Rebajan el precio objetivo de BBVA hasta los 4 euros

BBVADecir que el sector bancario está atravesando un periodo de inestabilidad y con cierta preocupación por pare de los inversores es toda una realidad. Para sus principales representantes como son BBVA, Santander o Caixabank. No puede olvidarse que los beneficios de estas entidades se han limitado como consecuencia del descenso en los márgenes de sus cuentas financieras. En parte debido a la menor recaudación que las entidades financieras están obteniendo en sus principales líneas de crédito: préstamos, hipotecas y otras fuentes de financiación.

Este escenario ha sido provocado por la bajada en el precio del dinero que ha conllevado la política monetaria desarrollada por el Banco Central Europeo (BCE). Y que ha llevado a que el dinero en la zona euro esté en mínimos históricos, concretamente en el 0 %. Algo que no ha sucedía en muchas décadas y que ha sido un factor que ha generado que los beneficios en los bajos se hayan moderado sensiblemente. Un hecho que se ha trasladado a los resultados financieros de estas empresas durante los últimos años.

Pero son duda que una señal de alarma en los mercados financieros ha procedido de los análisis por parte de los expertos de los bancos de inversión. Hasta el punto que ha reducido de forma drástica el precio objetivo de algunos los principales bancos nacionales. Algo que está llenado de alegría a muchos pequeños y medianos inversores. Precisamente los que están alejados de sus valores. Mientras que por el contrario, los que sí están posicionados están mostrando más nervios de los habituales. No es extraño, pues que hasta se planteen la venta de sus acciones.

BBVA: bajadas de hasta el 40 %

De todas formas, una de las noticias más llamativas de los últimos días es la que ha protagonizado la entidad presidida por Francisco González. Porque el banco de inversión germano Berenberg ha recomendado a sus principales clientes la venta de las acciones de BBVA. Porque en efecto, en su informe aluden a que “la esperanza supera a la realidad” en los que respecta a la situación bursátil del banco español.

También ponen de manifiesto que el precio objetivo de sus acciones bajará hasta cuatro euros. En la práctica, este nuevo escenario que se plantea supone una caída del 48%. Desde del entorno de los 7,50 % euros en que está cotizando durante las últimas sesiones de la renta variable nacional. Una bajada que puede asustar a buena parte de los accionistas que están a día de hoy presentes en la compañía. Con la duda sobre lo que tienen que hacer. Si seguir en sus posiciones actuales o si por el contrario será más beneficiosa para ellos la estrategia de una venta masiva de sus participaciones. O al menos de forma parcial en los perfiles más defensivos.

Tiene problemas estructurales

problemasUno de los problemas que ponen de manifiesto desde el banco de análisis alemán es su debilidad en lo que se refiere a sus cuentas empresariales. En concreto, añade que BBVA “tiene en estos momentos problemas estructurales que están representados por un modelo de negocio que está excesivamente apalancado”. Esta incidencia sería el detonante para este derrumbe en el precio de sus acciones a partir de estos momentos. También estaría condicionado por su alta exposición a los mercados de Turquía y México. En donde la presencia del banco española es demasiado alta. Además, otro factor para llegar a esta conclusión se deriva  de las altas expectativas en los ingresos que se están generando en España.

Por otra parte, también es de cierta importancia las fuertes tensiones que pueden sufrir los valores de este sector, como consecuencia de las incertidumbres que se están generando desde la Comunidad Europea (UE). En donde los bancos son los que están desarrollando una mayor volatilidad en la evolución de sus precios. Con los problemas puramente políticos de las elecciones generales en algunos países (Italia, Alemania, Austria, etc.) como telón de fondo. No es precisamente un panorama alentador para sus intereses. Hasta el punto que puede dar la razón a las predicciones de la entidad germana.

Cuentas: gana el 70 % más

cuentasEste informe, por el contrario, es contradictorio con respecto a los últimos datos generados en sus cuentas empresariales. Porque en efecto,  BBVA cerró el primer trimestre de 2017 con un incremento de casi el 70 % en su beneficio neto, que se acercó a los 1.200 millones de euros gracias a la aportación de los ingresos recurrentes y a la reducción de los saneamientos y también a unos gastos más moderados. Como consecuencia de la restructuración bancaria de los últimos ejercicios.

En donde precisamente, su posicionamiento en el país azteca ha sido el responsable de las cifras empresariales aportadas por BBVA en el último trimestre. Con unos beneficios cercanos a   los 1.200 millones de euros, algo que no ocurría en los siete años precedentes. Aunque también se pone de manifiesto en sus cuentas oficiales que el ladrillo representa su principal problema. Porque aún está contando dinero a la entidad financiera y que según sus responsables creen que será una situación que aún durará “unos dos o tres años más”.

Desde la entidad financiera piensan que son unos excelentes resultados ya que crecen en todas las áreas de negocio y que incluso superan las expectativas creadas. En donde el crédito bruto del grupo se situó en 431.899 millones, un 0,8 % más, en tanto que la morosidad se redujo hasta el 4,8 % frente al 5,3 % de marzo de 2016.

Situación estable en la bolsa

Por lo que respecta a su evolución en los mercados financieros se está manteniendo bajo una moderada tendencia alcista. Moviéndose en una franja que va de los siete a los ocho euros por acción. Con un reparto fijo y garantizado de dividendos que se constituye en uno de los mejores avales para convencer a los pequeños y medianos inversores. Con un retorno anual sobre los ahorro cercano al 4 %. Con pagos todos los trimestre del año y que irán a la cuenta corriente de los accionista de la entidad financiera. Pero en cualquier caso, mantiene una cierta estabilidad en la renta variable nacional y en completa sintonía con la evolución del índice de referencia, el Ibex 35.

No es un valor que se caracterice por su alta volatilidad. Con diferencias entre sus precios máximos y mínimos que no son especialmente apreciables. En especial si se comparan con otros valores más agresivos. Como por ejemplo, los representantes de las petroleras, industrias acereras o telecos, entre los sectores más relevantes de la renta variable internacional. Aunque los cambios bruscos están adquiriendo una mayor notoriedad como consecuencia del panorama coyuntural de la banca del viejo continente. No en vano, España es uno de los países más expuestos a esta tendencia.

Después de desplomarse en bolsa a principios de la crisis económica, su tendencia se ha estabilizado durante los últimos meses.  Aunque son llegar a los niveles previos, contabilizados ligeramente por encima de la barrera de los nueve euros por acción. Pero aun así, ha recuperado más del 50 % del valor de la entidad financiera. Ahora queda por ponerse de manifiesto sui realmente estará en condiciones de conseguir el precio anterior.

¿Cómo puede afectar el recorte?

recorteLa bajada de si precio real puede tener un efecto no deseado sobre las acciones de la empresa. Puede que algunos inversores decidan vender sus participaciones (acciones) para evitar caer a posiciones negativas. En cualquier caso, dependerá de cada caso en particular. Y muy especialmente del plazo al que van dirigidas las inversiones: corto, medio o largo. Porque en función de estas variables la estrategia que deberá emplearse será sustancialmente diferente. Al igual que los objetivos que puedan plantearse los inversores.

Por el contrario, si se confirmasen los augurios de la entidad alemana y sus acciones se depreciasen en hasta un 40 %, no habría más remedio que variar de estrategia de inversor. Hasta el punto que las acciones del BBVA darían una clara señal de compra. Al menos si los plazos van destinados a periodos de permanencia medio y largo. Incluso a través de compras agresivas. Porque en efecto, sería una autentica oportunidad de negocio en un valor estable y que reparte dividendos entre sus accionistas. Otra cosa bien diferente es que esta situación al final. En este sentido, solamente el tiempo será el juez que dé y quite razones.

Oportunidad de compra

Porque las acciones de esta entidad financiera por debajo de los seis euros por acciones es una oportunidad que no puede dejarse escapar. Ni tan siquiera si los resultados empresariales no acompañan durante los próximos trimestres. No puede olvidarse, por otra parte, que son muchos los analistas financieros lo que han emitido de recomendación de comprar acciones. Incluso ven a este banco como uno de los más favorables de todo el sector. Por delante del Santander o Caixabank, entre los más relevantes.

Desde este escenario que puede presentar BBVA, uno de los mejores escenarios es abrir posiciones en los tramos más bajos de su cotización. Porque en los actuales, no le permiten generar un potencial de revalorización realmente atractivo. Sino que necesita que se realicen correcciones para que de esta manera entren de nuevo los compradores a los mercados financieros.


Categorías

Banca

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *