la inversión no puedes olvidarte de combinar la renta fija con la variable. A través de un modelo tan comercializado entre los clientes como son los fondos de inversión. Aunque a cambio, no tendrás más remedio que asumir un mayor gasto en las comisiones.
  • Tampoco puedes olvidarte del efecto como potenciador del ahorro que tienen estos productos financieros de poco riesgo. Hasta el punto que pueden ayudarte a confeccionar una bolsa de ahorro destinada al medio y largo plazo. Con rendimientos casi asegurados.

Las ventajas que aporta la renta fija

ventajasEsta clase de inversiones te generan una serie de ventajas que es necesario que las tengas en cuenta para planificar tus movimientos. Algunos de ellos muy conocidos por todos, pero otros ciertamente originales. Serán los siguientes que te exponemos a continuación.

  1. No te generará excesivos riesgos, ni necesitarás de una cultura financiera por encima de lo habitual. Es algo que siempre tendrás disponible  en cualquier momento, incluso en los escenarios más complicados de los mercados bursátiles.
  2. Puedes disponer entre varios productos, algunos de ellos entre los más habituales en cualquier cartera de inversión. Para adaptarse a los perfiles que presentes como inversor minorista.
  3. Su modelo de contratación se basa tanto para los ahorradores como los inversores. Aunque los planeamientos deberán ser sustancialmente diferentes, incluso radicales en más de una ocasión.
  4. No tendrás más remedio, en algunos de sus productos, que esperar a que llegue su vencimiento para recuperar las aportaciones económicas y sus consiguientes intereses. Con largos periodos de permanencia que pueden ponerte en más de un problema por falta de liquidez.
  5. La renta fija está lastrada por el abaratamiento en el precio del dinero. No en vano, este factor ha generado que su rendimiento sea inferior durante los últimos meses. Hasta niveles desconocidos hasta estos momentos.
  6. Se trata de un producto que está destinado para un perfil de ahorrador muy bien definido.  Persona mayor, con miedo al riesgo y que busca un retorno fijo a sus ahorros todos los años.
  7. Y como última aportación, no debes olvidar que está comercializado para cualquier clase de plazos. Corto, medio o largo, en función de tus intereses personales. Porque realmente son muy flexibles en este aspecto tan importante para economía familiar.

Categorías

Bolsa
Etiquetas ,

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *