¿En qué consisten las operaciones intradia?

operaciones intradiaCon toda seguridad que en más de una ocasión has leído en los medios de comunicación algo sobre las operaciones intradia. Pues bien, te convendrá saberlo correctamente porque a partir de ahora podrás obtener mucho provecho de sus operaciones. Se trata de las operaciones que se realizan en el mismo día dentro de los mercados de renta variable. No solamente derivadas de la bolsa, sino de otros activos financieros de diversa naturaleza: divisas, metales preciosos u otros de carácter alternativo.

Un requisito fundamental para que sean consideradas de esta manera es que tienen que generase en la misma sesión bursátil, y no en varias. De forma que se cumplimentan las órdenes de compra y venta con pocas horas de diferencia. El objetivo para cumplimentarlas es obtener plusvalías en el menor espacio de tiempo. Mientras más corto sea, mejor será para tus intereses como pequeño o mediano inversor. No en vano, será la señal más contundente de que has logrado tus objetivos.

Se trata de una orden en renta variable que utilizan con frecuencia los inversores con mayor experiencia en los mercados, y que saben las fórmulas para entrar en beneficio rápidamente. No les interesa demorar sus movimientos, y mucho menos llevarlos al medio o largo plazo. Ni tan siquiera que duren unos pocos días o semanas. Desean hacer caja a la mayor brevedad, y volver a empezar con esta estrategia a través de otros valores que cumplan con esta característica.

Aptas para operaciones especulativas

Características de las operaciones intradiaNi que decir tiene que son los inversores más especulativos los que más a gusto se sienten con estas operaciones tan rápidas en su duración. Entran y salen de los mercados financieros con una gran facilidad, quizás más de la que tú puedes albergar en estos momentos. Y solamente un incumplimiento de sus objetivos les planteará retrasar sus ventas en un par de días, e incluso más si las cosas se ponen feas para ellos.

Debes conocer que no obtendrás rendimientos realmente espectaculares, pero al menos te servirá para ir agrandando el saldo de tu cuenta corriente. Y de forma periódica, que es para lo que se han constituido esta clase de operaciones tan especiales. Normalmente se formalizan varias al año, y que en el caso de los inversores más agresivos se limitan a semana, o hasta en meses.

Tarifas planas para operar

Uno de los mayores inconvenientes para aplicar las operaciones intradia es que te generarán muchos gastos todos los meses por sus comisiones y gastos en su gestión. De todas formas este problema puedes evitarlo ¿Cómo? Pues de forma muy sencilla, a través de las tarifas planas que han diseñado las entidades de crédito para impulsar esta clase de operaciones en la bolsa. A través de ellas ahorrarás mucho dinero todos los ejercicios, y desde luego más del que te imaginas inicialmente.

Las tarifas planas consisten en pagar una cuota fija y mensual que te permita realizar todas las operaciones, sin mayores desembolsos monetarios. Premian a los inversores que abren posiciones en los mercados con mayor frecuencia. En cambio, si son pocas las que formalizas no te merecerá la pena, ya que estarás pagando de más en tus inversiones en cualquier clase mercados financieros.

No tendrás que preocuparte más tiempo por sus comisiones, ya que tendrás completa libertad de desarrollar cuantas operaciones desees, sin límite alguno en cuanto a su número. La mayoría de bancos cuentan con una tarifa de estas características, a la que podrás acogerte si eres uno de estos inversores que abres posiciones en los mercados con cierta facilidad. Quizás pueda ser tu caso en concreto.

¿Cuál es el objetivo?

¿Como operar?Las operaciones intradia, o realizadas en el mismo día, permite cerrar las operaciones tan pronto como aparecen los beneficios a tus inversiones. Mientras más dinero inviertas, mayores serán las probabilidades para mejorar los márgenes de las ganancias. Aunque con el evidente riesgo que las cosas no salgan como era tu deseo. Incluso para por venderlas con pérdidas, para que no se agudicen las caídas y puedas aminorar sensiblemente tu patrimonio personal.

Son operaciones en las que se trata de mantener las posiciones el menor tiempo posible, aunque eso sí, con plusvalías, por pocas que fuesen. A poco que los precios se incrementan las ventas aparecen con rotundidad, sin esperar revalorizaciones adicionales. No cuenta el día de mañana, solo el presente. Así es como actúan los inversores que se decantan por esta clase de operaciones denominadas intradia.

Para desarrollarlas se utilice con frecuencia los gráficos, y fijándose principalmente en los soportes y resistencias que presentan los precios de las acciones. Es una herramienta de gran utilidad para estar en relaciones con los movimientos procedentes de los mercados de renta variable. Mientras que el análisis fundamental no es demasiado sensible a estas estrategias.

Valores más sensibles

¿Como operar en intradia?No cabe duda que hay una serie de valores bursátiles que son mucho más favorables para operar en plazos tan cortos. Son aquellos que presentan una gran volatilidad en sus precios. Y a ser posible que cuenten con una amplia diferencia entre sus precios máximos y mínimos. Hasta el punto de generar desfases en su cotización que puede acercarse hasta niveles del 5%. En este sentido, los valores de pequeña capitalización son los más favorables para estos casos.

Por el contrario, los más estables, con apenas diferencias en sus precios son más difíciles para encauzar estos movimientos de los inversores. No es extraño, pues, que sean las compañías más pequeña las predilectas para tomar posiciones en esta clase de operaciones. Y especialmente en los mercados nacionales por encima de los internacionales. No en vano, sus comisiones son mucho más asequibles. Y además, cuentan con la clara ventaja que son más fáciles de seguir para abrir posiciones en cualquier momento.

Estrategias en intradia

Una de las claves para invertir en estos plazos tan cortos es ajustar lo máximo posible los precios de compra. Hay que hacerlo cuando están en la base baja de sus cotizaciones. La finalidad no es otra que tengan mayor recorrido alcista y puedan optimizar la inversión de una forma más satisfactoria para tus intereses. Asimismo es deseable apurar los niveles de venta, por el mismo motivo. Esta es una de las buenas bases para conformar la estrategia de inversión en las operaciones intradia.

No debes de tener excesivas prisas para entrar en los mercados financieros, sino que lo aconsejable es aprovechar las oportunidades de negocio que se vayan presentando. Con toda seguridad que aparecerán en algún momento, y hasta puede que de una forma muy clara, y hasta provechosa para ganar unos cuantos euros en cada una de las operaciones. Solamente tendrás que esperan a que aparezcan, nada más. Y por supuesto, saber operar bajo estas condiciones tan especiales.

Desde este escenario, uno de los requisitos que no tendrás más remedio que acatar es estar dispuesto a hacer un seguimiento exhaustivo de la renta variable. Deberás estar muy pendiente de las cotizaciones, y de cualquier noticia que se vaya generando desde los mercados. No en vano, la rapidez es el denominador común de todas tus actuaciones. E interpretar los movimientos de las plazas bursátiles. Si deseas operar en el mismo día, no te quedará más remedio que hacerlo. Y a ser posible de la forma más efectiva.

Algunos consejos para operar

Si el deseo tuyo es implicarte en estas operaciones tan especiales, deberás importar una serie de características que te ayudarán a cubrir los objetivos con menos dificultades. Y con los que puedes rentabilizar tus ahorros a partir de estos momentos. No obstante, serás muy precavido en tus actuaciones ya que cualquier error puede estropear las estrategias empleadas. Y como consecuencia de ello, perder una parte muy importante del capital invertido.

Una vez que estés en disposición de actuar bajo este escenario por medio de las operaciones intradia, será el momento para sigas con atención una serie de consejos que te serán de gran utilidad para canalizar las inversiones. Y que básicamente proceden de las siguientes actuaciones que te expresamos a continuación.

  • No te veas en la obligación de invertir en el mismo día, sino como consecuencia que las oportunidades aparezcan. Solamente deberás estar preparado para actuar, y protegiendo tus ahorros al máximo.
  • Será muy importante que ajustes el precio de compra, porque de esta operación dependerá en buena parte el éxito de tus operaciones en renta variable. Y que puedas cerrar tus movimientos con mayores garantías.
  • No te centres en todos los valores de la renta variable, sino solamente en unos cuantos, que sean los que reúnan las características para ser objeto de tu atención en movimientos tan rápidos como éstos.
  • No tienes que dedicar todos los ahorros a estas operaciones, sino que al contrario será una parte no muy cuantiosa de tu bolsa de ahorro. Será una estrategia que te servirá para proteger tus intereses.
  • Aprovecha los días en que la volatilidad es mucho mayor, y es más fácil desarrollar estos movimientos en los mercados financieros. No serán todos los días, sino unos pocos al año.
  • Si no estás seguro de tus intenciones, será mejor que desistas de la inversión y te dediques a otras estrategias menos arriesgadas, o al menos  que cuentan con mayores mecanismos de protección.
  • Deberás estar al tanto de todo lo que ocurre en los mercados de renta variable. No solamente con su evolución, sino también con las noticias que rodean a las compañías cotizadas.
  • Y por último, si eres un inversor más conservador deberás admitir que estas operaciones intradia no son las más adecuadas para tu perfil. Y no tendrás más remedio que cambiar de estrategia inversora.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario