Créditos para la inversión: ¿merecen la pena?

Cada vez es más frecuente que los inversores mas jóvenes pidan un crédito para realizar sus inversiones en bolsa. No obstante, esta operación conlleva unos riesgos muy claros y que te pueden llevar a que al final gastes mucho más dinero del inicialmente presupuestado por los usuarios.

En todos los casos, suponen un riesgo no necesario que debes evitar a toda costa. Debido a que el interés de los préstamos puede ser más elevado que los propios beneficios de la operación en los mercados de renta variable. Hasta el punto de provocar un agujero muy importante en tus cuentas personales.

Por otra parte, no puedes olvidar a partir de estos precisos momentos que   esta actividad requiere de unos importantes gastos, y que si no son sufragados por sus padres, podrán perjudicar tus intereses y el de tus inversiones en bolsa.

Créditos para invertir, una mala idea

En cualquier caso, estás actualizaciones no son nada rentables para ti al exigir un mayor esfuerzo monetario al tener que pagar unas cuotas constantes todos los meses. Y a lo que se añadirá las posibles comisiones y gastos en su gestión que llevan incorporados estos productos financieros. Hasta el punto de que te plantearas si merece o no la pena el contratos a partir de estos momentos.

En especial, por la posible rentabilidad que puedas obtener por la firma del contrato de compra de las acciones. Porque puedes encontrar que al final tengas que asumir unos gastos no contemplados en tu estrategia financiera. Tal y como les ha pasado a buena parte de los pequeños y medianos inversores en los últimos años.

Intereses al 8%

La formalización de esta clase de créditos no te va a salir gratis nunca. La actual oferta de los bancos te los ofrecen con un tipo de interés de hasta el 8 %. A través de un sistema de cuotas constantes todos los meses. Y que al fin y al cabo determinan la rentabilidad de la operación. En cualquier caso, dependerá del estado de tus cuentas personales. Más allá de los ingresos que puedas aportar en el período de permanencia.

Por otra parte, su gasto lo podrás controlar siempre que reduzcas los gastos de otras partidas presupuestadas desde el principio. Ya que el coste final puede ser muy alto, en especial si tu operación en los mercados de renta variable no es realmente recomendable para tus intereses como pequeño y mediano inversor. Debido a que tienes más que perder que ganar en esta clase de operaciones en bolsa.

Perjuicios en la operación

Uno de los elementos más negativo de esta línea de financiación reside en el hecho de que puedas despersonalizar a tu perfil de pequeño y mediano inversión al estar pendiente de una línea de financiación. En este sentido, debes de procurar que estés libre de otra clase de préstamos. Más allá de los gastos que te genere este producto para la compra y venta de acciones en bolsa.

Desde este planteamiento en los mercados de renta variable no puedes olvidarte de su correcta aplicación. En donde es muy importante en este sentido que planifiques los gastos para los próximos años. Con el objetivo de que no te lleves alguna que otra sorpresa no esperada. En forma del no cumplimiento del contrato de esta línea de crédito destinada a la invasión en los mercados de renta variable a partir de estos momentos.

Suscribir un seguro

Para evitar este escenario que te planteamos  es muy importante conocer que se puede suscribir un seguro de protección de pagos. Para que se pueda responder de ellos ante cualquier impago en las cuotas mensuales. A través de una cuota mensual muy cercana a los 20 euros puedes evitar esta incidencia que tanto te puede perjudicar durante la vida del crédito para la inversión.

Por otra parte, no olvides los gastos extras que se puede derivar de la formalización de este producto bancario. En donde tienes más papeletas para perder que para ganar. Desde luego que una inversión en bolsa no merece la pena que sea formalizada por un crédito de estas características. A pesar de que en estos momento la relajación monetaria te permite con un tipo de interés mucho más competitivo que hace muchos años.

Clase de inversión

Si no tienes muy clara la resolución de tu operación en bolsa es mejor que te abstengas de la contratación de uno de estos créditos personales. Porque en todos los casos tendrá un coste económico muy importante. Tanto por los intereses que debes pagar, como por la viabilidad de la operación en los mercados de renta variable. En donde incluso puedes perder dinero al finiquitar la venta de las acciones.

Mientras que por otra parte, tampoco puedes saber en qué momento vas a cerrar las posiciones en bolsa. Con todos los efectos negativos que estas actuaciones pueden generar en tu cuenta de resultados. Ya que te pueden llevar a otra situación no deseada para tus intereses personales. Más allá de cómo sea el aspecto técnico de los valores en bolsa elegidos. Con muchos más riesgos de los planteados desde un principio. Como uno de los riesgos mas altos que tienes en esta clase de operaciones monetarias.

Riesgos en la operación

Desde luego que uno de los mayores riesgos que tienes en la operación es que al final no puedas pagar el coste del crédito. Al igual que tengas que realizar un mayor gasto del planteado desde un principio. Para evitar situaciones un tanto complicadas y que te pueden perjudicar a tus operaciones en bolsa. Hasta el punto de que incluso te pueden llevar a una venta prematura de tus acciones.

Por otro lado, si no dispones de liquidez para invertir en bolsa lo mejor que puedes hacer es no entrar en los mercados de renta variable. Te evitarás muchos problemas a partir de estos precisos momentos. En este sentido, es preferible optar por un crédito familiar que no te obligue a pagar intereses ni tampoco otros gastos en su gestión y mantenimiento. Esta es una de las claves en el éxito de la operación. Porque debes de tener en cuenta que nadie te obliga a invertir en bolsa.

No debes invertir

En estas situaciones no debes arriesgar tu dinero ya que corres muchos riesgos en las mismas. Por este motivo, deberías esperar un mejor momento para rentabilizar tu dinero. Ya habrá mejores oportunidades para llevar a cabo esta clase de operaciones financieras. Desde donde rentabilizar las aportaciones económicas con mayores garantías de éxito. En donde ya tendrás tiempo para satisfacer tus deseos en los mercados de renta variable.

Por otra parte, no puedes olvidar que las una inversión de estas características no requiere de la contratación de una línea de crédito para la inversión. Será un doble esfuerzo económico el que deberás afrontar desde ese momento. Y por tanto, lo único que te puede generar es problemas y más problemas. Sin que en ningún momento te asegure el buen desarrollo de tu inversión. Y que es al fin y al cabo tu objetivo más inmediato a partir de estos momentos. Porque es tu dinero lo que te estás jugando.

Soluciones para no endeudarse

Una de las pautas de actuación para no correr el riesgo de endeudarse en las operaciones se basa en invertir solo el dinero que tienes en la cuenta de ahorro. Por otra parte, otra solución procede de los rescates de los diferentes productos de ahorro. Entre ellos depósitos bancarios a plazo fijo y otros de similares características. No en vano, tienes la ventaja de que su rendimiento es mínimo. Siempre por debajo del 0,5 % y que en todos los casos no te reportan muchos beneficios a todos los plazos de permanencia

En donde te exigirán un cargo a cuenta entre 20 y 40 euros al mes. Hasta el punto de que habrá de cancelarlo con cierta antelación. No conlleva ningún clase de comisiones ni otros gastos en su gestión o mantenimiento. Para desviar los fondos hacia las inversiones en los mercados de renta variable. Sin tener que acudir a ninguna clase de líneas de crédito que conllevan el pago de un tipo de interés por encima de niveles del 7%.

Acudir a los fondos de inversión

Mientras que la última de las soluciones procede de los fondos de inversión. Aunque en este caso, tendrás que asumir una de serie de comisiones que lleva aparejado este producto financiero de especial relevancia.  En unos momentos en que su rendimiento no es el mejor de los deseables para los pequeños y medianos inversores.

Se trata de una medida muy eficaz si el fondo de inversión no se ha comportado tal y como tú mismo esperabas al suscribir este producto financiero. Con retorno sobre el ahorro muy deficientes desde cualquier estratégica en la invasión. Al igual que su compleja actuación para adaptarse a los nuevos escenarios en los mercados de renta fija y variable.  Aunque por el contrario son muy aptos para poder realizar traslados de uno a otro sin ningún tipo de bonificaciones. Sirviendo para entrar e las posiciones de los mercados de renta variable.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.