Los principales indicadores para operar en bolsa

Si te vas a dedicar a dedicar al trading o la especulación bursátil, deberás conocer que dispones a partir de ahora de diferentes estrategias e indicadores de bolsa que pueden darte muchas soluciones para tus necesidades en el sector de la inversión. Con un objetivo que está fuera de todas dudas y que no es otro que obtener rentabilidad a sus ahorros. Para lo cual te vamos a ofrecer algunos de los principales indicadores para invertir en bolsa en 2019. En especial a partir de estos momentos en el que se augura un escenario un tanto complicado en los mercados financieros de renta variable.

Estos indicadores te pueden dar el punto de partida para entrar en los mercados de renta variable, pero también para salir de ellos. Con un mejor ajuste en los precios y que te puede producir al final que las operaciones sean mucho más rentables que hasta estos momentos. Siendo una de las estrategias en la inversión que mejor resultados está dando a los pequeños y medianos inversores. Por encima de otros sistemas más sofisticados que requieren de un aprendizaje más elevado y sin garantizar ningún resultados en los movimientos. Es decir, a través de estos indicadores los riesgos estarán mucho más limitados desde ahora.

Mientras que por otra parte, también es muy importante incidir en que estos indicadores que os vamos a presentar pueden representar cuando es el momento para invertir en bolsa. En la práctica esto quiere decir que puede que sea la ocasión para entrar en los mercados financieros o por el contrario para esperar unas semanas o incluso meses en esta clase de operaciones. Por tanto, los indicadores pueden tener más de una aplicación para relacionarte con el siempre complejo mundo del dinero. De una manera sencilla, fácil y que puede ayudarte en tus tareas de la inversión bursátil.

Indicadores: Bandas de Bollinger

Empezamos por uno de los más complejos que existen en estos momentos pero que nos ofrece una alta fiabilidad. Porque en realidad  lo que hacen estas bandas es determinar los canales bajistas y alcista de un valor bursátil. Es decir, uno de los factores que más interesan a los pequeños y medianos inversores en el instante de introducirse en los mercados de renta variable. No en vano, se encarga de estudiar las medias en las últimas sesiones bursátiles y puede que nos de una señal sobre si o no un buen momento para abrir posiciones en bolsa. Más allá de lo que nos digan otros parámetros en esta clase de estrategias en la inversión.

Asimismo, las Bandas de Bollinger se caracterizan porque su análisis es muy básico y sencillo. No es el sistema perfecto para invertir nuestro dinero, pero a cambio no ofrece muchas dudas en cuanto a sus resultados finales. Por este motivo no es extraño que muchos inversores se decanten por este indicador tan especial como fórmula para incentivar sus inversiones de una manera más eficaz y comprensible a su capacidad financiera. Es decir, pueden utilizarlos todos los perfiles de minoristas, incluso los que cuentan con menos experiencia en esta clase de operaciones.

Las medias móviles

Estamos ante todo un clásico del análisis técnico y que raras veces no es utilizado por parte de los pequeños y medianos inversores. En este caso se trata básicamente de comparar medias de diferentes periodos cortos con las de periodos más largos. En efecto, es así de sencillo y como consecuencia de ello es muy fácil y sencillo de interpretar. Hasta el punto de que podremos averiguar en muy corto espacio de tiempo cual es la tendencia que presenta el valor que estamos analizando. Sea en uno u otro sentido ya que no hay ninguna clase de limitaciones ni restricciones para su correcta aplicación.

Desde luego que las medias móviles puede indicarnos el nivel de entrada en un valor bursátil. Como por ejemplo, cuando la media móvil corta llega a cruzar la larga al alza. Mientras que por el contrario, daría como resultados la venta en el movimiento contario. Se trata de unas figuras que sirven como refuerzo para tomar una decisión en los mercados de renta variable. En donde su grado de fiabilidad es realmente muy alto aunque sin llegar a los niveles de los anteriores. Porque además en este caso requiere de un mayor conocimiento y experiencia en esta clase de movimientos en bolsa.

Estocástica, figura práctica

Esta es una de las figuras que mejor nos puede servir para nuestras actuaciones en bolsa debido a que refleja el estado real de los valores bursátiles. Pero es en el cambio de tendencia en donde su utilidad es más clara, para detectar el cambil desde posiciones alcistas a bajista o viceversa. Ya que te ofrece las pauta sobre lo que tienes que hacer a partir de esos momentos. Mientras que por otra parte, también aporta el valor añadido de que también puede representar la media móvil de los primeros días en la cotización. Desde este punto de vista puede ayudarte a configurar una cartera de valores con un potencial de revalorización más que notable.

Por otra parte, es una de las figuras que más se emplean en las estrategias de trading. Es decir, para una clase de operaciones muy rápidas, incluso realizadas en muy pocas horas y que tiene como principal objetivo sacar más partido de las operaciones. Aunque por el contrario, se trata de una figura que algo más compleja que las anteriormente mencionadas y que tienen en los inversores con mayor experiencia a sus principales destinatarios. Hasta el punto de que esta figura es uno de los principales indicadores de bolsa que realizan muchos traders dentro de sus estrategias de trading.

Soportes y resistencias

Son los indicadores más básicos de todos y que no deben faltar en las estrategias de los pequeños y medianos inversores debido a la sencillez en su aplicación. La línea en un soporte puede indicar que existen niveles inferiores alcanzados por la cotización de una acción y en un periodo concreto. Mientras que por otra parte, las resistencias nos indican niveles en donde la presión vendedora es muy fuerte. Pero que en caso de derribarse pueden ofrecer la opción de la compra de los valores o activos financieros seleccionados por los inversores.

En cualquiera de los casos, no cabe duda de que indican que puede ser buen momento para entrar en el mercado con una apuesta al alza. O por el contrario, que es la ocasión para deshacer posiciones antes la presión vendedora que se puede desarrollar en los próximos días o semanas. Además no ofrece problemas para su correcta aplicación en las operaciones que vayamos a realizar en las próximas sesiones en bolsa.

¿Qué es el indicador MACD?

Otro indicador que puede ser útil para operar en bolsa es el MACD (Moving Average Convergence Divergence) o, en su traducción al español, convergencia o divergencia del promedio móvil, y que tiene tres componentes: el MACD, la señal y el histograma. El primero de ellos, MACD, es la diferencia entre dos medias móviles exponenciales de diferente longitud: el primer promedio es más sensible a los movimientos del precio en el corto plazo y el segundo es un promedio de mediano plazo. Lo habitual es usar la diferencia entre el promedio móvil de 12 periodos y el de 26 periodos, aunque se pueden tomar otros valores.

Pues bien, el MACD se mueve alrededor de una línea central o línea cero, sin límites superior o inferior. En esta línea cero se entiende que las fuerzas de la demanda son idénticas a las de la oferta, con lo que el MACD está en zona neutral. Por encima de esta línea cero, este indicador empieza a estar sobrecomprado y por debajo de este nivel empieza a estar sobrevendido. Pero el concepto de sobrecompra o sobreventa no debe tenerse en cuenta hasta que el MACD se aleja suficientemente de la línea cero, y habitualmente estos límites se fijan por los mínimos o los máximos que ha alcanzado este indicador a lo largo del chart.

Cómo se puede utilizar los indicadores

El seguimiento de estos indicadores no es un proceso excesivamente complejo para los pequeños y medianos inversores. Si no que por el contrario puede seguirse a través de los medios de comunicación especializados y portales de bolsa. Sin la necesidad aparente de disponer unos conocimientos previos para su correcta interpretación. En cualquiera de los casos son muy fáciles de seguir por parte de todos los usuarios bursátiles. Hasta el punto de que pueden generarse alguna que otra parte en las actuaciones que vamos a emprender en las operaciones en bolsa. Como por ejemplo, las que te vamos a exponer a continuación

  • En el momento de desarrollarse una situación de sobreventa la estrategia a emplear sería la de comprar y al contrario vender.
  • Habrá que comprobar si estos indicadores ponen de manifiesto algún cambio de tendencia de cierta relevancia en los mercados de renta variable.
  • Nos permitirá comprobar cuáles son los valores bursátiles que están sobrecomprados o sobrevendidos. Tanto en los índices de la renta variable nacional como en otros índices bursátiles internacionales como los siguientes: Dow Jones, Eurostoxx 50 o CAC 40, entre algunos de los más relevantes de todos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.