¿Crees que es el momento de contratar un plan de pensiones?

pensiones

En abril, la mayoría de los principales índices bursátiles cerraron el mes con revalorizaciones, permitiendo a los planes de pensiones con mayor exposición a acciones experimentar rentabilidades positivas, según los últimos datos facilitados por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). En donde se pone de manifiesto que la rentabilidad interanual de los planes de renta variable fue del 4,62 % y la de los planes de renta variable mixta fue del 1,29 %.

En dicho informe también se constata que en el largo plazo, los planes de pensiones del sistema individual registran una rentabilidad media anual (neta de gastos y comisiones) del 3,61 % y, en el medio plazo (5 y 10 años), presentan una rentabilidad del 1,97 % y del 3,50 %, respectivamente. Mientras que por otra parte, se incide en que el volumen estimado de aportaciones y prestaciones en el mes de abril serían: aportaciones brutas de 192,4 millones de euros y prestaciones brutas de 193,1 millones de euros, con lo que el volumen de prestaciones netas del mes alcanzaría los 0,8 millones de euros.

Mientras que por otro lado, hay que incidir en que esta clase de inversiones están destinadas a complementar el sistema público de pensiones en el momento de la jubilación. Con la notable ventaja de que es el propio partícipe quien elige las aportaciones que va a realizar a los planes de pensiones. Desde importes muy modestos a otros realmente exigentes y siempre en función de las expectativas para cobrar su jubilación en los años dorados de su vida. En donde, tal t como apunta la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones se trata de un producto financiero que cada vez es más contratados por los particulares.

Planes de pensiones: ¿cuándo contratarlos?

planes

La primera duda que asalta a los posibles titulares de este producto destinado a la jubilación es el momento de que deben suscribirlo. En este aspecto, desde luego que no hay reglas fijas y mucho menos rígida por lo que aporta una mayor flexibilidad a las aspiraciones de los futuros jubilados. Porque en efecto, puede hacerse en cualquier momento y sin limitación de tiempo. Desde esta precisa es conveniente conocer que los planes de pensión son un producto abierto a cualquier perfil de pequeños y mediano ahorrador. Es decir, no hay ninguna clase de restricciones en los que respecta a este aspecto.

En cualquier caso, para que un plan de pensiones sea más rentable habrá que formalizarlo lo antes posible. Y no cuando faltan pocos años para el momento de la jubilación ya que no cabe duda de que su rentabilidad será sensiblemente menor. En este sentido, suscribir por ejemplo un plan de pensiones sobre los 50 años es una buena estrategia para protegerse económicamente a partir de los 67 años. Esta es la edad para la jubilación a partir del año 2027 y por tanto será el punto de referencia que deberás tener para realizar los cálculos sobre el dinero que recibirás a partir de esa fecha.

¿Qué tipo de producto te conviene?

Los planes de pensión, al igual que los fondos de inversión, pueden ser de diversa naturaleza. Porque en efecto, hay planes de pensión basados en la renta variable, renta fija, de naturaleza mixta y hasta modelos denominados como alternativos. Su rentabilidad dependerá del como respondan o evolucionen en sus respectivos mercados financieros. Hay que tomar como fuente de referencia para determinar su rentabilidad plazos de 10, 20, 25 o incluso más años. En donde el rendimiento medio puede calcularse en torno al 5 % o 6 %, aunque al fin y al cabo dependerá muchas variables que serán objeto de otra tratamiento en la información.

En cualquier caso, si eres un perfil defensivo o conservador lo lógico es que suscribas un plan de pensiones de renta fija, en donde los riesgos serán sensiblemente menores. Aunque por otra parte, no puede olvidarse que el tipo de interés estará mucho más limitado y hasta el punto de que no podrá sobrepasar niveles en torno al 7 % por poner un ejemplo. De todas formas, la elección dependerá del dinero que desees ahorrar a partir de estos momentos y de cómo quieres que sea el complemento a la pensión. Desde este punto de vista, el plan de pensiones puede ser agresivo o moderado y en función de ello decantarte por el mejor modelo en el mercado.

¿Qué pensión voy a tener?

mayor

No cabe duda de que conocer la pensión que vas a percibir a partir de los 67 es muy importante para determinar cuál es el plan de pensiones que te conviene formalizar a partir de estos momentos. Porque no es lo mismo recibir una pensión de jubilación de 1.500 euros al mes que una pensión no contributiva y cuya cuantía apenas alcanza los 450 euros todos los meses. En este último caso, no tendrás otro remedio que reforzarla a través de los ahorros guardados en un plan de pensiones, sea cual fuese su naturaleza. Para en la medida de lo posible, al menos, disponer de unos ingresos todos los meses de 900 euros. Una vez añadidos los ingresos de la pensión no contributiva y los generados por la contratación de este producto financiero.

Otro de los aspectos que debes valorar en su formalización es el que tiene que ver con el dinero que puedes destinar a este producto financiero. Dependerá de los ingresos que percibas todos los meses y no en todos los casos se dará la misma situación y necesidad, tal y como es fácil comprender desde el punto de vista de los usuarios. Mientras mayores sean tus aportaciones más será el dinero que cobres cuando llegue el momento definitivo de la jubilación. Es decir, realizar un esfuerzo económico siempre te compensará. Siempre y cuando tengas los recursos necesarios para afrontar estos gastos no previstos en el presupuesto familiar o personal.

Incrementarlo poco a poco

Hay una regla de oro en los planes de pensión que dice que a medida que vaya llegando el momento de la jubilación será necesario que aumentes tu cuota a los planes de pensión. Para llegar al máximo en los últimos años de tu vida laboral activa. Es una estrategia muy eficaz de llevarla a cabo ya que puedes suponer muchos euros adicionales que percibirás en los años dorados de tu vida. Que es al fin y al cabo de lo que se trata de aplicar en cualquier estrategia en la inversión. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico de los propios productos financiero. Porque de lo que se trata es de que consigas unas rentas más altas a partir de estos precisos momentos.

Mientras que por otra parte, es hasta cierto punto lógico que si suscribes un plan de pensiones en los últimos años de tu vida laboral sean a renta variable. Para que de esta forma puedas elevar el tipo de interés que te generará este producto destinado a la jubilación. Aunque no tiene porqué cumplirse esta estimación sobre su rentabilidad. Porque al final serán los mercados financieros los que pongan a los planes de pensión en su correspondiente sitio. Es así de sencillo y no valen planificaciones en este aspecto. Ni mucho menos.

Complementar la pensión pública

dinero

La contratación de cualquier plan de pensiones tiene muchas finalidades y es conveniente que las tengas en cuenta a partir de estos momentos para planificar los años dorados de tu vida. Una de las más importantes reside en el hecho de que se constituye en una estrategia real para complementar tu pensión pública, sea contributiva o no. Para que puedas disponer de un mayor poder adquisitivo a partir de los 67 años. Otra de ellas es que te permita tener otras fuentes de ingresos en estos años y por tanto no tengas que depender de la pensión contributiva. Además, es un  sistema para igualarte al salario que tenías antes de llegar la jubilación.

Por otra parte, no olvides que serás tú mismo quien decida el dinero que deberás aportar a los planes de pensión. Es decir, puedes planificarlo en función de tus propias circunstancias y de lo que vayas a cobrar por el sistema de pensión pública. Mientras que en cualquier momento podrás aumentar o reducir las cuotas o mejor dicho aportaciones que destinas a este producto de ahorro para particulares. Pudiendo elegir entre diferentes modelos que son comercializados por parte de las entidades bancarias y compañías de seguros.

Desde este escenario general, son mucha las estrategias que puedes llevar a cabo desde estos momentos al tratarse de un producto muy flexible. Que se puede adaptar a todas las situaciones en las que te veas envuelto, incluso cuando estés en situación de paro. Desde perfiles de usuarios completamente diferentes y a diferencia de otros productos que son más estáticos y no se pueden ajustar a tu perfil como demandante de este producto financiero. En cualquier caso, siempre et será muy beneficioso suscribirlo para que percibas más dinero cuando termine tu vida laboral activa.  Que es al fin y al cano de lo que se trata en estos casos tan especiales. Pudiendo elegir entre diferentes modelos que son comercializados por parte de las entidades bancarias y compañías de seguros.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.