¿Cómo contener los gastos en las inversiones?

Llega el momento para la contención de los gastos en las inversiones y este hecho puede proceder de diferentes apartados que vamos a mostrar para que los inversores puedan moderarlos en un escenario de gran complejidad para todos los usuarios. No solo en lo que se refiere al desarrollo de las propias operaciones en los mercados de renta variable. Sino también en los hábitos de los propios inversores que deberán variarlos para optimizar sus movimientos a partir de estos momentos. Para que de esta manera, al final el resultado en su cuenta de ahorro sea más satisfactorio a final de cada año.

En un contexto en el que muchas personas realizan esta clase de operaciones como fuente o complemento de sus ingresos ante la falta de ingresos como consecuencia de su trabajo o sus rentas personales. En donde, la gran oferta de productos de inversión favorece a que se vayan desarrollando propuestas cada vez más competitivas y con ámbitos de actuación en todos los mercados financieros a los que se pueden llegar a través de unos costes económicos bastante asequibles para todas las economías domésticas, y que pueden servir como punto de partida para poner en marcha estrategias de ahorro para todas las inversiones.

De esta manera, no es muy difícil que al final de cada ejercicio podamos ahorrar importantes cantidades que podremos destinar a otras necesidades personales o familiares. En unos momentos en que la contención de los gastos deberá ser uno de los denominadores comunes más relevantes en nuestras actuaciones a partir de estos momentos. Y que al fin y al cabo es uno de nuestros objetivos, al menos hasta que termine la actual crisis económica que se ha iniciado tras la expansión del coronavirus. Porque en efecto, también desde la inversión se puede lograr esta meta tan deseada por parte de los pequeños y medianos inversores, en especial en los actuales momentos.

Gastos en las inversiones: comisiones

Desde luego que la partida de las comisiones en cualquier clase de productos financieros ligados con la inversión es una de las fuentes más notables de esta estrategia tan especial. Por otra parte, habrá que ir a cada uno de ellos para poner de manifiesto cuales son las decisiones que habrá que adoptar a partir de estos momentos. En este caso, en lo que se refiere a la compra y venta de acciones en bolsa no tendremos más remedio que acudir a los mercados de renta variable nacionales que son los que muestran unas tarifas mucha más competitiva. Con una rebaja de los cargos que oscila entre el 20 % y 30 % sobre el total de la operación realizada. Desde donde la contención de los gastos es muy fácil llevarla a cabo con mayores garantías de éxito.

Mientras que por otra parte, hay que tener en cuenta que hay una gran flexibilidad sobre las tarifas de las comisiones de las operaciones de compra y venta en bolsa. A través de una oferta que está muy diversificada en cuanto a los agentes que elaboran estas propuestas en la gestión de los ahorros de sus titulares. Bajo unos descuentos que van desde el 3 % y 10 % en función de las propuestas de las entidades encargadas de dar a luz estas comisiones. Al igual que por el hecho puede elegirse entre comisiones para los mercados nacionales como ubicados fuera de nuestras fronteras. Con unas divergencias que pueden alcanzar niveles de hasta el 20 % y que por tanto puede ser otra de nuestras fuentes de los ahorros de los usuarios bursátiles.

Menos operaciones y más potentes

Otra de las estrategias que pueden utilizar los pequeños y medianos inversores es la de agrupar las operaciones en unos cuantas menos. Es decir, siempre es preferible optar por realizar pocas operaciones de compra de acciones de mayor cuantía monetaria a pocas y de muy poca intensidad. De hecho, podrás comprobar a partir de ese momento como el gasto de los movimientos contables se reduce considerablemente. Hasta el punto de que tendrás en tu cuenta de ahorro más dinero del que inicialmente te imaginas desde un principio. No en vano, este es al fin y al cabo uno de los objetivos que se plantean buena parte de los inversores al encarar esta clase de operaciones en los mercados de renta variable.

Por otro lado, también hay que apuntar que en este sentido siempre es muy útil ser más selectivo a la hora de tomar posiciones en los merados financieros. No es cuestión de invertir por invertir, si no que por el contrario es la oportunidad de buscar oportunidades de negocio que sean rentables. Es la manera para optimizar esta clase de inversiones ya que en los últimos años no las hemos aplicado y por tanto ha sido una de las fuentes de nuestros errores y que nos ha llevado a hayamos perdido muchos y muchos euros por el camino. Es el momento de aprender del pasado y este es el mejor momento para un potente cambio de estrategia en la inversión.

Optar por los productos más baratos

Desde luego que no todos los productos financieros basados en los mercados de renta variable tienen la misma tarifa y comisiones. Ni mucho menos. Si no que por el contrario, puedes encontrar diferentes divergencias entre unos y otros y que pueden llegar a alcanzar hasta el 30 %. Desde este punto de vista, uno de los productos más rentables son los fondos cotizados o ETFs que muestran unos niveles mucho más competitivos para los intereses de los titulares. Este es un producto que combina los fondos de inversión convencionales y la compra y venta de acciones. Para que de esta manera, puedan contener los gastos en sus operaciones. Con la ventaja adicional de que los fondos cotizados pueden ser suscritos, tanto en activos financieros basados en la renta variable como en la fija.

Los fondos de inversión también pueden ser más rentables si se sabe elegir el modelo que mejor se ajuste a nuestras necesidades personales. En este sentido, son los basados en mercados nacionales los que ofrecen las mejores ofertas en estos momentos. En especial, si proceden de la renta fija o desde planteamientos monetarios  para rentabilizar el ahorro a través de estos fondos de inversión. Para que así estés en la mejor de las condiciones para contener los gastos en cada una de tus operaciones en los mercados financieros. No en vano, las diferencias entre unos u otros pueden ser la clave de que al final puedas culminar con llegada de esta estrategia en la inversión de los particulares. Con la posibilidad real de que no tienes que limitarte a ningún activo financiero en concreto. Si no que por el contrario, puedes dirigirte a los activos financieros que mantiene una tendencia claramente alcista durante la expansión de los mercados.

Ahorrar en las comisiones

Especialmente los inversores que realicen muchas operaciones al año, tanto dirigidas al corto como al medio o largo plazo, pueden acogerse a las tarifas planas bursátiles que están empezando a comercializar cada vez más entidades financieras y, que permiten un importante ahorro en concepto de comisiones por operaciones realizadas. Su tarifa está situada entre 10 y 20 euros al mes, y para una persona que lleve a cabo un total de cuatro operaciones mensuales, por ejemplo, el ahorro le puede suponer unos 30 euros mensuales de media, lo que ayuda también a optimizar la inversión.

La tarifa plana en bolsa permite al usuario realizar tantas operaciones de compra y venta como quiera, al igual que ocurre con las tarifas telefónicas o por Internet. Su aplicación aunque no está muy extendida en el sector financiero, abarca principalmente a los bancos y por los intermediarios financieros cajas de ahorros que operan a través de Internet y a los brokers, tanto nacionales como internacionales, que son los que mejores condiciones aportan. Hasta el punto de que se puede contener el gasto en torno a un 2 % sobre el concepto total de estas operaciones. De una manera muy fácil de llevar a cabo por cualquier clase de perfil en el pequeño o mediano inversor.

A favor de los mercados

De todas las formas la mejor forma para ahorrar con nuestras inversiones sigue siendo la prudencia y no hacerlo de forma irracional y en contra de la lógica de los mercados. Para ello, antes de invertir nuestro dinero, se deberá observar el comportamiento de los mercados financieros, comprobar cuando suben y constatar cuando bajan, así como el tipo de noticias que afectan a su evolución para que nos pueda proporcionar – aunque sea de una forma muy ligera – lo que va a ocurrir en las próximas sesiones.

Es precisamente entonces, y una vez asimilada todas estas informaciones, cuando se tenga una idea aproximada de la tendencia que pueda tomar el conjunto de nuestras inversiones. Se estará en situación para tomar posiciones en alguno de los productos de inversión analizados. Y, seguramente que esta labor de recopilación de información ayudará notablemente a los usuarios a que su ahorro sea más significativo y pronunciado a través de mejores compras y ventas, con lo que los beneficios serán más elevados.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.