Peligros latentes que esperan a las bolsas en el mundo

Las bolsas en todo el mundo se han revalorizado en más del 20 % en muy pocas sesiones bursátiles y todavía en periodo de expansión del coronavirus. Porque de hecho lo que se está descontando en la valoración de las acciones es que se está volviendo a la actividad económica en los principales países del mundo. De esta manera, el índice selectivo de la renta variable de nuestro país, el Ibex 35, ha pasado de los niveles de 6.600 puntos a acercarse a la barrera que tiene en los 8.000 puntos. En una carrera alcista que ha llamado la atención de buena parte de los pequeños y medianos inversores que en muchos casos han quedado fuera de las posiciones en estos activos financieros.

Pero no son pocos los analistas financieros que piensan que este escenario es poco real tras la pérdida de facturación  de las empresas que cotizan en los mercados de renta variable. Desde este punto de vista, no puede descartarse que en los próximo días se pueda producir un ajuste en los precios de cierta de intensidad. En este sentido, no puede olvidarse que sectores como por ejemplo el bancario o el turístico han mantenido alzas en sus precios superiores al 30 % o incluso más en algunas propuestas muy puntuales. Hasta cierto punto irracional en función de la realidad que presentan estas empresas cotizadas.

Desde este punto de vista la mejor estrategia en la inversión que se puede tomar es ser mucho más selectivo que nunca para configurar nuestra cartera de valores a partir de estos momentos. En este contexto general, no cabe duda de que los pequeños y medianos inversores pueden estar cayendo en un exceso de optimismo. Ante el claro aviso por parte de los analistas de los mercados de renta variable sobre qué la crisis será peor de lo que se espera y que los mercados se están centrando en las medidas de estímulo de los gobiernos y de los bancos centrales. En este sentido, puede decirse que los mercados financieros están dopados y el escenario puede cambiar en el momento en que los estímulos tengan  su fin.

Peligros latentes: menos beneficios

Uno de los problemas que tienen las bolsas ante sí es que los beneficios de las cotizadas han descendido ante la situación creada por la expansión del coronavirus en todo el mundo. Un escenario que al menos se tendrá  en cuenta en el segundo y quizás tercer trimestre del año. En donde sus cuentas empresariales se resentirán de esta importante circunstancia en el corto plazo. Con un efecto inmediato sobre la valoración de las acciones de estas compañías. Con recortes que se puedan dar en los precios de muchas de las empresas que cotizan en bolsa respecto a su valoración actual. Al estar en estos momentos claramente sobrevaloradas, en especial en algunos de los sectores más relevantes en los mercados de renta variable.

Por otra parte, no puede olvidarse que este año no será muy positivo para la economía de estos días y este es otro de los factores que juegan en contra de una subida de la bolsa en los próximos meses. Al igual que por el hecho de que las ventas se van a resentir en estos periodos y por tanto habrá que ajustar el precio de sus acciones en los próximos meses o al menos semanas. En este sentido, hay que estar muy atento a lo que pueda pasar en los mercados financieros a partir de estos momentos ante lo que pueda suceder en los mercados financieros. En especial, si se produce una segunda oleada en la expansión del coronavirus y en cuyo caso se potenciará este efecto depreciador. Este es un aspecto al que deben prestar mucha atención los pequeños y medianos inversores.

Descenso en el crecimiento económico

Otro de los aspectos que hay que fijarse a partir de estos momentos es el descenso en el crecimiento económico de los países de mayor peso específico en el mundo. Hasta el punto de que pueda ser el detonante para que el precio de las acciones se vayan abajo en los próximos días o semanas. Con una previsible rebaja a la baja en las cotizadas en este periodo y que puede propiciar que se pueda perder mucho dinero en las operaciones abiertas en los mercados de renta variable. Desde este punto de vista es preferible estar fuera de los mercados financieros para que de esta forma se puedan comprar acciones de las empresas con un precio más ajustado que hasta estos momentos. Con una más que posible depreciación en la cartera de inversión en esta parte del año en curso.

Mientras que por otra parte, no menos importante es el hecho de que a partir de estos momentos los efectos del coronavirus serán más visibles en las cuentas de las empresas cotizadas. Con un descenso en sus facturaciones y esto provocará que su precio por acción sea menor del estimado en este preciso instante. Otra de las consecuencias de este nuevo escenario en los mercados de renta variable internacionales es que al final la falta de crecimiento repercute en las cuentas de las propias cotizadas. Hasta el punto de que puede el punto de referencia para iniciar una carrera bajista al menos el corto plazo, con un importante descenso en la valoración de sus precios en los mercados financieros.

Corrección en los precios

Desde luego que no se puede olvidar que todos los mercados de renta variable han estado creciendo durante muchos años. Al punto de estar inmerso en la fase alcista más notable de los últimos 78 años y no cabe duda de que este escenario tarde o temprano debe finalizar en algún que otro momento. No en vano, nada sube eternamente y mucho menos en los mercados de renta variable. Desde este punto de vista sería normal y hasta lógica una corrección en los precios de las empresas cotizadas. Porque en efecto, será la forma de adecuarse a la ley de la oferta y la demanda dentro de estos activos financieros. No puede olvidarse que los mercados financieros están sobrevalorados incluso teniendo en cuenta incluso el tirón bajista como consecuencia de la expansión del coronavirus.

Mientras que por otra parte, también hay que incidir en el relevante hecho de que la corrección en los precios es uno de los procesos más habituales en los mercados de renta variable. No nos debemos de preocupar en exceso por este factor y por el contrario puede servirnos para comprar las acciones a un precios mucho más ajustado que hasta ahora. Para que de esta manera, estemos en disposición de disponer un mayor potencial de revalorización en las propuestas de nuestra cartera de valores. Este es un aspecto muy positivo para los pequeños y medianos inversores que estén fuera de las posiciones compradoras y te dan la oportunidad de aprovechar las auténticas oportunidades de negocio que se generan a partir de estos momentos. Y por tanto es el momento para aprovecharlo, si es que en realidad se produce este escenario que planteamos.

Ajustar las carteras de inversión

Otro de los aspectos que hay que fijarse a partir de ahora es el que tiene que ver con la oportunidad que nos ofrecen los mercados financieros para cambiar nuestra cartera de inversión. Con un cambio que podemos llevar con los activos financieros que mejor tendencia muestran en estos precisos momentos. Para dirigirnos a otros que aportan un mejor aspecto técnico y que proporcionan unas mejores opciones para rentabilizar los ahorros desde un cambio en la estrategia en la inversión. Se trata de un sistema que todos los inversores deberían hacer cada cierto tiempo para dar una mayor frescura a su modelo de inversión y por tanto mejorarlo desde el punto de vista de la rentabilidad de los mismos. Al igual que por hecho de que no dará nuevas oportunidades para dirigirnos a otros activos financieros alternativos con los que no contábamos hasta estos momentos. Puede ser el momento para llevarlo a cabo desde un planteamiento innovador y adecuarse a las circunstancias actuales de la economía internacional.

Impulsar nuevas inversiones

Por otro lado, ajustar las carteras de inversión nos puede servir a partir de ahora para impulsar unas nuevas inversiones con mayores garantías de éxito que hasta ahora. Desde este punto de vista es una nueva tarea que tienen ahora para hacer los pequeños y medianos inversores. Como una fórmula para mejorar los resultados de nuestras inversiones y estando presentes en los mercados financieros de toda índole y naturaleza. Se trata al fin y al cabo de una actuación que puede ser muy positiva para todos los usuarios y que en mayor o menor medida deben llevarla a cabo con un riguroso análisis sobre los activos financieros que deben elegir para mejorar sus inversiones, incluso con modelos alternativos con los que no contábamos en estos momentos.

También hay que incidir en otro hecho muy relevante como es el derivado de su aspecto purificador. Es decir, para centrarnos en los mejores activos financieros de cada momento y por tanto optimizar el capital disponible que tenemos para esta clase de operaciones en nuestras relaciones con el mundo del dinero. En este sentido hay que indicar que la comunidad de inversores de impacto está lidiando con la forma en que la crisis del coronavirus afectará el crecimiento y cómo les irá a los empresarios que buscan capital en países de bajos ingresos.

Inversiones más seguras

En las últimas semanas se han puesto en marcha varias nuevas coaliciones y esfuerzos para colaborar mejor. Algunos ven una oportunidad para la transformación de la industria financiera y la integración de los efectos, mientras que a otros les preocupa que el dinero pueda huir en busca de lo que algunos inversores perciben como inversiones más seguras. El nuevo fondo trata de ampliar la inversión de impacto a través de la acción colectiva. El Fondo de Puntos de Inflexión, lanzado por un grupo de fundaciones, tiene como objetivo ayudar a construir el campo de la inversión de impacto. Aquí está cómo funcionará y en qué se centrará primero.

La conmoción económica de la pandemia COVID-19 ha llevado a la mayoría de los inversores a perder dinero, a muchos a adoptar una especie de patrón de retención, y a una gran cantidad a retirarse de las inversiones en países de bajos ingresos. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo predice que la inversión extranjera directa a nivel mundial podría disminuir entre un 30 % y un 40 % a partir de 2020-2021, y ya se han observado disminuciones significativas en el África subsahariana en varios meses.

Acelerar el ritmo de las inversiones

Sin embargo, muchos inversores de impacto siguen invirtiendo, dijeron a Devex expertos e inversores, tratando de ayudar a las empresas con las que trabajan a ampliar su escala en respuesta a la pandemia o mirando hacia el futuro para ver qué inversiones pueden ayudar a la recuperación y a crear capacidad de recuperación en el futuro.

La pandemia es una «prueba para el campo de las inversiones de impacto», dijo Sean Hinton, CEO del Fondo de Desarrollo Económico de Soros, en una declaración. Amit Bouri, director general de Global Impact Investing Network, dijo que la inversión de impacto es «más importante que nunca» y pidió a los inversores de impacto que «se apoyen en el momento».

El entorno de financiación de los emprendedores sociales no facilita las cosas, pero los inversores de impacto buscan colaborar mejor para acelerar el ritmo de las inversiones y racionalizar las mediciones y las prácticas. Algunos incluso creen que esto podría ser un punto de inflexión para los sistemas financieros mundiales, dijeron expertos e inversores a Devex.

«No podemos permitirnos que el impacto no esté en el centro de la recuperación porque la forma en que abordemos la fase de recuperación determinará si nos estamos moviendo hacia un nuevo orden económico con impacto en el centro», dijo Sebastián Welisiejko, director de políticas del Grupo Directivo Global para Inversiones de Impacto.

¿Existe la inversión?

Las conmociones económicas, la volatilidad del mercado y la incertidumbre suelen hacer que los inversores adopten una postura más conservadora y, si bien eso ha sido cierto, algunos inversores de impacto informan que siguen haciendo nuevas inversiones. Mientras que algunos inversores han dejado de hacer nuevos negocios en medio de la incertidumbre, los inversores de impacto son un poco más oportunistas, dijo Meredith Shields, la directora de inversión de impacto de la Sorenson Impact Foundation, y todavía están buscando la manera de desplegar su capital a pesar de los desafíos.

Es probable que en los próximos dos años se vuelva a los niveles de inversión anteriores al virus en África, y que los sectores se recuperen a ritmos diferentes, y es probable que el negocio del turismo en particular sufra durante un período prolongado, dijo Yemi Lalude, socio gerente para África de TPG Growth, en un reciente evento en línea. Si bien es poco probable que los inversores se precipiten a los mercados emergentes cuando están en una orientación «sin riesgo», los impulsores fundamentales de la oportunidad de inversión en África no han cambiado, señaló.

Los mercados alternativos

Los inversores que trabajan en países de bajos ingresos también pueden desempeñar un papel más destacado, en particular en la realización de la debida diligencia. Alitheia Capital, que tiene su sede en Nigeria, ha hecho que los conversores pidan a la empresa que lidere las actividades de diligencia debida, dijo Tokunboh Ishmael, cofundador y socio gerente de Alitheia.

Alitheia Capital siempre ha centrado sus inversiones en sectores esenciales como la atención de la salud, la educación, los servicios financieros y la energía y es «optimista» en cuanto a seguir invirtiendo en esas esferas, que bien podrían tener un rebote después de la crisis, dijo. Si bien algunos inversores pueden seguir desplegando capital, la forma en que lo hacen está cambiando a medida que incorporan nuevos riesgos. Como resultado, será más difícil para los empresarios obtener grandes valoraciones, ya que los inversores buscarán protecciones como las preferencias de liquidación en esas operaciones.

Pero las empresas no deben preocuparse por sus valoraciones y las condiciones – si pueden obtener dinero en efectivo ahora, deberían hacerlo, dijo Justin Stanford, socio general cofundador de 4Di Capital. Ishmael se hizo eco de ese consejo, añadiendo que las empresas deben ser más previsoras a la hora de recaudar capital y averiguar cómo hacer que lo que tienen dure más tiempo.

Nuevo impacto en las inversiones

Los inversores de impacto se están uniendo en una serie de esfuerzos de colaboración para coordinar mejor y acelerar la respuesta de la industria a la pandemia y, en algunos casos, comprometiéndose a compartir información sobre oleoductos y gasoductos o procesos de diligencia debida de una manera que no han hecho antes.

La Red mundial de inversiones de impacto ha puesto en marcha recientemente la Coalición de inversiones para la respuesta, la recuperación y la capacidad de recuperación con el fin de racionalizar los esfuerzos de inversión de impacto para hacer frente a las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. La coalición pondrá en contacto a los inversionistas y procurará poner de relieve las oportunidades de inversión, ayudar a subsanar las deficiencias de financiación y desplegar rápidamente el capital.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.