Comisiones de los fondos de inversión: ¿cuántas existen?

Todas las comisiones que conllevan los fondos de inversiónLos fondos de inversión se han constituido en uno de los instrumentos preferidos, y la vez más rentables, que tienen los ahorradores españoles para rentabilizar sus ahorros. Y en los que habrá que tener muy presente las comisiones que presentan estos productos financieros. Porque pueden ser más de uno, y es conveniente que los conozcas antes de formalizar sus contratos. Hasta es posible que consigas un mayor ahorro si eliges los fondos menos exigentes en estos pagos.

Al tratarse de un producto destinado a la inversión, muy popular entre las familias españolas, habrá que analizar los gastos que conllevan sus operaciones. En cierta forma han sustituido a los tradicionales productos de renta fija tradicionales (depósitos a plazo, pagarés bancarios, bonos, etc.), que ofrecen una rentabilidad mínima, en torno al 0,50%, como consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero emitido por parte de las autoridades monetarias comunitarias.

El efecto de esta medida monetaria ha incidido en que cada vez sea mayor el número de ahorradores que se decanten por este modelo de inversión. A través de sus muchas variantes: fondos de renta fija, variable, mixtos, y hasta alternativos. Hay una amplia oferta en dónde elegir, abarcando prácticamente a todos los activos financieros disponibles en los mercados. Aunque quizás en estos momentos lo que más te interese sean los gastos derivados de su contratación. Fundamentalmente por medio de las muchas comisiones que generan estos productos.

Conllevan muchas comisiones

A diferencia de las inversiones en bolsa, en este producto no hay una única comisión sino varias, y de diversa naturaleza, como podrás ir comprobando en este artículo. Que irán en función del fondo de inversión que selecciones para conformar tu cartera de valores. Asimismo, los porcentajes de los mismos no serán siempre idénticos, por supuesto que no, sino que variarán en función de las gestoras que los confeccionan, y en cierta forma hasta del modelo de inversión. Habitualmente las comisiones de los fondos de renta variable son más caros que los basados en la fija.

Hasta tal punto llegan las diferencias en su aplicación, que tú mismo podrás realizar más de una estrategia de ahorro encaminada a contratar los fondos más económicos. Un consejo de muy útil aplicación consiste en que, entre dos fondos de inversión de similares características deberás decantarse por el formato que conlleve las comisiones menos expansivas. ¿Para qué pagar de más? Solamente la experiencia en esta clase de productos financieros te ayudará a elaborar una política de contención de gastos más correcta.

A pesar de que existan diferentes tasas en su contratación, no siempre se aplican. Debes tenerlo siempre presente. Para ello, deberás leer detenidamente el contrato (o sus folletos informativos) en el que quedará claramente especificadas las comisiones que incorporan, y su cuantía. Normalmente oscilan entre el 0,40% y 2%, aunque dependerá de cada uno de los modelos, y de la estrategia de las gestoras. En este sentido, éstas disponen de una cierta libertad para aplicar sus comisiones, siempre que no se excedan de unos máximos regulados.

¿Cuántas comisiones puedes pagar?

Clases de comisiones en los fondos de inversiónSeguramente que te estarás preguntado sobre el número de comisiones que pueden albergar estos productos destinados para el ahorro. No serán como en las operaciones de bolsa tradicionales, en donde solamente te cobrarán las operaciones de compra y venta en los mercados. En los fondos, por el contrario, el panorama es algo más complicado por la naturaleza del producto en cuestión.

Las principales comisiones que puedes encontrarte en estos modelos son las de gestión, depósito, reembolso, distribución o suscripción. Aunque habrá que seguir recalcando que no siempre se aplican todas ellas. Habrá que ir caso a caso, para que entiendas correctamente su estructura relacionada con los gastos. Y si es posible tratar de conseguir el máximo ahorro cada vez que vayas a invertir tus ahorros en alguno de los fondos de inversión.

  • Comisión de gestión: será un gasto obligatorio, sea cual fuese el fondo que suscribas, y es el gasto que te cobrará la gestora por la administración de las participaciones adquiridas en tu inversión. Su cuantía depende del fondo suscrito, pero con porcentaje máximo que no puede exceder del 2%. En los fondos nacionales, no obstante, los gastos habitualmente estarán por debajo incluso del 1%
  • Comisiones por depósito: es otro de los desembolsos que con mayor regularidad aparecen en estos productos financieros, pero a diferencia del modelo anterior, no siempre se presenta. Aunque eso sí, sus márgenes de intermediación se mueven bajo las mismos parámetros que en la comisión precedente.

Gastos opcionales

A partir de este momentos hay otra clase de comisiones que no siempre aparecen, incluso es muy difícil que estén incorporadas a la cláusula del contrato. De cualquier forma, debes conocerlas por si formalizas un fondo que incluya estos gastos en cualquier momento. Y que son los que encarecen más la contratación de estos productos financieros, y entre los que destacan los siguientes, algunos muy curiosos por cierto.

Se trata fundamentalmente de las comisiones de suscripción, reembolso o distribución. Y que están incorporados, en función del proceso de contratación. Son menos habituales, y que raramente exceden de la barrera del 1,50%. No obstante, son las más determinantes para que incidan en un recorte en la rentabilidad generada desde los fondos. Además, en los fondos más comunes: monetarios o de renta fija, raramente aparecen.

Como novedad en los últimos años ha aparecido una comisión de nuevo cuño que es denominada por las gestoras como de éxito. Y cuya cuantía puede llegar hasta el 20%. Has leído bien el porcentaje, pero para comprenderlo deberás atender como se desarrolla. Es una tasa que solamente te cobrarán si tu inversión se desarrolla con fuertes ganancias. Sino es el caso no te preocupes, porque no te la cargarán a cuenta, y su coste será igual a cero.

Se trata de una estrategia comercial muy peculiar para dar confianza a los pequeños inversores, tras los batacazos sufridos por algunos fondos durante el año pasado, en que sus participaciones han llegado a caer cerca de un 10%. Con la implantación de este sistema remunerativo tratan de generar mayor seguridad entre los clientes, y les invitan a que sean suscritas sus participaciones.

¿Cómo racionalizar los gastos?

Hay otro aspecto que igualmente deberás tener en cuenta para realizar este proceso de contratación casi correcto, y de las que muchas veces desconocerás su mecanismo. En primer lugar, las comisiones de gestión (y de depósito), no son cargadas a cuenta como pudieses creer. Por supuesto que no, sino que por el contrario, te son descontadas directamente de sus cotizaciones. Vamos, en otras palabras, que no te repercutirán ni en el saldo de tu cuenta, ni en la evolución de los fondos de inversión.

Otras, por el contrario, se aplican sobre los activos adquiridos, y sí que representa un gasto más difícil de contener. Y que generalmente están representadas por las comisiones de carácter opcional. Solamente cuando vayas a dirigir tus operaciones al largo plazo, en torno a 5 años como media, pueden ser rentables estas operaciones.

Otro aspecto a considerar es cuando suscribes un fondo de inversión en una divisa diferente al euro. Y que en este caso contempla una comisión por el cambio de moneda. Estos movimientos solamente deben hacerse cuando tengas la seguridad que es el producto más adecuado para rentabilizar los ahorros de toda tu vida.

Si por otra parte, quieres optimizar la operación con un mayor ahorro con la contención de los gastos, hay algunas estrategias que ayudarán a conseguir los objetivos con mayor éxito. Una de ella consiste en decantarte por los fondos del propio banco donde tienes abierta la cuenta de valores. Son más asequibles, y por lo general sus comisiones son mucho menos expansivas.

Asimismo, los fondos basados en activos financieros, tanto procedentes de la renta fija como de la variable, están comercializados con unas tasas muy llevaderas para tus intereses personales. No en vano, hasta te podrás encontrar que se mueven bajo los márgenes mínimos. Y también los de renta fija son más económicos que los basados en los mercados bursátiles, especialmente emergentes u otras áreas geográficas no tan convencionales.

También deberás conocer que las gestoras pueden disponer de absoluta libertad para cuantificar las comisiones de estos productos financieros, siempre bajo un tope máximo. Si optas por los modelos expansivos, no podrás realizar la mínima crítica a la gestora, ya que está en su completo derecho. Como alternativa, optarás por otros modelos menos penalizados por estos gastos, pero poco más.

Técnicas para abaratar los gastos

Los fondos que debes elegir con menos gastosSi no quieres tener excesivas sorpresas, incluso una vez suscrito el fondo de inversión, el mejor consejo consistirá en que leas sus condiciones con detalle antes de formalizarlo. Como consecuencia de esta estrategia, podrás acceder a los formatos con comisiones menos expansivas del mercado. Y sin  restarle ningún grado de competitividad al producto.

  • No porque pagues comisiones más caras significa que el fondo es más rentable. Por supuesto que no, sino que irá en función de la composición de su cartera, y por supuesto que de la evolución de los mercados financieros.
  • A medida que el producto de ahorro es menos sofisticado, también suelen descender sus gastos en comisiones, hasta llegar al mínimo que está implantado en los mercados. No se trata de escatimar en estos gastos, sino por el contrario, en optimizar la elección.
  • En algunas ocasiones, más de las que piensas, son los fondos con comisiones más baratas los que mejores resultados obtienen, incluso con las rentabilidades más altas del año. No en vano, de lo que se trata es de conseguir un producto que cumpla con tus expectativas como ahorrador, y que se amolde a tu perfil.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario