Datos necesarios para hacer una factura

Factura

Acabo de oír en el telediario que la crisis en el empleo ha llevado a muchos españoles a emprender su propio negocio. No están tampoco los tiempos como para lanzarse a la aventura emprendedora, sin embargo podría ser una más que interesante salida laboral. Bien sea a través de nuestros ahorros, algún pequeño crédito o mediante ayudas familiares, necesitamos de un aporte económico para iniciar nuestro proyecto.

Entre los comentarios a la noticia, una de las preguntas que más se hacen los potenciales emprendedores concierne a las facturas que han de emitir. Como autónomos esta es una de las gestiones que no podemos dejar pasar, de ahí que os queremos ayudar con algunos de los datos estándar que resultan imprescindibles a la hora de hacer estas facturas.

  • Nombre y apellidos
  • Domicilio fiscal
  • NIF
  • Número de factura
  • Fecha de emisión de la factura
  • Datos del cliente (nombre y apellidos, razón social, dirección, teléfono, NIF o CIF)
  • Descripción del encargo: se resume brevemente la tarea realizada)
  • Precio aplicado
  • Suma imponible, o lo que es lo mismo, el total a cobrar
  • IVA (IVA de tipo general es del 21%) (si la factura la haces en el extranjero hay que sustituir el IVA por el VAT
  • IRPF (-7% en el año del primer ejercicio como autónomo y en los dos años fiscales siguientes, o -15% en los años restantes. También se puede aplicar el 15% desde el principio, como se desee)
  • Total, la suma entre la base imponible + IVA + IRPF
  • Modalidad de pago

Todos estos datos se pueden enviar por mail a través de un formato PDF para mayor comodidad. A estos datos se les pueden añadir la cuenta bancaria a la que hacer el ingreso del banco, el registro mercantil de la sociedad, teléfonos de contacto y correos y garantía o días en los que es posible realizar la devolución.

Toda factura debe estar bien hecha para que no haya ningún problema. Para llevar un orden los datos identificativos del autónomo y de la empresa se pueden colocar en la parte superior. A continuación, y en otro lateral de la parte superior, podemos situar los datos de la persona o empresa a la que se va a facturar. Debajo, y en la parte central, ya incluimos el concepto del servicio o el producto que se vende así como el coste final del servicio, la retención del IRPF y el IVA, el importe total que resulte de dicha operación y la forma de pago.

Más información – Tarifa plana de los emprendedores

Imagen – Sistema Gecope

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario