Las eléctricas corrigen sus anteriores subidas

No cabe duda de que las empresas eléctricas han sido las grandes protagonistas de la renta variable española durante el pasado año. En donde este sector se revalorizó en torno al 15 % y que han  propiciado que los inversores hayan  rentabilizado sus operaciones con una gran eficacia. Precisamente en un ejercicio en que la bolsa cerró el año con bajadas del 13 %. Es decir, han llevado dos vías diferentes y que han incidido en que buena parte de los inversores hayan vuelto sus miradas a este importante sector.

También el mes de enero ha sido alcista para las empresas del sector de las empresas eléctricas aprovechando el tirón comprador en todas las bolsas del mundo entero. Hasta el punto de muchas de estas compañías se han situado en máximos históricos. Con revalorizaciones muy relevantes en la conformación de sus precios. Pero ahora parece que ha llegado el momento de las correcciones, con el riego de que estas puedan ser muy intensas a partir de estos momentos. Por tanto, mucho cuidado con sus posiciones.

Un hecho muy relevante es lo que pasó en la sesión bursátil de la renta variable del pasado viernes. En donde el índice selectivo de la bolsa española, el Ibex 35, subió casi el 2 %. Con la sola excepción de las empresas del sector de las eléctricas, en donde incluso Endesa llego a retroceder un 1,3 %. Como consecuencia de la presión vendedora que se ha producido como reacción a las últimas alzas. Aunque queda por saber si tan solo es una corrección o por el contrario se ha producido un cambio en la tendencia del sector.

Eléctricas: su potencial se ha agotado

Uno de los motivos para explicar esta actuación por parte de las compañías eléctricas es que muchas de ellas han agotado su potencial de revalorización tras haber desarrollado una importante carrera alcista en los últimos tres meses. Es decir, ya no son atractivas como para tomar posiciones con los precios que tienen en estos precisos momentos. No en vano, los inversores están dirigiendo sus movimientos hacia otros sectores que cuentan con mejores expectativas en los próximos años.

Por otra parte, no puede olvidarse que las subidas no son eternas y en cualquier momento esta tendencia puede variar. Hasta el punto de que puede coger a los pequeños y medianos inversores con el pie cambiado. Y de esta forma, puedes experimentar grandes pérdidas a partir de estos momentos. En especial, si tenemos en cuenta que las empresas del sector eléctrico vienen de niveles muy altos en su cotización. Con lo cual, los riesgos son sensiblemente más altos que hace tan solo unos pocos meses.

Es un sector muy regulado

Si por algo se caracterizan las empresas de este sector tan relevante de la renta variable nacional es porque está muy regulado. Y la reciente decisión de acudir a las urnas el 28 de abril llena de dudas a las cotizadas. En especial, por las dudas que ser presentan ante lo que pueda hacer el próximo gobierno español. Este es otro de los razonamientos que están dando los diferentes analistas financieros para explicar lo que está pasando en realidad con el sector de las eléctricas. Más allá de otra clase de consideraciones de carácter técnico y hasta desde el punto de vista de sus fundamentales.

Mientras que por el contrario, está el tema pendiente de los coches eléctricos y que dependerá de algunas de las medidas que tome el nuevo gobierno. Se trata de una nueva duda que atenaza a las empresas del sector y que pueden incidir en que haya nuevos retrocesos en estos valores tan relevantes dentro del índice selectivo de la renta variable de España. Por otra parte, no se puede olvidar que el mal momento del sector.

Compras mal acogidas

Por otra parte, también ha influido en la caída de los precios de las compañías eléctricas las compras realizadas por Enagás y Red Eléctrica Española. Desde luego, las noticias no han sido bien recibidas por los mercados de renta variable. En donde incluso la empresa estadounidense S&P Global Ratings ha confirmado las calificaciones crediticias ‘A-/A-2’ de Red Eléctrica Corporación y su filial Red Eléctrica de España (REE), con perspectiva ‘estable’, a pesar de considerar que la adquisición de Hispasat es una operación con un ajuste estratégico “complejo”.

También puede haber influido en la evolución de las utilities que en pocos minutos se han dado la vuelta y han empezado a recortar la valoración de sus precios. Hasta el punto de que por primera vez en  mucho tiempo se han apreciado los primeros síntomas de nerviosismo en los pequeños  medianos inversores que tienen posiciones abiertas en los valores bursátiles de estas compañías. Con una inusual presión vendedora sobre sus acciones y que no recordaban en los últimos meses. Ahora la clave reside en si estos movimientos van a ser más profundos a partir de estos instantes.

Perjudicadas por el adelanto electoral

No cabe de que las empresas eléctricas son las más perjudicadas por el anuncio de unas próximas elecciones generales en el mes de abril. En este sentido, no nos podemos olvidar bajo ningún aspecto que Red Eléctrica, Enagás y Endesa han sido las tres firmas más afectadas durante la sesión del viernes, liderando las caídas del Ibex 35. Las tres han cerrado la sesión con caídas en el entorno del 1,2 %, mientras que por el contrario Naturgy ha conseguido solventar este escenario y cerrar ligeramente en verde, al igual que ha sucedido con Iberdrola.

Se puede también considerar como una lógica recogida de beneficios ante las plusvalías acumuladas en los últimos días. En donde los inversores han decidido disfrutar de sus ganancias ante el nuevo escenario que se puede generar en el sector eléctrico. Más allá de otras consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. En cualquier caso, y con diferencia, está siendo el peor de los sectores de la renta variable nacional. Hasta el punto de que se están creando muchas dudas sobre su próxima evolución en los mercados financieros durante los próximos días o incluso meses.

Malos presagios para el sector

Otro de los aspectos más relevantes que deben tenerse en cuanta es que no será el mejor de los sectores bursátiles ante una tendencia positiva en las bolsas nacionales. Desde luego que hay otros que pueden responder con mayor intensidad a las mismas, entre otras razones porque han recibido un mayor castigo en las últimas sesiones bursátiles. Y por lo tanto, cuentan con un mayor potencial de revalorización y que en algunos casos se estima en torno a los dígitos. Uno de estos sectores sin lugar a dudas es el bancario que sería el más beneficiado ante un tirón alcista por parte de los mercados de renta variable.

Por otra parte, hay que incidir en que el crecimiento en las compañías eléctricas puede estar muy próximo a su agotamiento. En todos los casos, cotizan por encima de sus precios objetivos y esta no es la mejor de las estrategias para tomar posiciones en los mercados financieros en estos momentos. Al menos hay que descansar de estos valores y dirigirse a otros sectores bursátiles con mayores garantías de éxito. Aunque también bien es cierto que con un riesgo más elevado, en especial si las bolsas giran a la baja a partir de estos momentos.

Iberdrola la mejor del sector

De todas formas, hay una compañía que sobresale respecto a las compañeras de sector. Se trata de Iberdrola ya que es la tiene una mejor valoración por parte de los diferentes agentes financieros. En algunos casos, con recomendación de compra a pesar de estar cotizando en estos instantes en niveles próximos a los 7,20 euros por acción. Pero a pesar de ello, está incluida en la cartera de inversión de buena parte de los intermediarios financieros. Además, presenta un reparto de dividendo que es muy atractivo para los  inversores. Con un rendimiento en torno al 6 % anual y garantizado.

Mientras que por otra parte, la estrategia de negocio de esta compañía eléctrica está siendo también muy valorada por parte de los mercados de renta variable. Siendo una de las empresas del índice selectivo de la bolsa nacional que mantiene un mayor volumen de negociación en los últimos meses. Aunque su subida, por otra parte, ha sido quizás muy intensa y es lógico que tenga que asimilar estos movimiento si desea seguir revalorizándose en los próximos meses. de todas formas, es una buena opción bursátil para estar mucho más seguro en las inversiones en renta variable.

Por último, señalar que es la compañía del sector que ofrece una mejor ecuación entre su posible rentabilidad y los riesgos que conlleva su operación. Por encima del resto de sus competidoras dentro de este relevante segmento de la renta variable nacional. Hasta el punto de que todavía puede ofrecer atractivos para una toma de inversión en los próximos días. Con un periodo de permanencia que iría al corto o medio plazo. Aunque desde luego que no deben esperara rentabilidad muy pronunciada tras el último recorrido alcista del valor bursátil. En un rango que va del 3 % y hasta el 8 %.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.