Comportamiento de los diferentes activos financieros durante la crisis

Las cotizaciones de los índices mundiales en marzo han presentado un comportamiento opuesto en las dos quincenas del mismo. Mientras que las correcciones fueron muy notables en los primeros 16 días del mes, en la segunda quincena han recuperado una parte relevante del ajuste anterior. Por ejemplo, el Ibex 35 corrigió su valoración un 30 % en los primeros 16 días, pero a partir de esa fecha se anotó una revalorización superior al 11 % hasta final de marzo, según los últimos datos facilitados por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco).

Ello demuestra que quien deshizo posiciones en la primera mitad del mes, en base al pésimo comportamiento del mercado, no sólo tuvo que asumir las pérdidas de esos días, sino que no ha podido aprovechar la corrección de los días posteriores, confirmando que la estrategia correcta de inversión es aquella que centra su objetivo en el medio y largo plazo. Los mercados de renta fija también registraron reducciones de valor, con incrementos de las TIR de la deuda pública a largo plazo, hasta el 0,54 % para el bono español a 10 años (desde el 0,30 % del mes anterior), o el – 0,49 % para la deuda pública alemana a largo plazo desde el -0,61 % del mes anterior.

Por otra parte, la prima de riesgo asciende hasta los 110 puntos básicos. El miedo a una recesión económica global por los efectos de la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus ha generado una extrema volatilidad en los mercados financieros, generando notables reducciones de valor en todos los índices. El anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de un nuevo programa de compra de emergencia pandémica con un importe de 750.000 millones de euros hasta el final del año, junto a la aprobación por parte de EE.UU. de un programa de estímulo económico de 2 billones de dólares USA.

Activos financieros: high yield

Uno de los activos financieros más perjudicados por el actual escenario financiero es sin lugar a dudas los high yield. Más conocidos como bonos basuras se trata de aquellos productos de inversión que son emitidos por países o empresas que han recibido una baja calificación por parte de las agencias de evaluación de riesgos y tienen que pagar un interés más alto al inversor porque está asumiendo más riesgo al comprarlos. En este sentido, las agencias como Standard & Poor’s, Moody’s o Fitch, por citar las más representativas, califican los bonos corporativos según la seguridad que le ofrecen al inversor.

En cualquier caso, los high yield o bonos basura es un producto que conlleva más riesgos que los restantes, tal y como se está poniendo de manifiesto en esta nueva crisis económica. Debido a que puede entenderse como un activo financieros ligados a los ciclos económicos. En el sentido de que ofrecen su mejor rentabilidad en los periodos expansivos de la economía y por el contrario tienen su peor comportamiento en los recesivos, como es el que se está atravesando con llegada del coronavirus. Con una volatilidad que es mucho más extensa que en otra clase de activos financieros.

Bonos periféricos

Se trata de otro de los grandes perdedores de esta crisis económica porque no ofrecen confianza a los inversores. Como por ejemplo, en el caso concreto de los bonos españoles e italianos que no han dejado de perder rentabilidad en estas últimas semanas. Hasta el punto de que buena parte de los pequeños y medianos inversores han abandonado las posiciones en estos activos financieros ante el riesgo real de que puedan seguir perdiendo su valoración en las próximas semanas. Al igual que la poca confianza que generan entre los diferentes agentes o intermediarios financieros. Siendo uno de los productos destinados para la inversión de lo que hay que estar ausentes en estos días tan excepcionales para todos.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que los bonos periféricos están presentes en buena parte de los fondos de inversión basados en la renta fija. Bien de forma individual o formando parte de otros activos financieros de diferente naturaleza. Al igual que por el hecho de que es considerado como una inversión destinado a los perfiles de inversores más defensivos o conservadores. Pero que en esta ocasión no el mejor de los acompañantes para rentabilizar los ahorros desde cualquier clase de estrategia en la inversión. Con unas pérdidas en los fondos de inversión durante el mes de marzo entre el 10 % y 13 %. Aunque por otra parte ha mostrado una ligera recuperación en los primeros días de este mes de abril.

Mercados emergentes

Respecto a los reembolsos, las categorías más penalizadas en marzo fueron tanto los fondos de renta fija a corto plazo como los fondos globales (1.590 y 1.417 millones de euros respectivamente). Pero de todas formas, son las bolsas emergentes las que peor perspectivas tienen de cara al más corto plazo. Debido a que van a sufrir más que los mercados de renta variable principales y que pueden generar plusvalías muy peligrosas para todos los pequeños y medianos inversores. Con retornos negativos que se pueden aproximar a niveles muy cercanos del 30 % o incluso con intensidades más elevadas. En especial, por las dudas que provocan en estos países la deuda que tienen acumuladas desde hace varios años. En un entorno que desde luego no les es muy favorable para su comportamiento en los mercados de renta variable.

Por otro lado, los mercados emergentes no son para entrar en sus posiciones debido a que son mayores las posibilidades de perder dinero que de ganar. Y por tanto no se pueden correr riesgos no necesarios ya que al final los resultados pueden ser muy negativos para nuestros intereses familiares o personales. Hay muy pocos mercados de estas características que hayan resistido la brutal corriente vendedora que estamos sufriendo desde los primeros días de marzo. Se trata de una reflexión que se deben plantear buena parte de los pequeños y medianos inversores a partir de estos momentos. Ante todo, para preservar su dinero por encima de otra serie de estrategias más agresivas.

Petróleo dominado por la volatilidad

Podía haber sido uno de los valores refugio por excelencia, pero en realidad no ha sido de esta forma. Si no que por el contrario ha formado parte del problema al desplomarse su precio en los mercados financieros hasta cotizar en los peligrosos niveles de los 20 dólares USA por barril. Desde este punto de vista es más un problema que una solución a nuestros problemas de inversión en estos complicados días que nos traído este nuevo año. Es un activo muy propicio para operar en trading debido a la gran divergencia entre sus precios máximos y mínimos y que permiten que puedas optimizar las operaciones con mayor eficacia si cuentas un cierto aprendizaje en esta clase de movimientos en los mercados financieros.

Por otro lado, no puedes olvidar que ha habido un acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita que permite elevar la producción de esta materia prima a partir de estos momentos. Y que por tanto, y en buena lógica, hará que el precio del barril se eleve notablemente. De hecho ya está en niveles de los 30 dólares por barril y con perspectivas de que lo pueda hacer en estas complicadas jornadas de cotización. En un contexto nuevo que llamará la atención a buena parte de los pequeños y medianos inversores que tienen muchas dudas sobre lo que tienen que hacer en estos días. En niveles semejantes de otros activos financieros, como por ejemplo en la compra y venta de acciones en la bolsa o fondos de inversión de cualquier naturaleza y condición. Es decir, con unos hábitos que son completamente nuevos para los usuarios de nuestro país.

Valores del sector tecnológico

Hay un dato que llama la especial atención por parte de los pequeños y medianos inversores y es que en estos momentos el Nasdaq tan solo se ha depreciado un 7 % desde los primeros días del año. Esto en la práctica quiere decir que los valores tecnológicos no lo están haciendo mal en los mercados financieros. Si no que por el contrario, y en cierta forma, están ejerciendo de valores refugio en este nuevo escenario que están presentando los mercados de renta variable en todo el mundo. Con algunos de ellos incluso en niveles positivos y que se abre también a los parqués del viejo continente y que son objeto en estos días de los movimientos de los flujos monetarios.

Mientras que por último, hay que destacar que los valores del sector tecnológico es uno de los segmentos que mejor ha resistido esta importante caída en la bolsa. Siempre por encima de los in índices más tradicionales de las bolsas internacionales. Y que en cualquier caso, confirma el hecho de que no todas van a ser malas noticias para los activos financieros en unos momentos de convulsión generalizada. Si no que por el contrario, se pueden tomar posiciones para obtener unas rápidas plusvalías en estas sesiones bursátiles. Aunque con unos márgenes de beneficios que no son tan altos como en otros periodos más normales, como hasta que ha ocurrido este suceso no previsto. Con un importante cambio en nuestros hábitos en la inversión.

Operaciones en la bolsa española

Es un 59,9 % más que en el mismo mes que el año anterior y un 46,4 % más que en febrero
El número de negociaciones en Renta Variable asciende a los 7,61 millones en marzo, lo que supone un incremento interanual del 142,3 %. Mientras que por otra parte, el volumen negociado en Renta Fija registra un crecimiento mensual del 26,1 %. En donde el 12 de marzo se negociaron 77.763 contratos de futuros IBEX 35 PLUS, un récord histórico diario, excluyendo las semanas de vencimiento.

Por otro lado, la Bolsa española negoció en Renta Variable 55.468 millones de euros en marzo, un 59,9 % más que el mismo mes del año anterior y un 46,4 % más que en febrero. El número de negociaciones en marzo fue de 7,61 millones, un 142,3 % más que en marzo de 2019 y 82,9 % más que el mes anterior. En el mes de marzo, BME alcanzó una cuota de mercado en la contratación de valores españoles del 72,39 %. La horquilla media en marzo fue de 14,96 puntos básicos en el primer nivel de precios (un 16% mejor que el siguiente centro de negociación) y de 21,43 puntos básicos con 25.000 euros de profundidad del libro de órdenes (un 26,1% mejor), según el informe independiente de LiquidMetrix. Estas cifras incluyen la contratación realizada en los centros de negociación, tanto en el libro de órdenes transparente (LIT), incluyendo las subastas, como la negociación no transparente (dark) realizada fuera del libro.

Inversión en renta fija

El volumen total contratado en Renta Fija fue de 31.313 millones de euros en marzo, lo que supone un crecimiento del 26,1 % respecto a febrero. Las admisiones a negociación, incluyendo emisiones de Deuda Pública y Renta Fija Privada, ascendieron a 42.626 millones de euros, con un crecimiento del 19,5 % respecto del mismo mes de 2019 y del 83,7 % frente a febrero de este año. El saldo vivo se situó en 1,59 billones de euros, lo que implica un ascenso del 0,9 % frente a marzo de 2019 y del 2 % en el acumulado del año.

Durante el mes de marzo la negociación en el mercado de Derivados Financieros continúo creciendo. En especial, en Futuros sobre Índices, en un mes marcado por un aumento de la volatilidad. El 12 de marzo se negociaron 77.763 contratos de futuros IBEX 35 PLUS, un récord histórico diario, excluyendo las semanas de vencimiento. El volumen de Futuros sobre IBEX 35 aumentó un 74,6 % y en Futuros Mini IBEX un 200,8 % respecto al mes de marzo del año anterior. En las Opciones sobre Acciones marzo fue el tercer mes consecutivo de crecimiento respecto al mismo periodo de 2019, con un incremento del 60,4 %. Mientras que por otro lado, la actividad en el Mercado de Derivados de BME registró un crecimiento interanual del 17,8 %.

Contratación de bonos sostenibles

BME, a través de la Bolsa de Bilbao, admite hoy a negociación la nueva emisión de bonos sostenibles que ha lanzado el Gobierno Vasco por un importe de 500 millones de euros. Los bonos tienen un plazo de 10 años (su vencimiento final está previsto para el 30 de abril de 2030) y devengarán un cupón anual del 0,85 %. Se trata de la tercera emisión de bonos ligados a factores Ambientales, Sociales o de Gobernanza (ASG) que realiza el Gobierno Vasco, cuyo importe agregado alcanza los 1.600 millones de euros. BBVA, Santander, Caixabank, Natixis y Nomura han participado en la colocación de la emisión.

El Gobierno Vasco cuenta con un rating A3, perspectiva estable, por Moody’s; A+, perspectiva positiva, por S&P; y AA-, perspectiva estable, por Fitch. La emisión se desarrolla en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS). Las categorías que van a financiarse corresponden en el 83 % a programas sociales y en el 17 % a programas medioambientales. Entre otros, los ámbitos y políticas de actuación del marco de emisión sostenible del Gobierno Vasco cubren: vivienda asequible, acceso a servicios esenciales como educación y salud, políticas sociales, generación de empleo, energías renovables, transporte sostenible, prevención y control de la contaminación ambiental y gestión sostenible del agua y las aguas residuales. Esta emisión de bonos sostenibles del Gobierno Vasco se suma a la realizada el pasado mes de febrero por la Comunidad autónoma de Madrid.

OPA sobre la bolsa española

Mientras que por último, cabe resaltar que el Consejo de Administración de BME ha aprobado hoy el preceptivo informe sobre la Oferta Pública de Adquisición de acciones lanzada por SIX por el 100% del capital de la compañía. La operación recibió la autorización del Consejo de Ministros el 24 de marzo y la CNMV autorizó el folleto informativo de la oferta pública de adquisición el pasado día 25 de marzo.

El Consejo de Administración de BME, por unanimidad, ha emitido en dicho informe una opinión favorable sobre la OPA. El Consejo “valora positivamente el precio de la oferta” y considera que “los compromisos asumidos por SIX y las condiciones y cautelas impuestas por la autorización del Consejo de Ministros son, en su conjunto, adecuados para proteger el adecuado desenvolvimiento de los mercados secundarios oficiales y sistemas españoles a que hacen referencia tales compromisos”.
Con la incorporación de estas tres compañías se inaugura el segmento Growth del EpM, que está destinado a compañías con una trayectoria más amplia de todo tipo de sectores.

Los dos nuevos partners de este programa de BME son la Asociación de Empresarios del Sur de España, CESUR, que busca mejorar las condiciones empresariales, económicas y sociales del sur de España, y AtZ Financial Advisors, boutique de asesoría financiera especializada en proyectos de energías renovables en España y Latam, obtención de deuda y capital en financiaciones, reestructuraciones de proyectos y operaciones de M&A.

La convocatoria del Entorno Pre Mercado para recibir a nuevas empresas está abierta a incorporaciones. Para acceder al programa, las compañías deben ser sociedades anónimas o limitadas, con una antigüedad mínima de 2 años, presentar las cuentas anuales auditadas y facilitar su plan de negocio a 3 años vista.

“Desde su nacimiento en 2017, el Entorno Pre Mercado no ha parado de crecer y está cumpliendo su objetivo de ayudar a las empresas a prepararse para dar el salto al mercado de valores y contribuir a una mayor diversificación en las fuentes de financiación del tejido empresarial español”, explica Jesús González Nieto, director gerente del MAB.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.