Invertir en la bolsa japonesa: el Nikkei

nikkei

El Nikkei es el índice más relevante de la renta variable japonesa, como una de las alternativas ante las inversiones en las bolsas europeas. El Nikkei 225 es el índice bursátil más popular del mercado japonés y lo componen los 225 valores más líquidos que cotizan en la Bolsa de Tokio. Siendo una de los corros financieros que tienen un mayor volumen de negocio ya que el número de compras y ventas que se realizan es muy elevado, con un gran número de operaciones entre inversores procedentes de todo el mundo. Hasta el punto de convertirse en importante fuente de referencia para buena parte de los agentes financieros del planeta.

Al contrario que en el resto de índices, la valoración se ha visto revisada a la baja en los últimos meses, con un 15 %, en el escenario central hasta 19.862 puntos desde el 23.510 anterior. El principal motivo de este ajuste ha sido una revisión a la baja del consenso del BPA 2020 del 12 %, que no ha sido compensado por el descenso de la prima de riesgo. Además, cabe recordar que este año está prevista una subida del IVA para octubre de 2019. En conclusión, que la recomendación de los bróker es a vender sus acciones ya que el potencial del escenario central que se plantea es del 1,4 %, con una rentabilidad por dividendo estimada del 2 %.

Por otra parte, cuenta con un PER implícito en este escenario que se situaría en niveles de 16,8. Mientras que por otra parte, aporta un potencial de revalorización que en estos momentos es del 1,4 %. Es decir, mucho más bajo que en los mercados de renta variable de Estados Unidos y Europa. Desde este punto de vista no es la mejor opción para rentabilizar los ahorros debido a que no cuenta con un atractivo en su perspectiva para revalorizarse en los próximos meses. No en vano, sus valoraciones ya han subido mucho en los meses precedentes y tiende a una corrección en los mismos.

Nikkei 225: más vender que comprar

De todas formas, las recomendaciones van más en sentido de deshacer las posiciones que de tomar posiciones en este mercado financiero oriental. Es decir, que los riesgos son mayores que hace unos pocos meses debido a los niveles en que está cotizando este índice de relevancia de la renta variable internacional. En donde  que en estos momentos hay más probabilidades de perder parte de nuestros ahorros que ganarlos a través de la compra y venta de acciones sus valores. A pesar de que representa a una economía tan sólida como es la japonesa, una de las de mayor relevancia a nivel internacional.

Por otra parte, hay que considerar si te merece o no la pena dirigirte a esta plaza internacional para realizar tus inversiones. No debes hacerlo a la ligera porque te puedes encontrar con alguna que otra sorpresa negativa a partir de estos momentos. Y no debes olvidarte en ningún momento que lo que te estás jugando es nada más y nada menos que tu propio dinero. No te quedará más remedio que meditar esta decisión que puedes tomar en las próximas semanas debido a la relevancia que tiene. En especial, si no has operado nunca con estos mercados en la renta variable.

Sus variables macroeconomícas

japón

El crecimiento económico recupera tasas positivas en línea con su potencial de medio plazo, soportado por las exportaciones y el gasto público. La demanda interna privada se resentirá por la subida del IVA del 8 % al 10 % que se materializó en el pasado mes de octubre. Mientras que por otra parte, las estimaciones de BPA se revisan a la baja, ya que las compañías japonesas son reacias a trasvasar a los precios finales los aumentos salariales y de los costes de materias primas. La política monetaria de este importante país asiático se mantendrá altamente acomodaticia con tipos de interés reales negativos hasta finales de 2020. En donde otro de los puntos de referencia es que el yen debería mantener una senda bajista en los próximos meses frente al cambio de otras divisas internacionales.

Todos estos datos que han sido apuntados desde el departamento de análisis de Bankinter deben servir para tomar una decisión sobre lo que tienen que hacer los pequeños y medianos inversores para formalizar sus inversiones. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de los fundamentales de estos activos financieros que cotizan en la bolsa de Japón. En cierta medida, todo parece indicar que ha pasado el tiempo para realizar las operaciones en este mercado de la renta variable internacional. Desde esta perspectiva, no habrá más remedio que esperar a mejor ocasión para realizar nuestras compras selectivas en esta plaza bursátil internacional.

Riesgos de operar en Japón

Desde luego que operar en este mercado financiero tiene en estos momentos sus riesgos y son convenientes que sean conocidos por parte de los pequeños y medianos inversores. Con la finalidad de protegerse ante escenarios poco deseados por estos. No en vano, se trata de un mercado financiero muy volátil en donde se producen amplias diferencias entre los precios máximos y mínimos de sus valores bursátiles. Mucho más que en los mercados del viejo continente ya que sus divergencias pueden acercarse al 5 % o incluso con mucha más intensidad. Con el consiguiente riesgo que se produce  en los movimientos abiertos por los agentes financieros.

Mientras que por otra parte, tampoco podemos olvidarnos que abrir posiciones en este mercado de renta variable supone asumir unas comisiones más elevadas. Casi el doble que en las realizadas en nuestro entorno más próximo. Con lo que tendríamos mejorar la rentabilidad de las operaciones para que la inversión fuese más rentable. Por otra parte, hay que tener en cuenta que los índices japoneses cotizan de noche en los países europeos y esto puede convertirse en otro problema para formalizar las inversiones con una total seguridad. Es decir, no podemos seguirlas tan bien como en los índices bursátiles del viejo continente.

Valores poco conocidos

valores

A la hora de evaluar los riesgos que suponen esta clase de operaciones tampoco debemos minimizar el relacionado con el desconocimiento de sus empresas cotizada. O al menos en la mayoría de ellas, en el mejor de los casos. Hasta el punto de que no sabemos a qué sectores pertenecen, cuál es su evolución en los mercados de renta variable o los cambios accionariales que tienen en cada momento. Esto es una incidencia que desde luego puede perjudicarnos al realizar alguna que otra estrategia en la inversión en la bolsa nipona. Más allá de otros planteamientos en la inversión que son un poco más técnicos.

Esta falta de información puede ser el efecto de que nuestra inversión no se canalice correctamente y que incluso podamos perder dinero en la toma de posiciones. Algo que se puede evitar optando por mercados de renta variable más conocidos y en los que operamos con cierta frecuencia. Por tanto, la bolsa japonesa está dirigida a los inversores de un perfil más agresivo que desean experimentar con otros mercados financieros, aunque siempre que la situación demande estos movimientos a partir de estos momentos. Nunca en los inversores conservadores o de corte defensivo que requieren de otras opciones en la inversión.

Ventajas de la bolsa japonesa

ventajas

Mientras que por contrario, estas operaciones también tienen su lado positivo y que pueden ayudar a canalizar correctamente las inversiones en un momento dado. Una de ellas es cuando se produce un agotamiento en el potencial de revalorización de las bolsas occidentales y puedes recurrir a esta fuente para rentabilizar tu dinero con mayores garantías de éxito. Pero esta actuación se produce muy pocas veces al año y a través de movimientos muy puntuales. Por otra parte, los periodos alcistas en este mercado financiero son muy pronunciados y puedes mejorar la rentabilidad de las inversiones con unos porcentajes más elevadas que antes.

También merece la pena valorar el aspecto que tiene que ver con el alejamiento de un mercado financiero tan especial como es este en concreto. Si deseas invertir en la bolsa japonesa tienes una opción menos agresiva como es a través de los fondos de inversión basados en esta plaza internacional. Dispones en estos momentos de una notable oferta por parte de las gestoras internacional que están confeccionadas bajo diferentes estrategias en la inversión. Incluso combinándolas con activos financieros de la renta fija con el objetivo de proteger tus posiciones en los escenarios más adversos para los mercados de la renta variable.

Por último, los fondos de inversión de estas características están dirigidos a plazos de permanencia más elevados y en todos los casos a medio y largo. Para crear una bolsa de ahorro estable de cara a los próximos años. Con la ventaja de que puedes traspasar los fondos de forma gratuita si las cosas no se desarrollan tal y como esperaban sus titulares.  Con una serie de comisiones que son algo más competitivas que en otros fondos basados en otras zonas geográficas. En cualquiera de los casos, se constituye en una nueva alternativa a la inversión que puedes utilizar en cualquier momento y situación. Más allá de otros planteamientos en la inversión que son un poco más técnicos.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Lucia Martinez dijo

    He estado leyendo mucho sobre el Nikkey y se ven cosas interesantes, http://bit.ly/2GBKvtX por aqui comparto uno de los ultimos que lei y creo que podria ser muy util, por estos dias que las demas bolsas tienen problemas.