¿Cómo evitar la pérdida de todos los ahorros en bolsa?

La reciente compra del Banco Santander del Popular ha incentivado el interés sobre lo que le pueden pasar a los accionistas. Porque esta actuación ha implicado que cerca de 300.000 accionistas de la última entidad financiera hayan perdido todos los ahorros de sus inversiones en la renta variable. Hasta el punto de que su valoración es cero. No es la primera que sucede este hecho y que en todo caso afecta a algunos de los pequeños y medianos inversores. No es extraño, por tanto, que estos se planteen como puede evitar estas situaciones.

Cuando ocurre la quiebra de un banco o este es adquirido por otra entidad financiera el destino de las aportaciones monetarias alcanza el peor de los escenarios. Es cuando entre en juego las acciones por parte de las bufetes de abogados para recuperar parte del patrimonio invertido. Se trata de una situación muy poco deseada como para no tomársela en serio. Porque en efecto, es algo que puede suceder a cualquier inversor minorista. Y conviene que tengas algunas herramientas para sortear este grave problema que puede emerger en tu cartera de valores.

Desde luego que no hay soluciones mágicas para evitarlo. Pero al menos dispondrás de alguna que otras herramientas que pueden ser de gran utilidad para defender tus intereses como pequeño y mediano inversor. Ojala que nunca necesites de esta ayuda que te vamos a ofrecer. Pero si así fuese, será un mecanismo para protegerte de los escenarios más desfavorables que pueden desarrollarse en los mercados de renta variable. Por este motivo es muy importante que le dediques un poco de atención a partir de estos momentos.

Pérdida de todos los ahorros

popularComo bien sabrás uno de los riesgos de invertir tus ahorros en la renta variable es que te puede pasar exactamente lo mismo que les ha pasado a los accionistas del Banco Popular. Son ninguna clase de diferencias, ya que el final será lo mismo. Es decir, quedándote con el saldo de tu cuenta corriente a cero. Será una sensación de clara impotencia en la que no sabrás que hacer a partir de este duro momento. Porque en efecto, los mecanismos de autodefensa serán prácticamente mínimos. Es algo que tienes que asumir al optar por una clase de valores un tanto especiales.

Por este preciso motivo será muy importante que abras posiciones en valores de aspecto complicado o que se han depreciado por encima de lo normal durante los últimos meses. En este sentido, será de gran utilidad en tu protección abstenerte de los valores más especulativos de los mercados financieros. Es cierto que puedes ganar mucho dinero con ellos. Pero por la misma razón los riesgos en su contratación con realmente enormes. No en vano, algunas de las empresas cotizadas no se encuentran en la mejor de las posiciones financiera.

No hay mayor protección para defender tus intereses que alejarte de estos valores tan complicados. Con una importante oscilación en la cotización de sus precios. En donde las amplias diferencias entre sus precios máximos y mínimos se constituirán en uno de sus principales denominadores comunes. Además, son empresas que cuentan con graves problemas de financiación. Es el caso que ha pasado durante los últimos años y en donde los inversores han perdido todos sus ahorros. Al dejar de cotizar sus acciones y no puedas hacer absolutamente nada para la recuperación del capital invertido. O al menos de una parte del mismo.

Peligro: valores a menos de un euro

euroEn la renta variable española hay una serie de valores que cotizan por debajo de la unidad de euro. Son muy golosos para los inversores más especulativos porque piensan que su potencial de revalorización es mayor que a través de otras propuestas bursátiles. Aun pudiendo ser cierto este planteamiento, la verdad es que son muy peligrosos para invertir. No puedes olvidar que si cotizan bajo estos márgenes tan bajos es por algo. Y no quiere decir que no pueden seguir bajando durante las próximas sesiones bursátiles. Incluso con la posibilidad de que puedan dejar de cotizar en los mercados financieros.

Desde este planteamiento general, son varios los casos de valores con muy poca valoración que al final han dejado de cotizar. Con el consiguiente disgusto para ti porque habrás perdido todos tus ahorros. Incluso acumulados desde hace muchos años. No porque un valor cotice a estos niveles tan bajos es motivo más que suficiente como para no incorporarlos en tu radar privado para abrir posiciones en los mercados de renta variable. Debes ser muy cuidadoso con esta clase de compañías que se caracterizan por su muy poca liquidez. Es algo que llama la atención con estos valores con precios tan bajos.

Depreciaciones fuertes y continuadas

Otra de las señales que te puede proporcionar el mercado para evitar caer en estas situaciones es la evolución de sus precios. Porque en efecto, cuando hay importantes caídas y de forma continuada será una grave señal de alarma sobre algo que está pasando. No es conveniente, por tanto, que hagas operaciones con esta clase de valores tan especiales. No puedes olvidar que es mucho más lo que puedes perder que ganar. No debes tentar a la suerte son tanta ligereza porque puedes pagarlo muy caro. El reciente ejemplo de los accionistas del Banco Popular es la mejor demostración de lo que no debe hacer en estas situaciones.

En estos escenarios, debes ser muy rápido y ágil en las operaciones en los mercados financieros. Hasta el punto de que tu mejor decisión será vender tus posiciones como alternativa para proteger tus posiciones con mayor eficacia. A pesar de que no te quedará más remedio que asumir las minusvalías acumuladas en tu cartera de inversión. Más vale que pierdas una parte de la inversión, por muy importante que sea, que desaparezca todo tu dinero. Y por mucho que te cueste aplicar esta estrategia en la inversión.

Mantener una información constante

Una de las claves para no emular las acciones del Banco Popular es estar informado de todo lo que le suceda a los valores que están incluidos en tu cartera de inversión. Bien a través de los medios escritos especializados como de las fuentes de acceso que se genera desde Internet. No en vano, te darán más de una señal sobre lo que está pasando en la compañía cotizada. En uno u otro sentido y que puedes aprovechar para comprar y vender las acciones de los valores bursátiles. Para que de esta manera estés en mejores condiciones para anticiparte a los acontecimientos.

Cuando veas un  hecho relevante que no sea de tu agrado, no te quedará otra solución que abandonar tus posiciones de una forma rápida. Para dirigir tus posiciones hacia otras propuestas en la renta variable que gocen  de tu completa confianza. De esta manera, evitarás que por cualquier circunstancia, puedas perder todo el dinero invertido y de golpe. Otro de los consejos que estarás obligado a cumplir se basa en optar por los valores más solventes de la renta variable española. O incluso procedentes de los mercados internacionales si la situación así lo aconsejase en algún momento determinado.

Índices bursátiles principales

bolsaUn pequeño truco que puede beneficiarte para no perder el dinero en la bolsa consiste en dirigirte a los índices de renta variable más solventes. Esta actuación pasa en España por seleccionar compañías que estén integradas en el selectivo de la bolsa española, el Ibex 35. No garantiza que puedas hacer en estos escenarios tan pocos deseados, pero al menos te ofrecerá mayores garantías para que no ocurra. Además, son compañías cotizadas de mayor solvencia y que se conforman como puntos de referencia para los fondos de inversión extranjeros.

Con una gestión mucho más controlada que en los valores que cotizan en índices de menor categoría o secundarios. Como por ejemplo, el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) que implica asumir unas operaciones muy arriesgadas. Con propuestas de muy poca liquidez y que tienen serios problemas de financiación en algunos de los casos. En cualquier caso, te implican jugar con fuego y hasta que puedas tener más de un problema con sus acciones. Si puedes, será mejor que alejes de estos planteamientos tan especiales y que pueden perjudicarte en algún  que otro momento de tu vida.

No puedes olvidar que a medida que tu perfil como pequeño y mediano inversor es más agresivo, son mayores los problemas para que te veas en una situación de estas características. Y en cualquier caso, no te quedará más remedio que aplicar una orden de limitación de pérdidas que te ayuda a reducir las minusvalías en los escenarios menos favorables para los mercados de renta variable.

También dispones de otro soporte para realizar esta actuación y que es más sencillo de llevar a cabo. Consiste en cerrar posiciones cuando se rompan soportes de especial relevancia. Será el pretexto más adecuado para abandonar tu inversión e irte a otras opciones que presenten mejor aspecto técnico. Para ello, deberás ser muy ágil para realizar las operaciones y no verte involucrado en movimientos muy poco favorables para tus intereses como inversor. Pero sobre todo, con la decisión para plasmarlo con una clara determinación. No en vano, te ayudará a limitar las pérdidas bajo una mayor eficacia en todas tus estrategias de inversión. Para que finalmente no te veas implicado en las situaciones más negativas. Tal y como le han pasado a los accionistas del Banco Popular.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *