El sector eléctrico ejerce de refugio en las caídas de la bolsa

 

electricas

Tan solo el sector eléctrico se ha mantenido a flote de las caídas en el índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35. Que en poco más de una semana ha pasado de los 9.500 a los 9.000 puntos y con una figura técnica muy qué preocupante para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Valores bursátiles como Endesa, Iberdrola o Naturgy han sido de los pocos que se mantenido en terreno positivo durante estos días. En donde la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha ejercido de detonante para que la presión vendedora se haya impuesto muy claramente sobre las posiciones compradoras.

Dentro de este contexto general, las bolsas de todo el mundo están mostrando las caídas más importantes de los últimos años. Con descensos por encima del 5 %, en lo que se constituye como el peor momento para los mercados de renta variable de todo el año en curso. En donde los valores de carácter cíclico, industria y también los grupos financieros son los que peor comportamiento han tenido en estos días de serias correcciones en todos los índices bursátiles. Con todos los visos de que las caídas se profundicen en los próximos meses.

Una vez más, han sido los valores defensivos los que mejor han respondido a este ataque vendedor en los mercados financieros. Hasta el punto de que incluso en este nuevo  escenario se han revalorizado respecto a los precios marcados hace justo una semana. Es cierto que la bolsa española no ha caído tanto como la de Estados Unidos, pero aun así ha salido muy mal parada de esta nueva crisis que afecta a los mercados de renta variable y que puede durar más días o incluso semanas. Ante la rotura de importantes soportes en su análisis técnico que han complicado su aspecto.

Sector eléctrico: a salvo de las caídas

refugio

De nuevo los valores integrantes de este importante sector de la renta variable nacional ha sido el más beneficiado de esta nueva situación bursátil. Entre otras razones porque buena parte del dinero de los inversores se ha dirigido hacia sus principales valores bursátiles. En un entorno muy preocupante para los pequeños y medianos inversores debido a que la tendencia a corto y medio plazo se ha desplazado de alcista a bajista en muy pocos días de contratación. Mientras que las compañías eléctricas han sido las únicas que se han revalorizado en la última semana y en contra de la opinión de los principales analistas de los mercados de renta variable.

Dentro de estos movimientos, Endesa se ha elevado hasta los 22,38 euros por acción, mientras que por el contrario Iberdrola sigue cotizando por encima de los 8 euros. En ambos casos bajo una figura de subida libre que es sin lugar a  dudas la mejor de todas en el análisis técnico en los valores bursátiles. En donde, a medida que son mayores las caídas más se revalorizan estas propuestas para invertir el dinero en la bolsa. Ejerciendo una vez más como valores refugio en la renta variable española. En donde se mantienen el dinero de buena parte de los inversores en bolsa.

Los únicos valores en verde

valores

En esta semana se ha producido que casi todos los valores han cotizado en rojo. Solo los valores del sector eléctrico han cambiado el color de esta tendencia tan negativa. Es un aspecto que ha llamado mucho la atención a los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que se han dirigido hacia estas posiciones para proteger sus posiciones en los mercados de renta variable. Siendo los únicos que se han  revalorizado en la última semana. Con apreciaciones semanales en torno al 2 % y 3 % y que además están potenciadas por el retorno que se genera a través de los dividendos y que en estos momentos cuenta con una rentabilidad media y anual del 6 %.

Mientras que por el contrario, estos valores se están viendo reforzados en sus posiciones ante la debilidad de los restantes valores de la renta variable nacional. Incluso con la posibilidad de que se puedan reforzar sus posiciones a partir de estos momentos. En un momento de gran inestabilidad para los mercados de renta variable como consecuencia de la agravamiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y que pueda agravar la situación en los días previos a la llegada de los meses del verano. En donde los analistas financieros prevén nuevas caídas que pueden llevar al Ibex 35 a los 8.000 puntos.

¿Hasta dónde puede dirigirse el Ibex?

Las perspectivas para el índice selectivo español no son desde luego muy positivas en esta nueva situación de los mercados financieros. Hasta el punto de que ya está cotizando en mínimos anuales y muy cerca de los niveles por debajo de 9.000 euros. En este sentido, no puede olvidarse que los periodos entre los meses de abril y octubre son los más negativos para invertir el dinero en los mercados de renta variable. Históricamente ha sido un periodo muy negativo y casi siempre ha servido para que los valores bursátiles se hayan depreciado en estos meses. Algo que parece que se va a volver a repetir, cuando las perspectivas parecían justo lo contrario.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse una máxima que casi siempre suele cumplirse en los mercados de renta variable. En el sentido de que es preferible ganar una pequeña cantidad que quedar lastrado para el futuro. Estas situaciones las han sufrido la gran mayoría de inversores, incluso los más expertos en operaciones de bolsa. Esto quiere decir que no merece la pena arriesgar el dinero en operaciones en los mercados financieros. A no ser que los movimientos vayan dirigidos al sector eléctrico y a buena parte de sus representantes.

Próximos dividendos de las eléctricas

Otro de los aspectos que favorecen las posiciones de los valores del sector eléctrico es que están próximos los repartos de los dividendos entre sus accionistas. Porque en efecto, en los meses de junio y julio se ejecutarán estos pagos a cuenta. Este hecho genera que el volumen de contratación se vaya elevando en los próximos días. Con un trabase en la cartera de inversión de otros valores y que ven como refugio a estas propuesta de la renta variable nacional. Con rendimientos por encima del 5 % a través de un pago fijo y garantizado todos los años. Como uno de los principales atractivos para suscribir las acciones en el sector eléctrico.

Ya habrá momento para variar la estrategia en la inversión, como por ejemplo después del pago de los dividendos o a la vuelta de las vacaciones. En donde se puede optar por sectores más agresivos en donde el potencial de revalorización son más potentes y que pueden más de una alegría a partir de estos momentos. Aunque a costa de asumir más riesgos en las operaciones ya que su volatilidad es sensiblemente mayor debido a las especiales características de estos valores bursátiles. Porque no puede olvidarse de que se trata de valores que han sufrido duras caídas en estos días del mes de mayo.

¿Comprar o vender en la bolsa?

comprar

En el momento en que empiezan a aparecer las plusvalías en las inversiones realizadas es normal que los ahorradores se planteen si es el momento adecuado de vender o por el contrario es mejor esperar a que los beneficios sean más abultados. Para lo cual es básico confeccionar previamente una estrategia en la que estén delimitados los objetivos del inversor. En función de su perfil, los plazos a lo que va dirigido y el capital aportado, que serán los que dictaminen finalmente si decidirse por una u otra alternativa bursátil. O por el contrario, mantenerse en liquidez en la cuenta de ahorro.

En situaciones de tendencia alcista lo más sensato es aguantar la inversión hasta conseguir mejores precios en su cotización. O hasta que aparezcan señales que indiquen la finalización de ese, si bien se corre el riesgo de caer en situaciones extraordinarias que pueden hacer caer a un valor de forma notable con las consiguientes pérdidas en su cuenta de resultados. En este sentido es muy prudente elegir una fórmula que combine la ecuación entre seguridad y riesgo como estrategia para preservar las cantidades aportadas. Sobre en aquellos períodos bajistas en donde es más fácil que las pequeñas plusvalías obtenidas se conviertan en pocas sesiones bursátiles en número rojos para el inversor. Con la disyuntiva entonces de si vender con minusvalías o profundizar aún más en ellas.

En cualquier caso, estamos en estos momentos en uno de los momentos más bajistas en la renta variable española. Con el riesgo latente de que el Ibex 35 pueda dirigirse a niveles mucho más abajo que en estos momentos. Incluso puede llegar a cotizar en una franja que va desde los 8.000 a los 8.500 puntos. En especial, si no hay soluciones en la actual guerra comercial entre Estados Unidos y China. Algo que perfectamente puede suceder a tener de las últimas declaraciones del presidente americano, Donald Trump. Con los riesgos que esto puede suponer para los pequeños y medianos inversores. Con la disyuntiva entonces de si vender con minusvalías o profundizar aún más en ellas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.