Pequeños préstamos desde las plataformas financieras

Las plataformas financieras ofrecen minipréstamos a sus clientesLas plataformas financieras online están basando la oferta de sus productos a través de una serie de pequeños préstamos, de poca cuantía, que te ofrecen entre 50 y 800 euros. Pero la novedad de esta singular propuesta reside en las condiciones de contratación que te encontrarás al firmar el contrato, muy alejadas de las que te ofrecen las entidades bancarias. No en vano, su concesión es casi instantánea, en pocas horas desde su solicitud, y a través de un proceso que está desarrollado íntegramente por internet. Y que puedes realizar en cualquier momento, incluso los fines de semana.

Pero si por alguna característica hay que definir a esta vía de financiación tan especial es por la facilidad que tendrás para acceder a los préstamos. Sus trámites administrativos son menores, y en donde su propuesta más llamativa consiste en que no será necesario que aportes una nómina para beneficiarte de sus condiciones, ni tampoco avales de otras personas, como habitualmente ocurre con los créditos bancarios. Incluso, en algunos casos, será aceptada tu solicitud aunque estés integrado en una lista de morosos pueden (ASNEF, RAI…).

No obstante, te requerirán de unos ingresos para responder por la aceptación de la operación, y en último caso, podrás aportar tu garantía personal a través de los bienes que tengas adquirido (coche, vivienda, garaje, etc.). Estas ofertas serán válidas, tanto si eres de nacionalidad española, como si procedes de otros lugares geográficos.

Como consecuencia de ello, estarás ante unos pequeños préstamos que podrá solucionarte un problema puntual de falta de liquidez en tu cuenta corriente. Y ante la necesidad de afrontar algún pequeño gasto, de forma urgente, como por ejemplo, las facturas domésticas (agua, gas, luz, etc.), una deuda contraída ante terceros, o sencillamente un desembolso no previsto en tu presupuesto familiar.

¿Cuánto te costará su demanda?

Todos los gastos de los minipréstamosSon unos productos muy beneficiosos para tus intereses, aunque no exentos de gastos, algunos ocultados bajo su letra pequeña. Generalmente las comisiones no están presentes en sus contratos, con lo cual te eliminarás su encarecimiento por este concepto.

No obstante, sus honorarios – que es así como denominan las ‘plataformas a los tipos de interés que aplican – son excesivamente elevados, por encima de los generados desde los préstamos bancarios. Habitualmente están una franja muy poco homogénea a partir del 20%, incluso con márgenes más exigentes. Esta condición de estas vías de financiación propicia que el esfuerzo económico que tengas que hacer para cerrar la operación sea mucho más exigente.

Pero mucho cuidado, porque pueden ser mayores tus pagos si no cumples con los plazos pactados para su devolución. En este caso concreto, tendrás que afrontar unas penalizaciones que probablemente te haga destinar casi la mitad del importe demandado para abonar el préstamo. Desde este punto de vista, la solución se basará en analizar detalladamente la propuesta que te presenten, para dictaminar finalmente si puedes o no asumirlo.

Queda claro que una de las claves para evitar mayores endeudamientos pasa irremediablemente por acatar los plazos de amortización. Operación que se agrava al presentarlos bajo períodos muy cortos todos ellos. Cuentan con un máximo, de entre uno y dos meses. Y que en las propuestas de menor cuantía se reducen incluso a una única semana. Para no incurrir en infracciones que penalicen tus cuentas, no tendrás más remedio que ser muy disciplinado para realizar las devoluciones. No en vano, cualquier demora te supondrá dejar muchos euros por el camino.

El proceso para su concesión, por otra parte, es muy sencillo. Si te aprueban la solicitud, tendrás el dinero a las pocas horas en tu cuenta corriente, sin tener que esperar a realizar mayores trámites administrativos. Para destinarlo a cualquier finalidad que consideres oportuna, ya que este dato no te lo pedirán en ningún caso. Desde comprarte un portátil, a abonar al alquiler de tu apartamento. Pero poco más, ya que los importes que te concederán siempre serán de tres dígitos.

Con ofertas muy agresivas

De cualquier forma, te encontrarás con unos préstamos muy especiales, que cuentan con muchas ofertas promocionales de las que puedes beneficiarte, especialmente si eres nuevo cliente. Están desarrolladas para captar la atención de los usuarios, y son presentadas con estrategias comerciales muy agresivas que tienen como objetivo llamar la atención de los posibles clientes. Para empezar, la más habitual es la invitación a que no pagues ningún tipo de interés, para que solamente devuelvas el importe demandado, sin gastos adicionales.

No obstante, estas operaciones exigirán de una demanda bajo los importes más bajos de la oferta, generalmente hasta 300 euros. Servirá solamente a tu primera operación con la plataforma, para posteriormente formalizar la financiación bajo las condiciones normales en su contratación.

Otra estrategia empleada por los prestamistas online consiste en que optes por una amortización rápida, a ser posible en unas pocas semanas. Y para lo cual, te permiten conseguir los tipos de interés más competitivos de su oferta, incluso con la posibilidad de bajarlos del 20%.

Otra estrategia utilizada por los prestamistas se basa en la fidelización del producto. De forma que sin consigues atraer a nuevos clientes, podréis beneficiarios ambas partes. Por un lado, el antiguo con una bonificación importante sobre el préstamo. Y por otra parte, el referido lo obtendrá la primera vez exento de intereses, es decir al 0%. Y con la posibilidad de repetir la operación cuantas veces deseen. Aplicando, en este caso, una estrategia de marketing muy habitual derivada de otros sectores comerciales, pero que hasta ahora no había llegado al segmento de la financiación privada, ni mucho menos a la banca.

¿Cuándo tienes que demandarlos?

Su demanda puede ser más favorables el ciertas situacionesNo cabe duda que estos minicréditos es una de las alternativas a la que puedes acogerte en un momento de falta de liquidez en tus cuentas personales. Pero no conviene abusar de ellos, y mucho menos contratarlos sin necesidad. Solamente en unos casos muy puntuales, su utilización podrá sacarte de algún apuro económico por el que atravieses. En el que la única salida a tus problemas de financiación pasará necesariamente por contratar alguno de estos productos financieros.

Solamente de esta manera evitarás caer en situaciones que pueden complicarte la vida, incluso llegar a situaciones poco deseadas para tus intereses. Si deseas utilizarlos racionalmente, no te quedará más remedio que atender a las siguientes situaciones donde puede favorecerte la firma de este contrato.

Cuando, por cualquier motivo, tengas denegadas los accesos a las fuentes de financiación tradicionales, o directamente no puedas aportar una nómina, o cuando menos unos ingresos regulares. Si estás incluido en una lista de morosos que te impida realizar la operación con cualquier banco u otras entidades financieras. En este caso, la única salida a tu problema de liquidez partirá de la solicitud de uno de estos préstamos, para salir del paso.

En los casos en que tu demanda requiera de un proceso rápido y resolutivo, y puedes disponer del préstamo casi instantáneamente. Seguramente que a través de las ofertas procedentes de los bancos no podrás realizarlo bajo estas características, sino que te requerirán mayor paciencia hasta su concesión definitiva..

Al tratarse de importes tan minúsculos, con toda probabilidad tu banco de siempre no se encargue de comercializarlos, y la única posibilidad para obtenerlo sea a través de una de estas plataformas financieras. Si es la primera vez que los solicitas, ya que podrás acogerte a infinidad de ofertas promocionales que te ayuden a bajar, o incluso eliminar, los intereses que aplican a estas vías de financiación.

Ocho claves para evitar cualquier contratiempo

Recomendaciones para rentabilizar mejor estos préstamosAl tratarse de unos préstamos tan característicos especialmente derivados del origen de sus emisores, será necesario que tengas más cuidado en su proceso de formalización si no quieres llevarte una desagradable sorpresa cuando cierres la operación. Seguramente te sirvan para salir de más de un apuro.

Pero cualquier incumplimiento del contrato, o sencillamente el olvido de alguna de sus cláusulas podrán generarte algún problema, y hasta que pagues más dinero del inicialmente previsto. Para evitar estas contingencias será muy importante y útil que atiendas a los siguientes consejos que te exponemos en este artículo.

  • Cerciórate del tipo de interés que te aplicarán antes de firmar el contrato, e igualmente si conlleva algún tipo de penalización y su cuantía exacta.
  • Si es la primera vez que operas con la plataforma financiera, infórmate de las promociones que incluyen para esta clase de clientes, ya que incluso podrá salirte gratis, es decir, sin intereses.
  • Si no lo puedes devolver rápidamente será mejor que no lo contrates, porque seguramente sus condiciones sean mucho más expansivas y tengas que abonar más dinero del contemplado al inicio de la operación.
  • Como son pequeñas cantidades, por debajo de 800 euros, deberás agotar otras fuentes de financiación más favorables para tus intereses. Puedes demandárselo a tus familiares, optar por un préstamo entre particulares, o quizás formalizarlo a través de tu nómina como estrategia para conseguirlo con mejores condiciones.
  • Intenta acudir a un prestamista que te conceda mayor flexibilidad en sus condiciones, para que no estés tan ajustado en los plazos de tiempo que te ofrecen estos pequeños préstamos. Cualquier desliz puedes pagarlo caro.
  • Lee detenidamente la letra pequeña del contrato, por su pudiese contener alguna cláusula abusiva que pudiese incidir en unos gastos adicionales por su contratación.
  • La mayoría de las propuestas que te ofrecen las plataformas online son muy parecidas entre ellas, pero probablemente una pequeña diferencia en sus condiciones pueda ser el detonante para que decantes por ella.
  • Y finalmente, ten en cuanto que el préstamo habrá que pagarlo, y si no puedes responder por él, mejor será que busques otras alternativas, incluso algunas de ellas originales.
Te puede interesar

Categorías

Préstamos
Etiquetas

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   sergio dijo

    son prestamos de udura

Escribe un comentario