¿Cuánto dinero se ahorra con la contratación de un seguro?

dinero

Las aseguradoras ahorran a sus clientes 47,90 euros por cada euro que destinan a investigar posibles casos de fraude. Esta es una de las conclusiones que arroja el informe. El fraude al seguro español. Año 2018 que acaba de publicar Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras  (ICEA). El estudio ha sido realizado con la información remitida por 41 aseguradoras. Estas entidades, que reúnen una cuota de mercado del 52%, detectaron 175.777 intentos de estafa el pasado año, 20 cada hora.

Esta cifra no corresponde al número total de fraudes ocurridos en España en 2018, sino estrictamente a los reportados a ICEA por parte de los participantes en el estudio. Su elevada representatividad permite, no obstante, obtener diversas conclusiones sobre este fenómeno en el país. Es importante destacar que el fraude al seguro es un delito que perjudica a la sociedad en su conjunto.

En el estudio se pone de manifiesto muy claramente que las aseguradoras resuelven los problemas de la gente con el dinero que le pagan sus clientes. Por lo tanto, cuando un defraudador plantea una reclamación indebida o exagerada lo que hace es tratar de enriquecerse a costa del resto de asegurados honrados. Se constata que desde 2011 y hasta 2017, los pequeños fraudes venían ganando presencia. Esta dinámica denotaba un incremento de los intentos no profesionales de fraude. Pero en 2018 los pequeños fraudes se han estabilizado. Actualmente, algo más de un tercio (36,2 %) de los intentos de engaño detectados conllevaban reclamaciones inferiores a los 500 euros y los dos tercios restantes (63,8 %) implicaban el pago de importes más elevados.

Fraudes que puede haber en un seguro

polizas

Los datos de ICEA muestran cómo un 62,8 % de los casos de fraude detectados se da en el seguro del automóvil. El predominio de este ramo se debe a su elevada presencia. No en vano, es obligatorio que los vehículos a motor circulen con seguro. Las líneas de diversos abarcan otro 30,3 % de los intentos de estafa. Bajo esta categoría se encuentran las pólizas de hogar, comercio, comunidades, pymes y responsabilidad civil. Otro 5,8 % de los intentos de fraude se produce en los ramos de vida, accidentes y salud. Es decir, en los llamados seguros personales. Mientras que por el contrario, el 1,2 % restante corresponde a otras líneas de negocio.

Por otra parte, en el estudio también se pone de manifiesto que la inversión media que hace una aseguradora en la investigación de un fraude es de 247,90 euros. Sin embargo, esta partida varía algo de una línea de negocio a otra. En seguros personales (vida, salud, hogar, etc.) el gasto medio es de 591,10 euros. Mientras, en los seguros de automóviles asciende a 379,50 euros. Las pesquisas de intentos de fraudes en seguros patrimoniales y de responsabilidad civil conllevan una inversión de 153,80 euros. Por último, en la heterogénea categoría “Otros ramos” esta partida asciende a 475,90 euros.

Retorno del dinero invertido

El retorno medio por investigación, como se indica al inicio de esta información sobre el sector de los seguros en nuestro país, es de 47,90 euros por cada euro invertido. Pero también aquí hay variaciones en función de qué tipo de fraude se analice. Mientras que en los seguros personales se evita el pago de 181,60 euros por cada euro dedicado a investigar, en la categoría “Otros” esta cuantía es significativamente menor: 38 euros.

Mientras que por otra parte, el tipo de fraude que se intenta cometer también varía en función del tipo de seguro. En automóviles, por ejemplo, las reclamaciones desproporcionadas constituyen el tipo de fraude más habitual. En concreto, esto ocurrió en un 37,4 % de fraudes analizados. Le siguen en importancia la ocultación de las lesiones o daños preexistentes. Esta se da en otro 19,4 % de los casos analizados. Siendo una parte muy relevante que está afectando a las compañías de este ramo tan importante de la economía española. Al igual que a los usuarios que contratan esta clase de productos para asegurar, bien su vida o algunos de sus bienes materiales.

Clases de seguros

Entre las pólizas de diversos, categoría que engloba los seguros de multirriesgos, lo más frecuente son los siniestros simulados (28,2 %). Mientras tanto, los intentos de estafa en seguros personales (vida, accidentes o salud) suelen conllevar la ocultación de lesiones o daños preexistentes. Así ocurre en un 51,9 % de los casos de fraude de esta categoría. En la categoría “Otros” destacan la ocultación de daños preexistentes (26,7 %) y las reclamaciones desproporcionadas (25,1 %).

En cualquier caso, este es un sector muy dinámico en el que se puede asegurar prácticamente todo. Desde el contenido de una vivienda a las mascotas que tienen los titulares de este producto asegurador. Todo ello, en función de sus necesidades reales y en cada caso será una distinta. Aunque también hay algunos hogares que no tienen contratada ninguna póliza al pensar de que se están ahorrando dinero en los próximos años. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico que están vinculadas al propio producto. Un hábito que está cambiando en los últimos años como consecuencia de un cambio en la cultura por parte de los hogares españoles.

Seguros para trabajadores autonomos

autonomo

Una de las mayores novedades en los últimos años es la aparición de los seguros para los trabajadores por cuenta propia o más conocidos como autónomos. Por la especial debilidad en la que se encuentran estas personas y que en cierta forma requieren de un producto asegurador adicional que les pueda proteger en ciertos momentos de su vida. Hasta tal punto que muchas tarjetas de crédito llevan un seguro de estas características, aunque con el pago de una cuota mensual que oscila entre 10 y 30 euros. Dando a situaciones muy complejas ya que son impuestos por las propias entidades bancarias sin el consentimiento de los usuarios.

En cualquier caso, las compañías de seguros ofrecen un seguro de accidentes para autónomos que cubre dos seguros en uno al igual que en la anterior propuesta, es decir el de accidentes y el de enfermedad. Contempla una cobertura por incapacidad profesional absoluta, para cualquier actividad profesional, de hasta 60.000 euros más una renta mensual de 8 años, con un 3 % de revalorización anual, hasta alcanzar cerca de 20.000 euros. Mientras que por otra parte otras aseguradoras han decidido desarrollar estos productos tan específicos, en este caso a través de un seguro de accidente para este segmento profesional. En el que se cubre el fallecimiento por accidente, la invalidez permanente y temporal o la incapacidad total o absoluta. La principal aportación de esta propuesta es que es el propio titular quien puede elegir el importe del capital.

Coberturas opcionales

coberturas

De cualquier forma, en esta clase de seguros destinados a los trabajadores por cuenta propia se pueden contratar unas coberturas opcionales que les ayude en su protección a partir de estos momentos. En este sentido, los trabajadores autónomos pueden contratar como coberturas opcionales el denominado Seguro de Baja Laboral, con las siguientes contingencias:

Hospitalización por cualquier causa: por esta cobertura el titular de la póliza recibiría una cantidad adicional si, en caso de enfermedad o accidente, fuese ingresado en un hospital durante un mínimo de 24 horas.

Cese de actividad: si el asegurado trabaja por cuenta propia y se encuentra cotizando en el régimen de Autónomos de la Seguridad Social, Mutualidad, Montepío o Institución análoga que la legislación determine, tendrá garantizada una indemnización mensual por cese involuntario de su actividad.

Protección de los pagos

Esta última es una de las opciones que se han desarrollado ante el temor por parte de las compañías de seguros de que sus clientes no puedan asumir sus cuotas mensuales como consecuencia de un descenso en los ingresos o sencillamente porque no desarrollan ninguna actividad profesional o comercial. Tan frecuente en los años posteriores a la crisis económica que tuvo lugar entre los años 2007 y 2012. Y que ha tenido como resultado la aparición de esta cobertura tan especial para los trabajadores por cuenta propia.

De todas formas, la utilidad de esta clase de pólizas viene dada cuando es suscrita por el propio interesado. Y no cuando es impuesta a través de la formalización de otros productos bancarios. Como por ejemplo, en los casos concretos de las tarjetas de crédito y débito o cualquier clase de financiación. En donde puede ser una operación que no sea muy rentable para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que puede ser una actuación impuesta por una de las partes que configuran este proceso. Mientras que en algunos casos, supone un importante gastos que está por encima de las expectativas de las compañías de seguros.

Mientras que por otra parte, tampoco no podemos olvidar que la contratación de un seguro puede suponer un importante ahorro ante cualquier incidencia pueda generarse en cualquier momento y situación. En algunos casos, con importes muy relevantes, como ocurre con cierta frecuencia con los seguros de hogar. Hasta el punto de que se pueden evitar el desembolso de ciertos trabajos en su casa, que es al fin y al cabo de lo que se trata. Hasta el punto de que puede ser una actuación impuesta por una de las partes que configuran este proceso. Mientras que en algunos casos, supone un importante gastos que está por encima de las expectativas de las compañías de seguros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.