¿Cómo afectará las elecciones a la bolsa española?

elecciones

El 28 A los españoles tienen un cita con las urnas. Pero también los inversores están muy interesados en conocer cuál será la reacción de los mercados de renta variable en el día después en función del gobierno que se pueda formar en España durante los próximos cuatro años. Este factor está provocando un movimiento de lateralidad en el Ibex 35 que le está llevando a que se mueva en una franja muy estrecha entre los 9.100 y 9.600 puntos del que le está costando salir en estos momentos. A la esperar de lo que pueda acontecer en el último domingo del mes de abrir.

Algunos sectores bursátiles son más sensibles que otros respecto al ejecutivo que pueda formarse tras el desarrollo de las elecciones generales de este mes. En especial, de lo que dependen de las actuaciones gubernamentales y que son los que están a la espera sobre lo que pueda pasare en esta nueva jornada electoral. En donde se dilucida que pueda haber un gobierno de uno u otro signo y con políticas económicas bastante diferentes entre ellas. Algo que mantiene en expectación a los pequeños y medianos inversiones.

Por otra parte, no puede olvidarse que la renta variable española depende del contexto general de las bolsas internacionales y este aspecto desde luego que puede ser mucho más importante para el devenir de su porvenir a partir de estos momentos. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y hasta puede que desde el punto de vista de sus fundamentales. En cualquier caso, el ojo de los inversores minoristas está puesto en el 28 A para saber lo que tienen que hacer. Si abrir posiciones o por el contrario deshacerlas ante un escenario poco halagüeño para sus intereses personales en su relación con el siempre complicado mundo del dinero.

Elecciones: sectores más sensibles

bolsa

Desde luego que hay unos sectores que estarán más pendientes de las elecciones generales que otros y esto se nota por la bajada en el volumen de contratación en los mercados de renta variable. Uno de los más relevantes es el bancario que se mantiene a la expectativa sobre lo que pueda pasar en este día. En un contexto general, en el que sus valores se mantienen en una preocupante tendencia bajista de fondo. Con importantes depreciaciones en todos los bancos que cotizan en el mercado continuo nacional y que ha llevado a que el precio de sus acciones sea francamente interesante, aunque con el riesgo de que sigan bajando en los próximos días.

Además, no podemos olvidar la gran influencia que tiene el sector bancario para la configuración del índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35. Con un peso específico que en estos momentos no tiene ningún otro segmento empresarial. A diferencia de lo que sucede en las restantes plazas bursátiles del viejo continente. En este sentido, no habrá más remedio que estar muy atento a lo que realmente ocurre con estos valores. Que por otra parte están en una posición muy delicada y con uno de los precios más bajos de los últimos años. En donde cualquier conato de subida es cortado de raíz por la fuerte corriente vendedora.

Regulación de las empresas eléctricas

Otro de los casos más característicos es el de las compañías del suministro de la luz que son las más interesadas en conocer el signo el color del próximo gobierno en nuestro país. Cabe recordar que este segmento empresarial es muy sensible a las medidas que pueda tomar el próximo ejecutivo ya que de ellos ello depende que se puedan quedarse como están o verse perjudicadas en sus intereses sectoriales. Mientras el bloque de centro derecha es más partidario de impulsar una mayor liberalización del sector, eliminando las subvenciones y la supresión de barreras de entrada. Hasta el punto de que se generaría un escenario mucho más incierto para las eléctricas que debería replantearse su modelo de negocio. Un factor que podría llevar a que el precio de sus acciones se depreciase en las próximas semanas.

Mientras que por el contrario, en el otro bloque político la respuesta de estas empresas ha sido muy favorable desde el pasado verano. Con subidas en las empresas del sector de casi el 30 % y que han llevado a algunos de sus valores a situación de subida libre absoluta. Es decir, sin ninguna resistencia de relevancia por delante y que les podría llevar a cotas aún más altas en su cotización en los mercados de renta variable. Como en los casos concretos de Iberdrola, Endesa o Naturgy. Aunque también es bien cierto que están mostrando un cierto cansancio en las últimas sesiones bursátiles. Con poca fuerza para seguir subiendo y con un volumen de negociación que es más bajo que antes.

Las farmacéuticas muy atentas

farmacias

Otro sector que son lugar a dudas estará muy pendiente de las elecciones es el farmacéutico, que ganaría posiciones con los planteamientos electorales, tanto del PSOE como de Ciudadanos. Mientras que por el contrario, estaría en posiciones de desventaja con otras propuestas electorales que abogan por eliminar el acceso gratuito a la sanidad. Hasta el punto de que durante estos días está mostrando más volatilidad que los sectores bursátiles restantes ante lo que pueda pasar en la jornada electoral. No en vano, es muy previsible que sea uno de los que más se muevan después del 28 A, en uno u otro sentido.

Mientras que por otra parte, queda por conocer cuál será la reacción de las petroleras ante este acontecimiento político ante la propuesta de algunos partidos políticos de establecer un impuesto al diésel para equiparar el precio con el de la gasolina. Lo que sin duda determinará que el precio de sus acciones vaya a un lado u otro de la balanza. Afectando a uno de los grandes blue chips de la renta variable nacional como es Repsol que en estos momentos de uno de los valores más recomendados por parte de buena parte de los analistas financieros. Con un mandato para comprar sus acciones de cara al medio y largo plazo. Generando por otra parte una rentabilidad por dividendo de las más altas del mercado, con un interés medio en torno al 6 %.

Estrategias a realizar

De cualquier forma, lo más sensato en estos días es esperar a lo que pueda pasar en la jornada electoral de este mes de abril. Para que no podamos quedarnos enganchados en algunas de las acciones que pueden reaccionar más negativamente en estas elecciones. Al fin y al cabo quedan muy pocos días para conocer los resultados y no merece la pena arriesgar nuestro capital disponible para las inversiones. Para una vez resuelta esta importante duda optar por abrir posiciones en los sectores bursátiles más favorables a partir de mayo.

Mientras que por otra parte, no parece que la bolsa española se vaya a mover con excesivos cambios en estos días previos a las elecciones. Con lo cual las operaciones con toda probabilidad no serían muy rentable en ninguno de los segmentos empresariales que cotizan en bolsa. No merece, por tanto, arriesgar ya que es muy poco propicio abrir posiciones en estos momentos ya que hay más riesgo de perder dinero que de ganarlo. Esta es una realidad que se impone ante los pequeños y medianos inversores que no saben qué hacer en estos precisos momentos. En donde la indefinición de los mercados de renta variable es toda una realidad que impone sus condiciones en las plazas bursátiles. Más allá de que puedan generarse ciertos repuntes en las cotizaciones de las acciones de las compañías cotizadas en la bolsa.

La bolsa negocia 34.000 millones

volumen

La Bolsa española negoció en renta variable 34.680 millones de euros en marzo, un 7,2 % más que en febrero y un 29,6 % menos que el mismo mes del año anterior. El número de negociaciones creció un 12,5 % respecto a febrero, hasta los 3,1 millones, un 17,8 % menos que en marzo de 2018. En el segmento de fondos cotizados (ETF) se negociaron 137,8 millones de euros, un 8,7 % más que en febrero y un 38,6 % menos que en marzo de 2018. El número de negociaciones fue de 5.381, lo que implica un incremento del 16,3 % frente al mes anterior y una bajada del 34,2 % respecto a marzo del año pasado, en 2018.

Por lo que respecta al mercado de la renta fija hay que indicar que en este periodo mantuvo un nivel de actividad elevado. El volumen total acumulado en los tres primeros meses del año creció un 88,9 %, tras registrarse una negociación de 38.632 millones de euros en el mes de marzo, un 109,9 % superior al mismo mes de 2018. Adicionalmente, las emisiones admitidas a negociación aumentaron un 13,8 % desde principios de año y el saldo vivo se incrementó un 3,5 %. En un diagnóstico sobre cómo se encuentran los mercados financieros españoles antes de la crucial jornada electoral de este mes de abril. Mientras que por último, hay que destacar que  la posición abierta del conjunto de derivados financieros aumentó en este periodo en un 2,2 % respecto al mismo mes del año anterior. El número de negociaciones fue de 5.381, lo que implica un incremento del 16,3 % frente al mes anterior y una bajada del 34,2 % respecto a marzo de 2018.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.