Consejos para invertir en operaciones intradia

Una operación intradia es aquella que se realiza en la misma sesión bursátil. Es decir, en donde se ejecuta las órdenes de compra y venta y sin espera a que llegue otro día. Para desarrollar esta clase de operaciones en los mercados de renta variable no valen todos los valores en bolsa. Si no que por el contrario, tan solo algunos que aportan unas determinadas características. Como por ejemplo, que sean de una alta liquidez y tengan mayor volatilidad en la conformación de sus precios. Solo de esta manera, estaremos en perfectas condiciones para rentabilizar nuestros ahorros en muy corto espacio de tiempo.

Las denominadas intradia son operaciones que conllevan más riesgos que en las restantes. Debido a que cualquier error que cometas puede costar muy caro a partir de estos momentos. Incluso con fuertes pérdidas en tu cuenta de resultados a no ser que cambies en el plazo de permanencia. Aunque en este caso en particular, ya no será considerado como una operación intradia o realizada en la misma sesión bursátil. Por otra parte, otro de los aspectos que debes valorar es el de los horarios de los mercados de renta variable y la hora límite para recepción de órdenes para la misma sesión están sujetos a que exista sesión ese día en el mercado en cuestión.

Esto es tan importante, porque en caso contrario, las órdenes se tramitarán para la próxima sesión. Pero la gran ventaja de operar con los mercados europeos –a diferencia de los americanos y asiáticos- es que tienen el mismo horario de cierre y apertura que el español. Tan solo el portugués tiene un desfase de una hora con respecto al nuestro. Además ambos disponen de conexión automática y por otra parte tiene un calendario bursátil prácticamente similar al que se aplica para las bolsas españolas. Este factor en principio no supone ningún cambio con respecto a los hábitos para realizar las operaciones de compra y venta de acciones en bolsa.

Intradia: características de los valores

No cabe duda de que estos valores en los mercados nacionales o internacionales deben reunir con una serie de particularidades muy bien definidas. Entre ellas, su mayor movilidad para dirigirse a un lado u otro en la configuración de sus precios. Hasta el punto de que sus diferencias, en algunos de los casos, suelen superan márgenes del 5 % o incluso en niveles más altos. Por tanto, se puede operar mucho mejor con estos valores en periodos de tan corto espacio de tiempo. Aunque a cambio, y para rentabilizar las operaciones, sea necesario realizar aportaciones monetarias mucho más exigentes que en las destinadas al medio o largo plazo.

Por otra parte, esta clase de valores tan especiales se caracterizan por ser muy especulativos. Es decir, para realizar operaciones muy rápidas en los mercados de renta variable. En donde, en pocas horas o incluso minutos se pueden ejecutar las ventas con amplias plusvalías. En este sentido, no cabe duda de que los valores de mayor capitalización no cumplen con estos objetivos al mostrar una volatilidad mucho más controlado en cada sesión bursátil. En lo que se configura como uno de los denominadores comunes más característicos de los valores bursátiles que sirven para desarrollar las operaciones dentro de la misma sesión bursátil. Generalmente con un nivel de liquidez realmente menos que en el resto de las propuestas de inversión que están presentes en los mercados de renta variable nacionales.

¿Cómo operar con las intradia?

Para realizar estos movimientos en bolsa habrá que establecer una estrategia en la inversión muy especial y que básicamente se fundamental en ajustar muy bien los precios de entrada y salida en los mercados de renta variable. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico y hasta puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Mientras que por otra parte, no nos conviene olvidar en estos momentos que estos valores para operar en la misma sesión bursátil también se distinguen por su alto componente de vivir el momento. Porque en efecto, son muy vulnerables a seguir una tendencia en bolsa muy bien definida. Tanto en lo que se refiere a su corriente alcista como a la bajista. Por eso el gran peligro en sus operaciones.

Otro de los aspectos que hay que considerar sobre este aspecto del que nos ocupamos en este artículo es el que tiene que ver con su reparto por dividendo. Porque una de las señas de identidad de estas empresas es que en ningún caso reparten esta retribución al accionista. Es un pequeño truco que puedes utilizare para poner de manifiesto cuáles son las empresas cotizadas que aportan esta característica de cara a la estrategia que vayan a utilizar los pequeños y medianos inversores a partir de estos momentos. No están vinculadas, en definitiva, con esta clase de pagos puntuales o regulares.

Menos ganancias en las operaciones

Desde luego, y tal como se pueden imaginar los pequeños y medianos inversores las ganancias en las operaciones en los mercados financieros están mucho más limitadas. Esto es algo normal debido a que las acciones cotizan en un menor espacio de tiempo. En muchas de las ocasiones tan solo en un par de horas en incluso sin llegar a estos niveles tan rápidos en la ejecución de las órdenes de venta. Son operaciones en las que al fin y al cabo lo que importa es que se finiquiten desde posiciones positivas. El resto es mucho menos importante para los intereses de los pequeños y medianos inversores.

Porque de lo que se trata es de que nuestro capital monetario se vaya incrementando poco a poco y si es posible a través de varias operaciones durante todo el mes. Es la única manera para que el saldo de nuestra cuenta de ahorro muestre un saldo muy satisfactorio todos los meses. Aunque esta actuación no se consigue en  todas las ocasiones. Ni mucho menos, tal y como puedes comprender si has operado con esta clase de inversiones en la inversión. No en vano, cuenta mucho más lo que puedes ganar en las operaciones en los mercados de renta variable que el importe de las ganancias en sí. Lo que indica a si por las claras de la auténtica motivación en esta clase de movimientos tan característicos en los mercados de renta variable, sean nacionales o fuera de nuestras fronteras.

Fijarse en las comisiones de los bróker

Los brokers incorporan una oferta de tarifas destinadas a cualquier perfil de inversor en competencia con la que ofrecen los bancos y cajas de ahorro, aunque para ello haya que abrir una cuenta de valores y, que en la mayoría de las ocasiones está presentada con importantes ventajas para su suscriptor. De todas formas, la mejor forma de aprovecharse de las ofertas bursátiles no es contratando las más llamativas o las que reportan mayores descuentos sino es acudiendo a las que mejor se adaptan a nuestro perfil como inversor.

Estos intermediarios financieros están lanzando unas tarifas más agresivas que las realizadas por bancos y cajas de ahorro, en donde se incluyen bonificaciones, tarifas planas, precios para operaciones denominadas como intradia y otra serie de ofertas para operar en futuros y derivados. En estos momentos hay una gran flexibilidad en los precios y desde este punto de vista podemos escoger algunas tarifas que pueden ser calificadas como de muy competitivas dentro del sector de la inversión. Un factor que sin lugar a dudas nos va a generar una nueva fuente de ahorro en nuestras cuentas personales a partir de estos precisos momentos.

Nuevos productos en la bolsa

Uno de los productos que también comercializan un importante número de las sociedades de valores y bolsa son las “cuentas de fondos” que están destinada a inversores que invierten principalmente en fondos de inversión y no requieren cotizaciones en tiempo real al mercado bursátil. Permite invertir en este tipo de productos a través de una amplia selección de gestoras internacionales de más reconocido prestigio, además de operar en la bolsa española y las principales plazas bursátiles internacionales.

Entre las principales ventajas que implica contratar una de estas cuentas destaca la posibilidad de recibir informes mensuales de gestión de sus fondos elaborados por el propio gestor, un programa de asesoramiento en valores gratuito, acceso al análisis fundamental y la custodia gratuita durante un determinado período para los nuevos clientes. Porque al fin y al cabo de lo que se trata es de rentabilizar los ahorros por encima de otras consideraciones más agresivas. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que las operaciones realizadas en la misma sesión bursátil conllevan muchos más riesgos que en las de plazos mayores.

En donde lo más importante es no dejarte un solo euro por el camino. Para que poco a poco podamos ir creando un fondo de ahorro que culmine nuestras expectativas como pequeños y medianos inversores. Aunque, por desgracia, no en todas las operaciones llegaremos a este final tan deseable para todos los minoristas. No en vano, es una de las metas que debemos fijarnos al iniciar los movimientos en los mercados de renta variable. Sea cual fuese la estrategia en la inversión que vayamos a utilizar.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.