Solvencia vs liquidez: las diferencias entre ambos conceptos

solvencia vs liquidez

Solvencia vs liquidez. Son dos conceptos económicos que, en ocasiones, se piensa que son lo mismo, con lo que se puede errar a la hora de tomar decisiones. Porque, ¿sabes las diferencias que existen entre estos dos términos?

A continuación te vamos a aclarar qué es la solvencia y qué es la liquidez. En base a esos conceptos, verás la diferencia y también la forma de calcular cada una de ellas. ¿Empezamos?

Qué es la solvencia

manos contando monedas

Empezamos por la solvencia, y la definición de este término es sencilla de entender. Se refiere a la capacidad que tiene una persona o una empresa para pagar a los acreedores. Dicho de otra manera, si tienes la cantidad adecuada para poder cubrir las deudas que se han generado y, por tanto, pagarlas.

Si esa capacidad es mayor que la cuantía total de la deuda, entonces se dice que la persona o empresa es muy solvente. Por el contrario, cuando la capacidad para hacer frente a las deudas no se puede satisfacer, entonces se es insolvente.

Ahora bien, muchas veces se piensa que la solvencia solo es a nivel de dinero en efectivo. Cuando en realidad, para saber si una empresa o una persona es solvente, no solo hay que contar con ese dinero, sino también con la existencia de cuentas corrientes, bienes inmuebles, maquinaria, derechos de cobro…

Qué es la liquidez

mujer con fajo de billetes

Una vez entendida la solvencia, ¿la liquidez sería igual? Pues lo cierto es que no. La liquidez hace referencia a la capacidad que tienen los activos de una persona o de una empresa, para convertirse en dinero. Por ejemplo, imagina que tienes un negocio que dispone de cuatro naves. Ha de pagar la deuda que tiene con dos acreedores, pero no tiene dinero, así que decide vender una de las naves a una persona que estaba interesada. El dinero que se genera de esa venta es la liquidez.

Este ejemplo que te hemos puesto no suele ser lo habitual, porque en general los inmuebles, vehículos, máquinas… no son susceptibles de una venta a corto plazo, y no podrían entrar dentro de esta liquidez. Pero todo activo que se pueda vender fácil y rápidamente sí sería considerado liquidez.

Diferencias solvencia vs liquidez

Por todo lo que te hemos puesto queda claro que la solvencia y la liquidez son dos cosas totalmente diferentes. Sin embargo, en muchas ocasiones se confunden los términos y se piensa que son iguales. Cuando no es así.

La principal diferencia que existe entre solvencia vs liquidez está relacionada con la liquidez. Esta es una capacidad de pago a corto plazo, mientras que la solvencia es más a largo plazo (aunque también abarque el corto).

No es la única diferencia que existe, otras que puedes ver tienen que ver con los activos. Mientras que en la solvencia se toman en cuenta una serie de activos que pueden incluir vehículos, bienes inmuebles…; en la liquidez no es así, solo aquellos que sean susceptibles de convertirse en líquidos a corto plazo.

Otra diferencia entre solvencia vs liquidez tiene que ver con el riesgo. Cuando una persona o una empresa es insolvente, quiere decir que no es capaz de afrontar las deudas que tiene (ni presentes ni futuras) y eso podría provocar el cese de actividad o la bancarrota. Por su parte, el riesgo en la liquidez es más bajo porque lo que se compromete es más la solvencia a corto plazo, es decir, los activos que puedan convertirse en líquido a corto plazo para pagar las deudas o afrontarlas (porque hablamos de deudas de 12 meses aproximadamente).

Cómo se calcula la solvencia

montones de dinero

Ahora que te ha quedado claro qué es la solvencia, qué es la liquidez y las diferencias entre ambas, ¿sabes cómo se calcula la solvencia?

La fórmula para sacarla es la siguiente:

Solvencia = Valor total de los activos del negocio / Valor de los pasivos

Para que te sea más fácil entenderla. El valor total de los activos del negocio es todo aquello que tiene la persona o empresa y que se puede convertir en dinero para afrontar las deudas.

Por su parte, el valor de los pasivos serían las deudas, aquello que tiene que pagar la empresa o la persona.

Cuando el resultado de esta fórmula es igual a 1,5, se dice que el ratio de solvencia es óptimo, es decir, que no hay problemas con la empresa porque es solvente. Sin embargo, si el resultado es menor de 1,5 entonces sí hay problemas porque no podrá cumplir con las deudas a corto plazo.

En caso de que sea superior a 1,5 indicará que la empresa o la persona tiene demasiados activos y puede estar perdiendo oportunidades de invertir para mejorar el crecimiento de su negocio (o empezar otro).

Cómo se calcula la liquidez

Al igual que la solvencia, también hay una fórmula que calcula el ratio de liquidez. Esta es:

Ratio de liquidez = Activo corriente / Pasivo corriente

Eso sí, debes tener en cuenta que el activo corriente son todos esos activos, derechos de cobro, tesorería… a corto plazo. Por su parte, el pasivo corriente se refiere a las obligaciones y compromisos de pago a corto plazo también.

El resultado de esa fórmula puede ser, al igual que la solvencia:

  • Mayor de uno, lo que indica que se tiene una salud financiera. Es decir, que con ese activo a corto plazo sí que se pueden cubrir las deudas que tiene la empresa en ese momento.
  • Menor de uno, lo que sería el peor panorama para la empresa porque sí indicaría que hay problemas de liquidez y es posible que no pueda hacer frente a todas las obligaciones (deudas) que tiene que pagar a menos de un año.

Por supuesto, si la fórmula sale mucho mayor que uno, estará indicando que tiene una buena liquidez, pudiendo hacer frente a las deudas que contraiga sin ningún tipo de problema. Pero, cuidado, porque disponer de tanta liquidez puede ser contraproducente porque parte de esta podría invertirse en mejorar la empresa para que crezca.

¿Te queda ahora más clara la diferencia entre solvencia vs liquidez?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.