¿Cómo afecta que los tipos de interés no se eleven?

tipos

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de retrasar la subida en los tipos de interés en la zona euro está teniendo una incidencia diferente en función del sector de que se trate. Pero en general no es una buena noticia para los pequeños y medianos inversores debido al gran peso específico que tiene el sector bancario dentro del índice bursátil nacional, el Ibex 35. No en vano, los bancos han perdido mucho dinero desde que se tomase esta decisión desde los organismos comunitarios.

Se trata de una medida que tendrás que valorar a partir de estos momentos para realizar cualquier clase de estrategias en las inversiones. Porque es un escenario que al fin y al cabo va durar unos pocos meses más. Al menos hasta primeros del próximo ejercicio en donde se va a producir un cambio de tendencia en la política monetaria del espacio común europeo. No en vano, este factor va a ejercer presión vendedor en algunos de los valores cotizados en los mercados de renta variable. Por lo tanto, no te quedará más remedio que estar más precavido para realizar las operaciones para rentabilizar tus ahorros.

Dentro de este contexto general, no debes olvidar que estas medidas se constituyen en un detonante para que los mercados de renta variable puedan tomar uno u otro camino a partir de estos momentos. Aunque se tengan la sensación inicial de que unos tipos de interés bajos ayudan a que los mercados bursátiles puedan subir en su valoración. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico o incluso desde el punto de vista de sus fundamentales. En cualquier caso, se trata de un dato del que habrá que estar muy pendiente para tomar las decisiones en el siempre complicado mundo de la inversión.

Draghi no subirá los tipos en 2019

draghi

La decisión del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, de no subir los tipos de interés en la zona euro durante este ejercicio ha tenido una especial relevancia en los mercados de renta variable en el viejo continente. En este sentido, este anuncio oficial ha propiciado que las más malas jornadas se hayan instalado en los bancos españoles. Han perdido entre 7% y un 3% de su valor en bolsa, es decir más de 5.000 millones, tras el anuncio del todo poderoso hombre de las finanzas europeas al aludir que no subirá los tipos de interés, al menos en este año en curso. El presidente del BCE inyectará más dinero en la economía europea a partir de septiembre.

En un tono más pesimista de lo habitual, el banquero italiano ha explicado que el Consejo de Gobierno ha decidido “por unanimidad” retrasar “al menos hasta el final de 2019” la primera subida de los tipos de interés. Como justificación de las nuevas medidas de estímulo anunciadas, Draghi ha reconocido que las nuevas previsiones del BCE suponen una rebaja “sustancial” de las expectativas de crecimiento en comparación con las publicadas el pasado mes de diciembre, reconociendo que la sensible desaceleración de la zona euro en la última parte de 2018 parece que se extenderá al año 2019.

Desplome en los bancos españoles

El primer efecto de estas palabras desde el Banco Central Europeo (BCE) ha sido una caía en picado de todos los bancos del sector, sin ninguna excepción. Con depreciaciones de hasta cerca del 8 % en el Banca Sabadell y también de gran intensidad en todos los restantes valores de este importante segmento de la renta variable nacional. El pesimismo se ha instalado al final en todas las entidades bancarias y va a costar mucho que puedan cambiar de tendencia en todos los meses que restan de este complicado año. Por otra parte, no podemos olvidar que estas cotizadas dependían de las subidas de tipos para mejorar sus márgenes en los beneficios. Después de que estos se hayan ralentizado en los últimos trimestres hasta niveles muy preocupante para los pequeños y medianos inversores.

Dentro de este contexto general, también hay que indicar que los bancos es el sector bursátil más sensible a esta clase de medidas de carácter monetario. Después del error de los analistas financieros que hace unos meses pensaban que sería en diciembre de 2019 cuando tuviese lugar este cambio en la tendencia en los tipos de interés. Tal y como pusieron de manifiesto la mayor parte de los 45 economistas encuestados por Bloomberg. Por este motivo, la decisión del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi ha sorprendido a todos.

Mal situación de la economía europea

bce

Pero esta decisión va más allá de las intenciones monetarias, ya que se incide en un deterioro en la economía de la zona euro. En este sentido, consideran desde el BCE que los peligros para la economía de la zona euro han evolucionado de manera negativa. No en vano, las recientes declaraciones del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi van en este sentido al poner de manifiesto que los datos más recientes siguen siendo más débiles de lo esperado, confirmando que los riesgos para las perspectivas de la eurozona “se han desplazado a la baja”.

Estas noticias no son una buena noticia para los bancos que cotizan en los mercados de renta variable y por tanto hay que deshacer todas las posiciones en el sector financiero. No en vano, ya habrá tiempo para interesarnos en estos valores cuando coticen con precios más bajos que los actuales. Con lo cual el potencial será más alto al medio y sobre todo largo plazo. Pero no en estos precisos momentos debido a que es  mucho más lo que puedes perder que ganar. Y así lo están entendiendo infinidad de pequeños y medianos inversores que están abandonando sus posiciones en estos valores ante el miedo ante nuevos recorte en sus precios en este complicado año bursátil.

El Santander resiste mejor

El grupo financiero ha culminado con éxito su plan estratégico a tres años, con foco en la vinculación de clientes, lo que le ha permitido continuar como uno de los bancos más rentables y eficientes entre sus competidores, con un retorno sobre capital tangible (RoTE) del 11,7 % y una ratio de eficiencia del 47 %. Por otra parte, Santander volvió a contribuir al progreso de las personas y de las empresas durante el año y vinculó a otros 2,6 millones de clientes. El crédito y los recursos aumentaron un 4 % en euros constantes.

En otro orden de cosas respeto a sus resultados empresariales, hay que incidir en que el número de clientes que utiliza servicios digitales se incrementó en 6,6 millones, hasta 32 millones. El grupo continuó su transformación digital con el lanzamiento de nuevos y mejores servicios para los clientes, lo que permitió al banco situarse entre las tres primeras entidades por satisfacción de clientes en siete de sus mercados principales. Mientras que por otra parte, el beneficio del banco atribuido anual aumentó en ocho de los diez mercados principales en euros constantes (excluido el impacto del tipo de cambio).

Las eléctricas las grandes beneficiadas

luz

Mientras que por otra parte, las empresas del sector eléctrico son las grandes beneficiadas de estas medidas que se prevén desde el Banco Central Europeo (BCE). Debido a su elevado endeudamiento y que han recogido los favores de los pequeños y medianos inversores con una inesperada oleadas de compras. Al tratarse y ejercer de valor refugio ante los escenarios de volatilidad e inestabilidad en los mercados de renta variable.

Los valores de este también importante sector se ha apreciado entre el 2 % y 4 %, dentro de un sector que ya estaba en terreno alcista. Incluso con algunos de sus representes en situación de subida libre que es lo que mejor puede pasar a los activos financieros. No en vano, ya no tienen resistencias de relevancia por delante y por tanto pueden crecer mucho más en la valoración de sus precios. Siendo una de las opciones que mejor pueden defender los intereses de los pequeños y medianos inversores en estos precisos momentos. Con unos tipo de interés muy bajos que benefician a las estrategias de las compañías eléctricas por sus especiales características.

Negociación en la bolsa

Dentro de este contexto general, hay que indicar que la bolsa española negoció en renta variable 32.319 millones de euros en el último mes analizado, lo que significa un 22 % menos que en enero y un 30,6 % inferior al dato del mismo mes de 2018. El número de negociaciones fue de 2,8 millones, un 21,8 % inferior al mes anterior y un 37 % por debajo del registrado en el periodo analizado del pasado año.

Por otra parte, en el segmento de warrants y certificados se negociaron 24 millones de euros, un 31,8 % menos que el mes anterior y un 47,4 % menos que en igual periodo de 2018. El número de negociaciones se situó en 5.826, lo que representa un 7,5 % por debajo de enero y un 36,4 % inferior al del mismo mes del año anterior. En donde, por último el número de emisiones admitidas a negociación ascendió a 1.186, es decir un nada menos que el 108 % más que el año anterior. Siendo una de las opciones que mejor pueden defender los intereses de los pequeños y medianos inversores en estos precisos momentos. Con unos tipo de interés muy bajos que benefician a las estrategias de las compañías eléctricas por sus especiales características.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.