Ence uno de los valores calientes en este año

Ence es uno de los valores más activos en los últimos meses y del que están pendiente buena parte de los pequeños y medianos inversores. Por una serie de razones que es muy conveniente que las tengas en cuenta a partir de estos momentos si deseas tener a esta empresa cotizada en el radar durante el año 2020. Puede disponer de un gran potencial de revalorización, pero también sus riesgos son mayores que en otros valores de la renta variable española. Dando volantazos muy violentos en la configuración de su precios y que han llegado a despistar a más de un minoristas en sus intenciones de abrir posiciones en los próximos días.

Este es un  valor que se caracteriza sobre todo por su baja estabilidad en los precios que marca en los mercados financieros. Hasta el punto de que sus fluctuaciones están por encima del 3 % de una sesión bursátil a otra. Por tanto, puede decirse que este Ence no es un valor que está destinado a todos los perfiles de inversores. Porque no es de esta manera ya que requiere de usuarios que puedan aguantar esta gran oscilación en el precio de sus acciones. Solo los más agresivos son los que cuentan con mayor aprendizaje como para realizar operaciones a todos los plazos de permanencia.

Mientras que por otra parte, otra de las señales de identidad de este valor es que está integrado en el índice de referencia de la renta variable nacional, el Ibex 35. Después de que en la última revisión se haya tomado la decisión de mantenerlo en el club selectivo de la bolsa en España. Con la entrada de nuevas posiciones en el valor que puede dar fortaleza para alcanzar metas más ambiciosas en estos días. Este es un hecho que ha beneficiado muy positivamente a sus intereses y que podrás aprovechar si tu estrategia en la inversión va dirigida al corto plazo. En donde puedes rentabilizar el capital a poco que el Ibex 35 empuje a la alza en estos días.

Ence: operaciones muy cortas

Este es un valor que es válido para operaciones de poca duración ya que su volatilidad puede hacer jugar una mala pasada en tu cartera de valores a partir de estos momentos. Es preferible optar por pequeñas operaciones y de baja cuantía que permitan un mejor control por parte de los pequeños y medianos inversores. Antes de arriesgarse a que una mala noticia pueda arruinar las expectativas que se pueda tener en esta compañía de cara al medio y sobre todo largo plazo. No en vano, estamos hablando de uno de los valores bursátiles con más riesgo de todo el índice selectivo de la bolsa española.

Es muy frecuente que pueda moverse en torno a medio euro por acción en la misma semana. Debido a que sus reacciones son muy violentas y por tanto debes estar preparado para esta clase de movimientos tan especiales. Mientras que por otra parte, no puedes olvidar que esta compañía depende mucho de lo que pueda pasar en la concesión de Ence-Pontevedra. Hasta el punto de que es determinante para que sus acciones suban o bajen con gran intensidad, tal y como se ha podido comprobar en los últimos meses. Con unas desviaciones que son superiores al 5 % en muchos de los casos.

Presión compradora

En cualquier caso, en las últimas semanas se ha detectado una presión vendedora sobre la compradora y que ha llevado a un cierto nivel de sobreventa. Desde este punto de vista, una estrategia en la inversión se genera a través de una compra selectiva para rentabilizarla en muy poco espacio de tiempo. En donde cuando se consigan los primeros objetivos no quedará más remedio que deshacer las posiciones para evitar situaciones muy poco deseadas por parte de los inversores minoritas. En lo que se constituye como una de las opciones que tendrán estos durante el año 2020. Es decir, no muy elevado con respecto a sus compañeros de viaje en el índice selectivo de la renta variable de nuestro país.

Otro sistema que pueden emplear los usuarios bursátiles se basa en aplicar unos filtros muy importantes como para comprar las acciones bajo unos precios mucho más ajustados que antes. Esta es una táctica que ofrece unos excelentes resultados en toda clase de perfiles en los inversores. Pero con una precaución que deberá tomarse a partir de estos momentos y que no es otra que realizar un puntual seguimiento a todos los movimientos iniciados en los mercados de renta variable. Con unas altas posibilidades de que se cumplan con las metas deseadas en el momento de tomar posiciones en este valor. En especial, si esta tendencia va acompañada de una subidas en las bolsas internacionales y muy especialmente en la española.

Con alto nivel de liquidez

Otra de sus aportaciones más relevantes es que se pueden abrir y cerrar posiciones con cierta facilidad. No como en caso de los grandes valores del Ibex 35, pero si como para no quedar enganchado en sus posiciones, tal y como está pasando con los valores de pequeña y mediana capitalización. Con un volumen de contratación que está situado en niveles intermedios en comparación con otras apuestas de la renta variable de España. En donde es muy importante que los propios inversores estén al tanto de la evolución de sus títulos ante la idea de que puedan realizar una primera toma de contacto con esta compañía cotizada.

Por otra parte, otra de sus señas de identidad es la que se refiere a componente ligeramente especulativo. Algo  que es muy raro en los valores que integran el Ibex 35 y que se caracterizan por su gran estabilidad para integrar sus carteras de inversión. Este es un factor que debemos tener en cuenta a partir de estos momentos si no queremos tener alguna que otra sorpresa negativa que nos pueda llevar a depreciar el valor de nuestras inversiones. Al igual que el hecho de que reparte un dividendo entre sus accionistas con una rentabilidad estimada en torno al 3 %. Es decir, no muy elevado con respecto a sus compañeros de viaje en el índice selectivo de la renta variable de nuestro país.

Mientras que por otra parte, puede ser una de las opciones en el 2020 si se asumen más riesgos en los movimientos. No en vano, cuenta con un potencial de revalorización muy estimable de cara al corto plazo, siempre que se mantenga bajo la defensa de sus principales soportes. Ya que de superarse no quedará más remedio que finiquitar la operación de asumir que nos hemos equivocado a la hora de seleccionar este valor de la renta variable nacional. Aunque pueda volverse en el momento de que los precios den sus nuevas señales de compra.

Aspecto técnico

Ence está en estos momentos pendiente de superar el soporte que tiene en los 3,80 euros la acción si desea retomar la tendencia alcista a corto plazo a partir de estos momentos. Después de que haya retrocedido hasta los niveles en 3,40 y 3,50 euros, y en cualquier caso con una secuencia de máximos decrecientes que le ha hecho perjudicar en sus intentos de aspirar a cotas más ambiciosas. En este sentido, será muy importante lo que pueda hacer en las próximas sesiones bursátiles, para que se pueda dirigir en uno u otro sentido. Y de esta forma, estés en disposición de aplicar una certera estrategia en la inversión.

Por otra parte, en lo que se refiere a un cierre por encima de 3,8 euros probablemente dará un objetivo en la zona que tiene ligeramente por encima de los cuatro euros por acción. Mientras que por el contrario, un cierre no satisfactorio podría llevar al valor hacia su zona de soporte que tiene por debajo de los 3,40 euros. Otro de los aspectos a tener en cuenta es que uno de sus indicadores técnicos más relevantes, como es el MACD continua en terreno positivo. En donde otros de los puntos que tiene a su favor es que su volumen de contratación sigue siendo elevado, al menos más que en meses precedentes.

Se mantiene en el Ibex 35

El Comité Asesor Técnico del Ibex 35 ha decidido en su reunión celebrada en diciembre ha decidido mantener a Ence en el selectivo dada su destacada liquidez, superior a la de otras cinco empresas pertenecientes al índice. La compañía seguirá formando parte del Ibex 35 a pesar de la caída de la cotización bursátil ocasionada por el sorprendente cambio de criterio de la Dirección General de Costas en relación a la prórroga de la concesión de su biofábrica de Pontevedra, que ha supuesto un fuerte impacto negativo sobre la cotización de la empresa durante 2019. Esta caída contrasta con sus competidores cuyas cotizaciones han subido a pesar de la disminución del precio de la celulosa.

Por otro lado, es de destacar que los precios globales de la celulosa han comenzado a estabilizarse y la empresa ha anunciado que defenderá por todos los medios la prórroga de la concesión de Ence-Pontevedra hasta 2073. En donde, el ejercicio 2019 ha sido el primer año de ejecución del Plan Estratégico 2019-2023 de Ence, en el que la compañía ha invertido más de 100 millones € para incrementar un 15% las ventas de celulosa de su biofábrica de Navia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.