¿Qué factores influyen en que suban el precio de las acciones?

compra de acciones Seguramente que estás ya acostumbrado a ver como el precio de las acciones se mueven con mucha volatilidad. Te encuentras con que en una sesión bursátil la cotización llega a revalorizarse en hasta un 3%, para al día siguiente hacer el mismo movimiento, pero con signo contrario. No es de extrañar que ante estos escenarios tan erráticos te encuentres desconcertado en tus relaciones con la renta variable. Y puede que no sepas a qué atenerte.

En mayor o menor medida es lo que viene pasando con casi todos los mercados bursátiles desde el inicio de este año. Los cambios de cotización son constantes, y lo que es mucho peor para tus intereses, un tanto abruptos. En esta situación te resultará mucho más difícil rentabilizar los ahorros, y obtener unos cuantos euros para satisfacer algunos caprichos personales que tengas.

Desde luego que será muy necesario que tengas claro los motivos por los cuales el precio de las acciones sube. Y que será la principal pauta de actuación que tengas en los mercados de renta variable para conseguir tus anhelados objetivos. Son muchas las causas para que se produzca este escenario, y de diversa naturaleza. Solamente te enumeraremos las que pueden ser más útiles para canalizar tus operaciones en los mercados.

Buenos resultados empresariales

La consecución de unas cuentas respaldadas por los mercados financieros servirá como un buen punto de partida para que el precio de las acciones suban, al menos durante varias sesiones bursátiles. Para ello, todas las empresas que cotizan en la renta variable española tienen que presentas sus resultados empresariales, de forma pública, todos los trimestres del año. Es un parámetro muy potente que dispones para abrir posiciones en aquellas que se encuentren en una mejor situación financiera.

Como consecuencia de estos datos, el precio de las mejores empresas se puede impulsar notablemente. Y en este sentido, te servirá para comprar sus acciones, y con un poco de suerte tratar de mejorar el estado de tu cartera de inversión. Y por los mismos motivos, ausentarte de aquellas que tienen  graves problemas en sus modelos de negocio, incluso son una deuda muy abultada. Bajo ninguna circunstancia deberás tomar posiciones en estos valores.

La publicación de unos buenos resultados y una cotización al alza lleva aparejada en la mayoría de las ocasiones el mismo significado. No te será muy difícil llegar a estas conclusiones ya que se trata de una información totalmente pública, que viene reflejada en los más importantes medios de comunicación, incluso por Internet. Es una de las formas más clara que tienes en estos momentos para abrir posiciones en la renta variable.

Bajo una tendencia alcista

tendencia alcista en las accionesNi que decir tiene que es el escenario más deseable para comprar acciones en bolsa. Normalmente la tendencia continúa, al menos durante varias semanas o meses. Hasta que se muestren síntomas de agotamiento en las cotizaciones. No en vano, los inversores más expertos toman a estrategia como una de las fundamentales para rentabilizar su patrimonio. Y en este sentido, no puedes ser menos, en especial si tus objetivos coinciden.

Para que se dé una subida en las cotizaciones tiene que haber máximos y mínimos crecientes. Será la señal definitiva que estás ante un valor en tendencia alcista. Son lo que tienen un potencial de crecimiento más alto, con altas posibilidades de mejorar las plusvalías obtenidas en los mercados financieros. Además se trata de unos movimientos muy fáciles de prever, y que no requieren de especiales conocimientos por tu parte.

Solamente hay un escenario aún más beneficioso para tus intereses, y que no es otro que la figura de subida libre en bolsa. Se desarrolla cuando ya no hay más resistencias por delante, y lo único que puede suceder es que sus acciones sigan subiendo, sin límites en su cotización. Es cierto que es un movimiento no muy habitual en las bolsas. Pero si ocurre, no lo dudes ni un minuto. Porque seguramente obtendrás un importante rendimiento a tus aportaciones económicas. Más que en otros, sin lugar a dudas.

Rumores, pero fundamentados

rumores en bolsaEl precio de las acciones se deja llevar muchas veces por los rumores que se acumulan por las plazas bursátiles. Hay algunos que son completamente infundados, pero otros tienen una gran verosimilitud, y finalmente se cumplen. En estos casos tan especiales, la rentabilidad que puedes obtener es inmensa, prácticamente sin límites al plantearte un objetivo. Lo más complicado reside en acceder a estos rumores, que solamente suelen estar expuestos a los grandes inversores.

Y mucho cuidado con llegar tarde a ellos, ya que suele aplicarse un viejo aforismo que alude a “que compra con el rumor y se vende con la noticia”. Es sin lugar a dudas lo mejor que puedes hacer en estos casos. Ten en cuenta que la renta variable está repleta de rumores durante todo el año, y algunos de ellos se hacen realidad. Tendrás que estar al tanto de todos lo que sucede en los mercados financieros.

Aunque eso sí, los rumores no contrastados son muy peligrosos ya que pueden hacerte perder mucho dinero, más de lo que imaginas inicialmente. No tendrás más remedio que evitarlo a toda costa. Y muy importante, seleccionar la fuente de información de donde proceden estos comentarios sobre las empresas cotizadas. No en vano, muchos son hasta inventados, en especial lo que procede de páginas web poco contrastadas en Internet.

Empresas con poco endeudamiento

empresas poco endeudadasEsta característica es muy apreciada por los inversores con mayor experiencia en los mercados de renta variable. Su razón es muy sencilla, pero a la vez efectiva, porque son las más propensas más favorables para desarrollar movimientos de gran calado alcista. Y por supuesto que con un mejor comportamiento que el resto de los valores. Son las preferidas por los grandes brokers, ya que manejan infinidad de títulos en cada sesión bursátil. No lo olvides antes de tomar posiciones en este activo financiero.

Cada vez que se reduce la deuda de las empresas son recibidas con gran alegría en los mercados financieros. Y esta alegría se traduce en fuertes compras, y que en algunos casos es acumulación. Se constituirá en otra estrategia de gran utilidad para tus intereses como pequeño inversor. No en vano, hay muchas empresas que pasan por esta situación. Y solamente deberás estar muy atento para saber cuáles son, y abrir posiciones para rentabilizar tus ahorros.

Dentro de los mejores sectores

Si no deseas equivocarte en tu selección de valores, tienes a mano otra opción muy beneficiosa para tus intereses. Y parte de incluir en  tu cartera de valores a empresas de sectores con una buena evolución en bolsa, por encima de los restantes integrantes. En este caso lo que lograrás es conseguir un rendimiento mejor que en otros sectores bursátiles, aprovechando la fuerza del momento.

No es ningún secreto decir que siempre hay unos sectores que se comportan mejor que otros. Son a esos a donde tienes que dirigir tus ahorros en todos los escenarios. Es una garantía que te aportará más de una alegría durante el año. Y que suelen prever la tendencia de todos sus integrantes, casi sin excepción alguna. Normalmente se van rotando durante el año, en función de sus perspectivas económicas. Solamente tendrás que decantarte por los que mejor comportamiento vayan desarrollando en un momento determinado, e incluirlos en tu cartera de inversión.

Buen aspecto técnico de las acciones

Un factor determinante para configurar tu cartera deberás basarse en el aspecto técnico que presenten los valores. Podrás visualizarlo a través de los gráficos que muestran la evolución de sus precios. No en vano, te darán los niveles que son clave para que tomes posiciones en la renta variable. Hay muchas figuras en el análisis técnico que pueden servirte para aplicar este singular estrategia inversora: sobrecompras, soportes, resistencias, velas, etc.

Gran parte de los inversores más experimentados en estos mercados utilizan esta clase de análisis para sus inversiones, por en encima del análisis fundamental. No obstante, requiere de algunos conocimientos que deberás importar para hacerte con este modelo de selección de valores. Hasta puedes acudir a cursos totalmente gratuitos que te ofrecen las nociones más básicas para operar en la bolsa con esta estrategia.

Seguramente sigues a muchos analistas que te ofrecen sus recomendaciones en renta variables. Pues bien, no olvides que la mayoría de ellos se basan en esta clase de estudios, fundamentando sus decisiones. Es el sistema actual por el que se rigen los principales consejos en los principales mercados financieros. No solamente los procedentes de la bolsa, sino otros como materias primas, divisas, metales preciosos, etc.

El momento de las cotizaciones

Y aunque menos importante, no puedes olvidarte en ningún momento de aquello que en bolsa se denomina momentum, que es aprovechar la inercia de las acciones que muestran una tendencia alcista, a veces sin ninguna causa que lo justifique. Y que para propios y extraños, configuran una tendencia alcista muy puntual, y hasta coyuntural en muchos de los casos.

Uno de los casos más específicos que tienes a mano es el de las empresas que van a repartir dividendos entre sus accionistas. En los días previos a este reparto monetario suelen experimentar avances en la cotización de sus precios. Y que se detienen en el preciso momento en que hacen efectivo el abono de esta remuneración.

Se trata de una técnica a la que puedes recurrir con cierta frecuencia, y que no requiere de especiales conocimientos para su correcta aplicación. Sirviendo para toda clase de valores, con la única condición que repartan dividendos. Con lo cual, dispones de varias opciones para hacerla efectiva en cualquier momento, incluso con los mercados a la baja.

Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario