Crash bursátil: ¿cómo van a responder las bolsas a partir de ahora?

Se trata un de un crash bursátil en toda regla. Así definen los analistas financieros el actual escenario de los mercados de renta variable. Después de que la caída media en las bolsas internacionales está en torno al 30 %. Con una presión vendedora que no se había visto ni en la pasada crisis económica del año 2008. Porque una de las diferencias con respecto a esta es que ahora las depreciaciones se han producido de golpe. Es decir, en tan solo unas pocas semanas y no en seis meses como pasó en la primera década del siglo XXI.

Dentro de este contexto general en donde se mueven los mercados de renta variable la pregunta que se plantean en estos momentos los pequeños y medianos inversores es cuál va a ser la respuesta de las bolsas a partir de estos momentos. Porque llegados a un instante en que se no se han ejecutado las ventas en estos días ya no queda más remedio que esperar y esperar. Con la  meta puesta en que se produzca una recuperación en los mercados financieros. Aunque sin saber cuáles serán los plazos en que todo vuelva a la normalidad, siempre teniendo en cuenta que habrá unos ganadores y perdedores en esta crisis económica como consecuencias de la expansión del coronavirus.

Sobre este aspecto, hay diferentes matices que muestran los análisis que están realizando en estos días los intermediarios financieros y que pueden suponer una valiosa información para que los inversores tomen una decisión a partir de este mismo instante. En donde coinciden en todos los casos en que la prudencia debe ser el denominador común de todas sus estrategias en la inversión. Después de que haya sido mucho el dinero que se ha perdido en muy pocos días. Basta recordar que por ejemplo la compañía aérea IAG ha pasado de cotizar casi 8 euros por cada acción a casi rebasar el nivel del doble dígito. O lo que es lo mismo, casi un tercio de su valoración en los mercados de renta variable.

Se descarta un cierre en las bolsas

En cualquier caso, un cierre eventual de la bolsa no es la solución a la situación de extrema volatilidad que la expansión del coronavirus ha generado en los mercados. Es la opinión por parte del supervisor bursátil ante la posibilidad de que pudiesen cerrarse los mercados de renta variable en nuestro país como consecuencia de la excepcional volatilidad que sufren las plazas de operaciones bursátiles. Si no que por el contrario, desde la CNMV se apunta a que se sigue con detalle la evolución de los mercados y que utilizará las herramientas que la legislación le proporciona si lo considera necesario.

En este sentido, la única medida por la que se ha optado es la suspensión de las ventas a corto n donde puede estar el origen de estas bruscas caídas en el mercado continuo de nuestro país. Desde este punto de vista, los inversores españoles ya no podrán especular a corto plazo con operaciones de carácter especulativa en los principales valores del mercado de renta variable. En donde hasta ahora se han podido obtener unas plusvalías millonarias. De todas formas, esta medida no afecta a los fondos de inversión inversos que siguen vigentes y por tanto pueden ser contratados por los inversores que creen que las bolsas de todo el mundo van a seguir bajando a partir de estos momentos.

Repercusión en la renta fija

Otra derivada es la que afecta a los mercados de renta fija y que no ha salido indemne de este nuevo escenario. En este sentido hay que recordar que la deuda pública evitó inicialmente la desbandada sufrida por la renta variable. Pero en la última semana los inversores han huido de la renta fija. El interés del bono español, que evoluciona de manera inversa a su precio, se ha cuadruplicado al pasar del 0,23 % del pasado miércoles al 1 % que ha rozado el pasado miércoles. En donde la deuda periférica es la que ha salido más perjudicada de este nuevo escenario en la economía nacional y fuera de nuestras fronteras. Con una retirada masiva en los fondos de inversión de estas características.

Mientras que por otra parte, los fondos de inversión basados en estos activos financieros han salido muy perjudicados en esta semana. Con depreciaciones en estos fondos con márgenes que van del 3 % al 10 % aproximadamente y no puede olvidarse que estos productos forman parte de las estrategias de muchos jubilados para mejorar sus pensiones. Aunque se trata de un producto financiero cuya finalidad y plazo de permanencia no va dirigido al corto, si no por el contrario al medio y sobre todo largo plazo. Con la posibilidad de que puedan recuperar a partir de tercer o cuarto trimestre del año, tal y como apuntan desde algunas gestoras nacionales.

Se blinda a las empresas del Ibex 35

También es muy importante resaltar que una de las medidas más relevantes que ha introducido el ejecutivo español es la de blindar las empresas que cotizan en el índice selectivo de la renta variable de nuestro país ante posibles OPAS por parte de los inversores extranjeros. En este sentido, cabe destacar que se ha anunciado que se reformará la normativa sobre inversiones exteriores “para evitar que compañías extranjeras puedan hacerse con empresas españolas por la caída bursátil”. Se trata de una medida forma parte del real decreto ley aprobado este martes por el Consejo de Ministros con medidas económicas para afrontar la crisis del coronavirus..

En cualquiera de los casos, estas medidas que se han puesto en marcha no tienen precedentes en la historia democrática de nuestro país. Hasta el punto de que van a afectar a las relaciones de los inversores con el siempre complicado mundo del dinero, al menos en lo que se refiere al corto plazo. Nunca se había desarrollado un movimiento de estas características en los mercados de renta variable en todo el mundo y por tanto la originalidad en algunos de los casos de estos planes de emergencia que van a afectar a muchos pequeños y medianos inversores. En todo caso, han permitido que los mercados de renta variable en todo el mundo hayan conseguido rebotar en una sesión de ida y vuelta y sobre todo de máxima volatilidad. En donde el selectivo español ha sumado un 6,41 % hasta situarse en los 6.498,50 puntos.

Tres escenarios a contemplar

En este sentido, en Link Securities actualmente barajan tres posibles escenarios que pueden desarrollar los mercados de renta variable a partir de estos momentos:

  • La recuperación económica en “V”, que vemos cada vez menos probable y que, de producirse favorecería un fuerte repunte de las bolsas en el corto/medio plazo.
  • La recuperación en “U”, de momento el escenario más probable, que conllevaría una recuperación de las bolsas más lenta y selectiva.
  • La recuperación en “L”, el escenario más negativo para las bolsas ya que, de cumplirse, conllevaría muchos problemas para muchas cotizadas, especialmente las que tengan una actividad más ligada al ciclo económico.

Desde este intermediario financieros se pone de manifiesto que “los datos conocidos el pasado lunes en China, correspondientes a los meses de enero y febrero, muestran fuertes descensos en términos interanuales, algo predecible y que es muy factible que se repita en las economías occidentales, al menos durante los próximos trimestres”.

Medidas para calmar las bolsas

La Autoridad Europea del Mercado de Valores (ESMA) ha reducido con carácter temporal al 0,1% del capital emitido, frente al 0,2 % habitual, el umbral mínimo a partir del cual los inversores deberán informar a las autoridades relevantes nacionales acerca de sus posiciones cortas en valores cotizados en los mercados de la Unión Europea (UE) por las circunstancias excepcionales relacionadas con la pandemia de Covid-19.

En este sentido, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) europea considera que rebajar este umbral de notificación es una medida de precaución que, en circunstancias excepcionales vinculadas a la actual pandemia de Covid-19, resulta esencial para que las autoridades supervisen la evolución de los mercados. Mientras que por otra parte, el supervisor de los mercados europeos subraya que la medida puede respaldar acciones más estrictas si es necesario para garantizar el funcionamiento ordenado de los mercados de la UE, la estabilidad financiera y la protección de los inversores.

De tal manera, la medida se aplica con carácter inmediato e insta a los poseedores de posiciones cortas netas notificarlas a las autoridades nacionales competentes al cierre de la sesión de este lunes. Habitualmente, la normativa de la UE obliga a notificar a las autoridades nacionales competentes las posiciones cortas equivalentes al menos al 0,2 % del capital emitido de un valor, aunque el umbral que obliga a comunicar públicamente dicha posición bajista es del 0,5 %.

Esta obligación temporal es de aplicación a toda persona física o jurídica independientemente de su lugar de residencia, aunque no se aplica a las acciones admitidas a negociación en mercados regulados donde el lugar principal para la negociación de las acciones se encuentra en un tercer país, así como a actividades de creación de mercado o estabilización. Después de que la bolsa nacional haya subido hasta cerca del 7 %.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.