¿Sabes cómo diferenciar un cambio de tendencia de una corrección?

corrección en bolsaCon toda seguridad sabrás que no es lo mismo un cambio de tendencia que una corrección. Aunque guardan algunas similitudes no se trata del mismo concepto, y es más, son completamente diferentes en cuanto a su naturaleza. Te convendrá conocer cuáles son sus diferencias para aprovechar las operaciones que realices a partir de estos momentos en los mercados de renta variable. Aunque se puede aplicar a cualquier activo financiero.

En cualquier operativa que formalices en los mercados financieros podrás constatar que los precios no se mueven en línea recta, sino que por el contrario lo hacen en zigzag, y la mayoría de las veces los cambios de dirección del precio no implican un cambio de tendencia, ya que este cambio es momentáneo y se le conoce como corrección. Aunque en función de tu perfil como pequeño inversor puede que se constituya como nuevas oportunidades para ingresar oportunamente en la tendencia actual.

Hay que diferenciar ambos conceptos si deseas rentabilizar los ahorros con mayor eficacia, ya que a pesar de todo en ambos movimientos estarás en condiciones de obtener plusvalías a las operaciones en bolsa, tanto en los mercados nacionales como en los internacionales. Pero a cambio de utilizar una estrategia de inversión diferente, que requerirá de otros planteamientos en tus operaciones de bolsa.

Escenarios en donde predomina la corrección

cotizacionesEn primer lugar será prioritario que identifiques este movimiento en los mercados y en que situaciones se da. No siempre es fácil interpretarlo correctamente, tal y como irás comprobando a través de esta artículo. Las correcciones en las cotizaciones de los presiones son unas reacciones a las posiciones compradores de los inversores. Es una forma de adecuar la oferta y demanda que ofrecen los precios de sus títulos. Y que en casi todos los casos se suele desarrollar.

Una de las principales aportaciones de las correcciones se basa en que es el punto de partida para realizar las compras de las acciones. Al estar éstas en una tendencia alcista, es una estrategia muy eficaz que tienes para formalizar las compras bajo unos precios mucho más competitivos, que incluso te permiten elevar el potencial de revalorización de los valores seleccionados.

Como bien habrás podido comprobar a través de tu aprendizaje en los mercados de renta variable, después de toda subida, y en especial si son muy acusadas, les sigue una corrección. Su intensidad depende de muchos factores, que hacen que pueda ser más o menos profundo este movimiento en los mercados financieros. Rara vez significa un cambio de tendencia, sino que es una parada obligada para deputar las subidas desarrolladas en los últimos días.

En cualquier caso, no deben constituirse en niveles en donde formalices las ventas. Más que nada porque perderás muchos euros en la operación. La corrección en los mercados se da con mucha frecuencia. En especial cuando las bolsas están bajo una tendencia claramente alcista. En este sentido, la experiencia de los pequeños y medianos inversores les impulsa a realizar su toma de posiciones en estos niveles de precios.

¿Por qué se produce una corrección?

Estos movimientos en bolsa, tan frecuentes, se generan como una reacción a las subidas previas. Normalmente para retomar las posiciones alcistas en su cotización, incluso con gran verticalidad. Se habla solamente de corrección en la bolsa cuando su escenario es totalmente parta la defensa de tus intereses. Por tanto es una figura que siempre te permite entrar en los mercados de renta variable con ciertas garantías.

Siempre será mucho más satisfactorio entra en los mercados bursátil en la parte baja del canal, que no en la alta. Esto es lo que ocurre cuando se hace en la corrección del valor. No en vano, puede haber una diferencia en sus precios de hasta el 10% en los casos más extremos. Querrá decir que podrás comprar más acciones por el mismo precio. En esta estrategia se basa la compra en corrección. Con la ventaja que tus beneficios podrás ser mayores cuando te decidas a cerrar las operaciones en los mercados.

Su duración no está definida, ya que una corrección en bolsa puede ser de una sola sesión bursátil, o por el contrario extenderse a varios días. Depende de muchos factores que hace completamente impredecible sus plazos de duración. No en vano, muchos inversores tratan de apurar al máximo estas correcciones para comprar las acciones bajo unos precios más competitivos. De todas formas es una estrategia con ciertos riesgos, ya que puedes caer en el error de que finalicen y se retome la escalada alcista con importantes revalorizaciones en sus precios.

Cambio de tendencia

cambios de tendenciaEstos movimientos, por otro lado, no tienen mucho que ver con las correcciones. Aunque guarden algunas similitudes y en cierta forma puedan confundirse en algún momento puntual. Hasta puede que te haya pasado alguna vez en tu relación con los mercados financieros. Pues bien, el cambio de tendencia es otra cosa completamente diferente como podrás comprobar a partir de estos momentos.

El cambio de tendencia se genera cuando sus condiciones se han terminado por cualquier circunstancia. Una de las causas más importante es por haber roto los soportes o resistencias y que propician un cambio de rumbo en la tendencia de los valores, índices o sector de los mercados de renta variable. Normalmente se aplican a la bolsa, pero son extensible a otros activos financieros: oro, petróleo, materias primas, etc.

Ante el agotamiento de una determinada tendencia, hay una serie de señales más o menos objetivas que avisan que algo ha cambiado en el gráfico de los activos bursátiles. Estos pueden ser niveles de sobrecompra o sobreventa, velas, volumen de contratación o hasta un giro brusco en sus cotizaciones. Si los detectas a tiempo habrás conseguido algo muy importante en bolsa, y que no es otra cosa que prever sus movimiento. Es una de las claves más importantes para rentabilizar con éxito las operaciones que hagas en los mercados financieros.

El cambio de tendencia es muy positivo cuando se pasa de bajista a alcista. Estarás en la parte inicial de este proceso y con altas posibilidades de incrementar tus ganancias en la bolsa. Puede tener un recorrido muy alto, que puede durar hasta varios años en el mejor de los casos. Esta es una de las mejores situaciones que pueden presentarse si operas con los activos financieros, sean los que fuesen.

Por el contrario, los movimientos opuestos, es decir, que pasan de un escenario alcista a otro bajista son los más peligrosos para tus intereses. Corres el gran riesgo de quedarte pillado en tus inversiones. Es cuando tu precio actual está muy por debajo del realizado en la compra. Se trata de un escenario que debes evitar a toda costa, sino quieres desarrollar unas importantes pérdidas en tu cartera de inversión. Hasta llegar a uno niveles muy peligrosos, que incluso no puedas asumir y te lleve a formalizar las ventas con grandes minusvalías. Te mucho cuidado con estos escenario, y puedes conseguir tus objetivos con la diferenciación entre lo que son las correcciones y el cambio de tendencia.

Algunas claves en la inversión

Desde luego que al principio te resultará muy difícil constatar la diferencia entre ambos movimientos, pero con el paso del tiempo, y algo de aprendizaje lograrás tus objetivos. No en vano, son muchos los euros que estarán en juego a través de las operaciones en bolsa que apliques desde ahora. Debes ir con calma, y asimilar conceptos poco a poco, para que la idea central la asimiles con mayores conocimientos.

Cuando lo consigas podrás comprobar cómo te va mejor en bolsa, y hasta puedas confeccionar unos ingresos fijo todos los años. No sin dificultades, porque siempre hay factores que pueden hacerte perder dinero en la bolsa. Pero al menos tendrás mayores garantías que has realizado las cosas bien hechas. Al menos en lo que a la renta variable se refiere. Y una de tus primeras obligaciones consistirá en diferenciar estos dos movimientos que son cruciales para la determinación de los precios en las compañías que cotizan en bolsa.

Para coger mayor confianza en tus operaciones habituales es muy aconsejable que vayas a los gráficos de los valores, índices y sectores de la bolsa, no solamente nacional, sino de fuera de nuestras fronteras y trates de comprobarlo a través de sus cotizaciones históricas. Es una forma muy útil para para familiarizarte con estos términos. Y a través de este singular aprendizaje llegues a una comprensión, sino total, sí que al menos como para darte mayor seguridad para realizar las operaciones.

Si lo logras, tendrás mucho camino ganado, y podrás operar con mayores garantías y niveles de eficacia. Serán determinantes para conseguir el éxito de los movimientos que abras en los mercados financieros. Sea cual fuese el perfil que presentes como pequeño y mediano inversor: defensivo, agresivo o intermedio. De lo que se trata es que rentabilices tus ahorros de la mejor manera posible. Y esta es una de ellas.

Con toda seguridad que en tu historial como inversor te encontrarás más de una vez con alguna de estas figuras. O bien las típicas correcciones del mercado, o los cambios de tendencia de un valor. Siempre se generan, y fundamentan la evolución de los precios de las acciones. Sirviéndote de estrategia para abrir y cerrar posiciones en cualquier momento y circunstancia. No lo olvides a partir de ahora si deseas quitar incertidumbres a tus inversiones.

Con toda seguridad que tendrás más fuentes de información después de haber leído este artículo, y ya solamente te queda ponerlas en la práctica. Es lo más difícil, pero puede tenerte reservada una grata sorpresa en forma de jugosas ganancias. Entonces habrás cumplido con tus objetivos.

Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario