El Ibex 35 pendiente de superar los 10.000 puntos

El rebote que se ha producido en las últimas semanas del índice selectivo de la renta variable, el Ibex 35, lo ha llevado a tantear la zona de 9600 puntos. Se trata de la última resistencia antes de llegar a la cota psicológica de los 10000 y en cualquier caso estamos en una zona de máximos anuales en los últimos doce meses. Por otra parte, hay que indicar que mientras se mantenga por estos niveles existe la posibilidad real de romper al alza de forma muy importante. No en vano, juega a su favor el hecho de que los indicadores del índice nacional se mantienen en positivo. Y este es algo que juega en beneficio de la toma de posiciones en los valores con mejor aspecto técnico.

En este contexto, es muy importante indicar que el Ibex 35 se debate entre dos corrientes muy profundas que pueden desembocar en una tendencia alcista o bajista en función de la evolución que pueda tomar este mercado de renta variable. Para que de esta forma, se pueda abandonar de una vez por todas, la tendencia lateral en la que viene cotizando en los dos últimos años. Con uno márgenes que oscilan entre los 8.500 y 9.800 euros y que ahora puede generarse un escape al alza. En este sentido, va a ser muy importante el volumen de contratación que se pueda producir a partir de estos momentos.

El Ibex 35, de todas formas, es uno de los índices bursátiles que peor comportamiento ha tenido dentro de la renta variable europea. Por las especiales características de este mercado financiero, pero sobre todo por su excesiva dependencia del sector bancario que ha sido uno de los más bajistas en este periodo de tiempo. Por otra parte, no nos podemos olvidar que el índice selectivo nacional ha quedado lastrado por los condicionantes políticos en nuestro país y que han impedido a que pueda llegar a cotas superiores en la configuración de sus precios. Con una divergencia de casi el 5 % respecto a otros índices de nuestro entorno europeo.

Ibex 35: valores más fuertes

De cualquier forma, hay una serie de compañías cotizadas que están desarrollando un mejor comportamiento en estos meses del año. Uno de estos casos están representado por el sector eléctrico que se ha disparado en sus cotizaciones. Hasta el punto de que buena parte de sus valores bursátiles están muy cerca de los máximos anuales y en algunos de los casos hasta histórico. Como por ejemplo, en los casos concretos de Endesa e Iberdrola que han llegado a niveles de 25 y 9 euros por acción, respectivamente. Con una revalorizaciones por encima del 15 % en los últimos doces meses.

Otro de los aspectos que hay que considerar en este aspecto el buen comportamiento que han tenido algunos de los valores del sector de servicios. Hasta el punto de que han sido algunos de los más beneficiados de este contexto coyuntural y que ha supuesto reales oportunidades de negocio que ha generado alto beneficios en las operaciones realizadas por los pequeños y medianos inversores. En unos márgenes de intermediación que van del 5 % y hasta el 30 % en función de cada una de las propuestas que están presentes en el mercado continuo español. A pesar de que en la mayoría de los casos se trata de empresas de pequeña y mediana capitalización.

¿Hasta dónde puede llegar?

Una de las preguntas que se hacen buena parte de los pequeños y medianos inversores es los niveles que puede alcanzar el índice selectivo de la renta variable nacional. Pues bien, si se rebasa la cota psicológica de los 10.000 euros no puede descartarse que pueda llegar hasta muy cerca de los 11.000 euros. Es decir, que tendría un importante recorrido al alza y que serviría para abrir posiciones a partir de estos momentos. Ya que se abriría una tendencia alcista muy interesante para invertir en bolsa. A pesar de las correcciones que se pudiesen desarrollar en este periodo y que serviría en cualquier caso para entrar en posiciones con un precio más competitivo que en estos momentos. Para que de esta manera, no haya sorpresas que pueda alterar el capital de las inversiones, ante un previsible escenario no deseado en los mercados de renta variable internacionales.

Mientras que por otra parte, si no se pudiese con el nivel de los 10.000 no cabe duda de que el recorrido a la baja sería muy intenso a partir de ese instante. Con una presión vendedora más fuerte de lo habitual y que podría llevar al Ibex 35 a niveles por debajo de los 9.000 euros. En tal caso, no quedaría más remedio que abandonar las posiciones ante lo que pueda pasar en este año. Porque habría muchos más riesgos que los habilitados en estos momentos y se podrían perder muchos euros por el camino. Es decir, que la mejor posición que podríamos tomar es estar en total liquidez y esperar a que termine la corriente vendedora. Siendo una de las posibilidades que se pueden desarrollar a partir de estos precisos momentos.

El Ibex cotiza con descuento

Hay un factor que debe tenerse en cuenta para elaborar cualquier estrategia en la inversión y que irán en función del perfil que presentes como pequeño y mediano inversor. Que puede ir desde unas posiciones más defensivas a otras meramente especulativas y que en ambos casos tienen un objetivo común que no es otro que rentabilizar los ahorros en este espacio de tiempo. Al igual que la opción de desarrollar una bolsa de ahorro de cara al medio y largo plazo en los valores que reparten dividendos entre sus accionistas. Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que el Ibex 35 está cotizando con descuentos respecto a otras bolsas europeas y este es un factor que puede jugar a favor de sus intereses.

Desde este punto de vista, la precaución deberá regir las actuaciones en bolsa por parte de los inversores minoristas. Con el objetivo prioritario de preservar los ahorros por encima de otras consideraciones de carácter técnico y mantener su saldo en la cuenta de valores. No en vano, esta es al fin y al cabo una de sus metas más inmediatas, tal y como se ha puesto de manifiesto en los últimos años como estrategia en la inversión. Para que de esta manera, no haya sorpresas que pueda alterar el capital de las inversiones, ante un previsible escenario no deseado en los mercados de renta variable internacionales. Con un control sobre las operaciones en bolsa y que te puede ayudar a mejorar tu posición en los mercados financieros.

Momento decisivo en la inversión

Otro de los aspectos a valorar es el que se refiere a que al bolsa española puede recuperar el terreno perdido de los últimos años. Y en este sentido, podría ser una oportunidad de negocio para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos. No en vano, no puede olvidarse que los indicadores en los índices nacionales se mantienen en positivo y este es un factor muy relevante para los usuarios bursátiles que vayan a tomar posiciones a partir de estos momentos. En donde es cierto que habrá que tomar más precauciones que nunca si no se desean asumir riesgos innecesarios en este periodo.

Aunque todo dependerá de que al final se puede superar el nivel del qué hablamos probablemente llevaría al índice a los 10000. Una cota que divide la corriente compradora de la vendedora y de la que habrá que estar muy atento ante lo que pueda pasar en los próximos meses. Sin que a priori se puede descartar absolutamente nada y se está abierto a todos los escenarios. No en vano, esta es al fin y al cabo una de sus metas más inmediatas, tal y como se ha puesto de manifiesto en los últimos años como estrategia en la inversión.

La bolsa negocia 40.000 millones

La bolsa española negoció en renta variable un total de 40.927 millones de euros en diciembre, en línea con el mismo mes del año anterior y un 12,8 % menos que en noviembre. El número de negociaciones en diciembre fue de 3,15 millones, un 14,5 % menos que en el mes anterior del  2018 y un 6,3 % inferior al del año pasado. Mientras que por otra parte, la negociación en renta fija ascendió a 24.965 millones de euros. Esta cifra supone una subida del 0,9 % frente al volumen registrado el mes anterior. La contratación total acumulada en el año alcanzó los 319.340 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 67 % en relación con los doce meses de 2018.

Por lo que respecta al volumen admitido a negociación en el mes fue de 20.052 millones de euros, que representan una bajada del 22 % respecto a noviembre. El crecimiento acumulado en nuevas emisiones hasta diciembre fue del 4 % respecto al mismo periodo del año anterior. El saldo vivo creció un 1,9 % en el año, hasta los 1,6 billones de euros. Por último, el mercado de derivados financieros incrementó la negociación en los doce primeros meses del año un 2,9 % respecto al mismo periodo del año anterior. En lo que se conforma el estado real de los mercados financieros en nuestro país durante este período, según los datos ofrecidos por BME.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.