Rentabilidad económica

¿Qué es la rentabilidad económica?

A menudo hay conceptos económicos que se nos pueden escapar de las manos, o confundir con otros que, si bien parecen iguales, en realidad no tienen nada que ver. Eso es lo que ocurre con la rentabilidad económica.

Este término es muy importante para las empresas o negocios, ya que puede indicar en cierto modo la salud que tiene esa empresa. Por eso, si quieres conocer más sobre la rentabilidad económica, te invitamos a que leas lo que hemos preparado para ti.

¿Qué es la rentabilidad económica?

La rentabilidad económica es un concepto que está muy relacionado con las empresas En este caso, también se le conoce como ROI, las siglas de Return on Investmet. Se refiere al beneficio que una empresa o negocio obtiene por haber invertido. En otras palabras, hablamos de la capacidad que tiene una empresa de, a través de las inversiones que realiza, obtener un beneficio sin necesidad de solicitar una financiación.

Ahora bien, debes tener en cuenta que ese beneficio se obtiene antes de descontar intereses e impuestos, de tal forma que el beneficio final puede ser menor, o incluso no serlo. Por eso es importante tener en cuenta este concepto, pero también otros relacionados con el mismo que ofrecen una mayor información.

Para calcular la rentabilidad económica, se hace uso de la fórmula siguiente:

Rentabilidad económica = (BAII / Activo total) x 100

En este caso, el BAII es el beneficio bruto, antes de aplicar intereses e impuestos, es decir, lo que obtiene la empresa previo a descontarle gastos, impuestos e intereses. Y Activo total son todos los activos que tiene una empresa, no solo los propios.

Rentabilidad económica y financiera

Rentabilidad económica y financiera

A pesar de que muchos pueden considerar que rentabilidad económica y financiera es lo mismo, lo cierto es que son dos términos completamente diferentes.

Por eso, te explicamos los dos conceptos para que te des cuenta de cuáles son las diferencias existentes entre ellos.

Como hemos dicho antes, la rentabilidad económica son los beneficios «brutos» que se obtienen después de una inversión sin que medie una financiación de por medio.

Por su parte, la rentabilidad financiera, es también conocida por sus siglas ROE, que significan Return on Equity. Hablamos de un indicador que lo que hace es medir el beneficio neto con los fondos y capitales propios de una empresa o negocio. En otras palabras, busca medir la viabilidad de la empresa hacia los socios, ya que lo que intenta es que se conozca qué ganan cada persona en base a los fondos y capitales de la misma.

Según lo anterior, las principales diferencias que habría entre rentabilidad económica y financiera serían las siguientes:

En la rentabilidad económica se tienen en cuenta todos los activos, es decir, todos los recursos de la empresa, propios o ajenos. Sin embargo, en el caso de la rentabilidad financiera, solo priman los recursos propios.

Puede existir una disparidad entre ambas rentabilidades. Es decir, que por ejemplo la rentabilidad económica sea de signo positivo mientras que la rentabilidad financiera dé como resultado una cifra negativa. No es que las cuentas estén mal, pero sí tiene que ver con lo anterior.

Si tenemos en cuenta las fórmulas, hablamos de que el ROI se calcula de manera diferente al ROE. Así, mientras que el ROE divide los beneficios netos por los fondos propios, en el ROI (Rendimiento económico) lo hace por el activo total, además de que los beneficios no los cuenta de manera neta sino bruta.

Indicadores que miden la rentabilidad

Indicadores que miden la rentabilidad

La rentabilidad económica es en realidad un indicador de los más utilizados por las empresas para conocer la capacidad que este tiene de obtener beneficios. Pero no es el único indicador que se puede utilizar para medir la rentabilidad. De hecho, existen otros que pueden dar más información al respecto, como por ejemplo:

  • Indicador de rentabilidad neta. Ofrece una visión más «real», porque se basa en el beneficio neto, pero a su vez utiliza el activo total, con lo que fondos son tanto propios como ajenos.
  • Indicador de Margen bruto. En este caso busca establecer una relación entre el margen bruto y las ventas.
  • Rentabilidad margen operacional. También sobre las ventas, trata de determinar la diferencia que habría entre el beneficio de las ventas y las ventas en sí.
  • Rentabilidad financiera. Donde se tienen en cuenta los beneficios netos y los fondos (activos) propios.

Cómo aumentar la rentabilidad económica de un negocio

Cómo aumentar la rentabilidad económica de un negocio

Una vez conoces este término, la pregunta que más te puedes hacer es cómo conseguir que la rentabilidad económica de un negocio suba.

Hay que dejar claro que esto no es fácil de conseguir, pero tampoco imposible. Por eso, a continuación te dejamos una serie de consejos que puedan ayudarte a aumentar el ROI de tu negocio para obtener un mayor beneficio bruto que incremente así el neto.

  • Aumenta el precio de tus productos. Sí, sabemos que es algo muy arriesgado, pero es necesario que puedas obtener un mayor beneficio a través de los productos. Tampoco tienes que pensar en una subida fuerte, a veces, con solo unos céntimos, se consigue un buen resultados. De hecho, es una práctica que llevan a cabo muchas empresas, como por ejemplo los supermercados que suelen subir varias veces al año los precios de algunos productos. Lo hacen mínimamente, por céntimos, pero el grosso de ventas se ve incrementado de manera muy positiva.
  • Reduce costes de producción. En caso de que no quieras subir el precio de los productos, porque pueda implicar que no vas a vender lo que deberías, otra opción es la de bajar los costes de producción, es decir, intentar que esos productos te salgan más baratos para así tener un mayor margen de beneficios.
  • Baja el precio de los productos. Sí, al igual que antes te hemos aconsejado subir el precio, otra medida que puede aumentar la rentabilidad económica de una empresa es bajarlo. De esta manera, lo que se pretende es que haya un aumento en las unidades de venta que implique un mayor beneficio a pesar de que el precio sea más barato (porque se va a vender más).

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   paola dijo

    Ser rentable no es fácil, pero no es algo imposible, en mi caso, aplico mucho este tipo de análisis: https://global.tradeatf.com/es/articulos-financieros/analisis-fundamental el fundamental, me parece muy oportuno para tener una buena proyección de las inversiones.