6 datos necesarios para tomar posiciones en la bolsa

datos

No cabe duda de que la tarea de comprar acciones en los mercados de renta variable requiere de un pequeño esfuerzo por parte de los pequeños y medianos inversores. Se trata de una actuación que no debe dejarse en manos de la improvisación debido a que es mucho el dinero que está en juego en esta clase de operaciones bursátiles. Cualquier error de cálculo puede suponer una diferencia de muchos euros y el hecho de que la operación sea o no rentable. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico que será objeto de otro artículo.

Uno de los momentos más importantes en las actuaciones de los inversores es en el momento de realizar las compras de las acciones. Es muy importante ajustar los precios porque de ello dependerá la futura rentabilidad de la operación bursátil. Por otro parte, hay que saber en qué sectores realizar la compra, ya que las diferencias entre unos y otros suelen ser muy relevantes. Con diferencias en la cotización de hasta el 3 % en una sola sesión bursátil. No pueden cometerse errores ya que al final se pagarán muy caros.

Para que puedas realizar unas operaciones en los mercados de renta variable de forma satisfactoria para tus intereses te vamos a dar las claves sobre los parámetros en que debes fijarte a partir de estos momentos. Te ayudarán a optimizar las opciones como no puedes imaginar desde un principio. No solo se basarán en un dato si no en varios y de diferente naturaleza, tal y como vas a poder comprobar a continuación. En cualquier caso es una pequeña guía para optimizar las inversiones de la forma más correcta posible.

Datos: el precio de la acción

precios

Debe ser el primer aspecto en que debes fijarte, para constatar si el precio de una acción está barata o cara habrá que analizar los beneficios que tiene la empresa. Debes encauzar tus actuaciones en los mercados de renta variable hacia compañías que estén infravaloradas en su la configuración de su precio. No todas están en la misma situación, tal y como es lógico pensar, y por este motivo esta acción en la inversión debe estar muy meditada. En cualquier caso, no debes comprar por comprar ya que esta estrategia tan simple te puede llevar a situaciones realmente no deseadas por tu parte.

Por otra parte, el que una compañía cotiza con cantidades muy pequeñas no quiere decir necesariamente que esté barata. Ni mucho menos, si no que por el contrario quiere decir que es la valoración que le marcan los mercados financieros. En este sentido, no puedes olvidar que las acciones en bolsa se manejan como cualquier otro activo financiero. Es decir, por la ley de la oferta y la demanda y este es un aspecto muy complejo de valorar en los mercados de renta variable. En todos los casos, y si fuese posible, debes dirigirte a las oportunidades de negocio que siempre emergen en esta clase de mercados financieros.

Detectar la tendencia de fondo

Otro aspecto que debes indagar para elaborar tu próxima cartera de inversión es la tendencia de un valor bursátil. En el sentido de que debes optar por los movimientos alcistas. Si esto es de esta manera, no cabe duda de que tendrás menos posibilidades para equivocarte a partir de estos momentos. No en vano, este impulso es el que propicia que los precios sigan subiendo en las próximas sesiones bursátiles. Es una estrategia en la inversión básica para cualquier perfil en este complicado mundo del dinero.

Una de las cosas positivas que tiene la aplicación de este sistema en la inversión es que las tendencias alcistas son fácilmente identificables. No ofrecen duda a través de un sencillo gráfico que puedes importar desde cualquier medio de comunicación especializado en el sector de la inversión y más concretamente en el mercado de renta variable. Aunque debes asumir que existen tendencias alcistas en función de los plazos de permanencia. Es decir, al corto, medio y largo y es entonces cuando tienes que definir qué es lo que realmente deseas hacer con tus inversiones. En este sentido es muy importante que clarifiques cuál es tu perfil como inversor: conservador, intermedio o agresivo.

Sector al que pertenece

No de menor importancia es conocer el sector en donde vas a invertir tu dinero a partir de estos momentos. Dependerá en cierta medida la rentabilidad de la operación ya que las diferencias entre ellos suelen ser muy grandes. Puede haber sectores cíclico, defensivos o para desarrollar operaciones de carácter especulativo. En función de tus deseos deberás elegir unos u otros ya que su comportamiento difiere con una gran intensidad. Es muy habitual que mientras los valores del sector bancario suben, los eléctricos bajan y viceversa. Por esta razón buscar el sector bursátil adecuado puede ayudarte a optimizar la operación con mayor éxito.

Mientras que por el contrario, no olvides bajo ningún aspecto que no todos los sectores bursátiles se mantienen bajo la misma tendencia. Porque realmente no es así, tal y como se pone de manifiesto en todas las sesiones bursátiles, tanto en las bolsas nacionales como fuera de nuestras fronteras. Al fin y al cabo de lo que se trata es de acertar en la decisión que vas a tomar a partir de estos momentos. Algo que a veces es complicado de lograr, tal y como sabe los inversores con mayor experiencia en los mercados de renta variable. No en vano, puede haber una diferencia de muchos euros a través de estas actuaciones.

Situación de la empresa

empresa

Se trata de uno de los parámetros menos conocidos por parte de los pequeños y medianos inversores. En el sentido de que suelen comprar las acciones sin conocer uno de los datos más relevantes para elaborar una cartera de inversión más o menos rentable. En este sentido, un pequeño truco reside en el hecho de dirigirte hacia empresas que tienen muy poca deuda. Será un pasaporte para que su comportamiento sea mejor que en el resto. Al igual que su posición frente a la competencia y que puede generar que su posición sea más o menos rentable frente al resto de compañías del sector.

Por otra parte, hay que estar muy atento a todos los trimestres en donde se publican los resultados empresariales ya que suelen dar alguna que otra pista sobre lo que debemos hacer. Si bien tomar posiciones o por el contrario estar en completa liquidez como fórmula para preservar nuestro capital disponible para realizar las inversiones. Se trata de una estrategia en la inversión que tiene una gran utilidad para llevar a cabo nuestras líneas de actuación. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Esto es algo que no debes olvidar para no cometer errores desde estos precisos momentos.

Vivir el momento de la cotización

Desde luego que otra de las estrategias a utilizar pasa necesariamente por decantarse por valores bursátiles que tienen  un momento óptimo para ser contratados. Son los que se denominan los valores calientes en los mercados de renta variable y que te pueden hacer mucho dinero en muy pocos días. Es decir, están en el momento justo de ser comprados debido a que la presión compradora es realmente muy fuerte y por encima de la vendedora. Es un sistema muy fácil de utilizar si sigues algún medio de comunicación en  el que se valora el análisis técnico por encima del fundamental. Que es al fin y al cabo de lo se trata en operaciones con un plazo de permanencia muy rápida o incluso de carácter especulativo.

Otro de los aspectos que debes tener en cuenta para valorar esta estrategia tan especial es el relativo a que estos movimientos son muy cortos. Y por tanto puedes llegar tarde a rentabilizar tus operaciones en bolsa. No en vano, es el principal riesgo de su aplicación ya que debes darte mucha prisa para abrir posiciones en los valores calientes de los mercados de renta variable. En donde es muy habitual que puedas cometer algún que otro error que te impida llegar a tus objetivos más inmediatos. Por tanto, sino pudieses subirte al carro en el momento correcto será mucho mejor que desistas de la operación.

Historial de sus cotizaciones

precios

Por último, es muy útil fijarte en el historial de sus cotizaciones debido a que darán más de un dato sobre el comportamiento de una compañía cotizada en un determinado momento. Hay que tener una referencia histórica sobre lo que ha hacho en el pasado para explicar futuros movimientos en los mercados financieros. En este sentido, puede darte la información necesaria para saber si un valor bursátil, por ejemplo, está en situación de subida o bajada libre. Tan importante para abrir como cerrar posiciones en los mercados de renta variable.

Al igual que otras figuras que se presentan en el análisis técnico de un valor bursátil y que son lugar a dudas te pueden ayudar a canalizar una inversión de la forma más correcta posible. Más allá de otra serie de consideraciones de muy diversa naturaleza, tal y como te estarás planteando en estos precisos momentos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.