Presión para que se produzca una bajada en los tipos de interés en EEUU

Esta semana se va a producir una esperada reunión en la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) en la que pueden bajarse los tipos de interés. Esta es al menos la intención del actual presidente de EEUU Donald Trump que está presionando para que se ponga en marcha esta medida. En unos momentos en que los nubarrones se ciernen sobre la economía internacional y a pesar de la buena marcha de la economía en Estados Unidos. En cualquier caso, a finales de semana habrá una decisión, en uno u otro sentido.

Será una determinación que tendrá un impacto directo en los mercados de renta variable. Tanto a un lado como al otro del Atlántico y de la que estarán pendientes miles y miles de pequeños y medianos inversores. Con la finalidad de conformar una decisión sobre si deben abrir o cerrar posiciones en los diferentes mercados de renta variable. Precisamente en unos momentos en que las bolsas de todo el mundo pueden dar un giro a su actual tendencia. Con lo que habrá que cambiar de estrategia en la inversión para optimizar las operaciones.

Por otro lado, hay que indicar que esta decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) puede también influir en las políticas monetarias de la zona euro. Aunque en este sentido, ya han indicado que no variarán los tipos de interés, al menos hasta el primer semestre del próximo año. Debido a las malas perspectivas que hay sobre el crecimiento económico en la zona euro para los próximos años. En donde el precio del dinero está en sus niveles mínimos de los últimos años, justamente en el 0 %. Es decir, el dinero no vale nada y esto es algo que también tiene repercusión sobre los valores bursátiles.

Subida de tipos en Estados Unidos

En este sentido, hay que recordar que Estados Unidos ha subido sus tipos de interés 0,25 puntos, desde el 2 % hasta el 2,25 % anual en el que se encuentra en estos momentos. Los tipos de interés es una de las más potentes herramientas que tienen en su mano los bancos centrales para llevar a cabo su política monetaria. Entre otras razones, porque una subida de los tipos de interés sirve para frenar la inflación y proteger la divisa, entre otras funciones. De ahí la importancia de la medida que puede tomar esta misma semana la Reserva Federal de los Estados Unidos.

No puede olvidarse que esta variación es la primera que se produce desde el 27 de septiembre de 2018, cuando el Banco Central subió los tipos de interés 0,25 puntos, hasta alcanzar niveles en los 2 %. De llevarse a cabo la bajada en los tipos de interés se podría llevar en una intensidad de un cuarto de punto  para volver de nuevo a los niveles del 2 %. No se espera recortes de mayor intensidad ya que podrían ser muy mal recibidos por parte de los pequeños y medianos inversores. Sobre todo porque indicaría que la recesión podría ser más virulenta de la esperada por los analistas financieros.

¿Cómo influirá en la bolsa?

Una de los factores que más inquietan a los pequeños y medianos inversores es la repercusión de esta medida monetaria en los mercados de renta variable. En este sentido, todo parece indicar que no tendrá un efecto muy violento sobre los principales índices bursátiles de todo el mundo. Quizás a corto plazo se puedan desarrollar algunos movimientos, compradores o vendedores, para retomar a la normalidad en los próximos días. En donde, una vez más, puede ser los valores del sector bancario los más castigados en la renta variable internacional. En un año en donde se han quedado claramente rezagados respecto a otros segmentos empresariales, como por ejemplo el eléctrico.

Mientras que por otra parte, también hay que incidir en que el sector financieros está mostrando unos precios en mínimos casi históricos. Pero podría ser un grave error abrir posiciones debido a que sus precios pueden dirigirse a niveles aún más bajos de los que presentan en estos precisos momentos. Desde este punto de vista, no se puede decir que sus precios estén baratos en el actual contexto internacional. No en vano, quedan muchas interrogantes por resolver a partir de estos momentos. Y por este motivo no quedará más remedio que estar ausentes de sus posiciones al menos durante los meses que resta para que finalice el año.

Efecto ligeramente alcista

En principio una bajada en los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos podría tener un efecto moderadamente alcista en los mercados de renta variable. Pero con una duración de tiempo muy limitada ya que se podría reducir a unas pocas sesiones bursátiles y poco más. A no ser que la bajada de tipos en Estados Unidos fuese con una intensidad no prevista por parte de los principales analistas financieros. En cuyo caso, no cabe duda de que se produciría otro escenario bien diferente al que apuntamos en esta información.

Hay una regla de oro en los mercados bursátiles que dice que la bajada en los tipos de interés favorece el alza en los mercados de renta variable. Entre otras razones, porque se dispone de una mayor liquidez para realizar inversiones en los diferentes activos financieros. Entre ellos, la compra y venta de acciones en la bolsa. Que es al fin y al cabo lo que le interesa a los pequeños y medianos inversores. Por encima de otra serie de consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista de los fundamentales de los valores bursátiles.

Cambio de tendencia en los índices

De cualquier forma, toda parece indicar que se está formando un cambio de tendencia en los mercados de renta variable de todo el mundo. Para pasar de alcista a bajista, tal y como están apuntando algunos indicadores de especial relevancia. Sería la oportunidad de recoger los beneficios para las personas que tengan sus inversiones en terreno positivo. En especial, ante la llegada de las próximas vacaciones de verano. Unos meses que desde luego no son muy sensibles para que se puedan desarrollar importantes subidas en los índices bursátiles. Si no más bien lo contrario, tal y como ha pasado en los últimos años.

Mientras que por otra, también hay que contar con la clara desaceleración que existe en las principales economías del mundo. Siendo muy extraño que las bolsas se hayan mantenido en estos niveles tan altos en la primera mitad de este año en curso. En donde, por ejemplo, el Ibex 35 todavía se mantiene por encima de los 9.000 puntos y con una pequeña revalorización en este ejercicio. A  pesar de las caídas de las últimas semanas desde la resistencia que tiene en torno a los 9.400 y 9.500 puntos.

Optar por valores defensivos

Según la opinión de buena parte de los analistas financieros todo parece indicar que al final la senda bajista podría ser la resolución en los mercados de renta variable. Por este motivo aconsejan tomar posiciones en valores más defensivos que puedan tomar un mejor comportamiento que en los restantes. En cualquier caso, todo indica que el giro a la baja parece cuestión de días semanas o quizás de pocos meses. En función de las muchas variables que se puedan desarrollar a partir de estos precisos momentos y que serán las que determinarán la intensidad de estos movimientos en los mercados financieros.

Tampoco puede olvidarse que la renta variable de Estados ha estado hasta hace pocos días en sus máximos históricos. Bajo una tendencia alcista que se inició en el año 2013 y que no parado de subir en este largo periodo de tiempo. A pesar de que se hayan producido las lógicas correcciones en la conformación de sus precios.

Emisión de valores en la zona euro

La tasa de crecimiento interanual del saldo vivo de los valores representativos de deuda emitidos por residentes en la zona del euro fue del 2,3  en abril de 2019, frente al 2,4 % observado en marzo, según apuntan desde el Banco de España. Mientras que por otra parte, y por lo que respecta al saldo vivo de las acciones cotizadas emitidas por residentes en la zona del euro, la tasa de crecimiento interanual se redujo desde el 0,4 % registrado en marzo de 2019 hasta el 0 % en abril.

La emisión bruta de valores representativos de deuda por residentes en la zona del euro ascendió a un total de 634,5 miles de millones de euros en abril de 2019. Las amortizaciones se cifraron en 650,8 miles de millones de euros y las emisiones netas fueron de -16,2 miles de millones de euros. La tasa de crecimiento interanual del saldo vivo de los valores representativos de deuda emitidos por residentes en la zona del euro se situó en el 2,3 % en abril de 2019, en comparación con el 2,4 % registrado en el pasado mes de marzo. En donde, la tasa de variación interanual del saldo vivo de los valores representativos de deuda a largo plazo a tipo de interés variable se situó en el -1,8 % en abril de 2019, en comparación con el -2,7 % registrado en marzo. La tasa de crecimiento interanual se redujo desde el 0,4 % registrado en marzo de 2019 hasta el 0 % en abril.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.