De vuelta al patrón oro

Antes de que el dólar fuera recocido como la divisa de referencia internacional, existía un sistema monetario diferente, el llamado patrón oro, que básicamente consistía en un sistema que fijaba el valor de la unidad monetaria a partir del oro.

¿En qué consistió el patrón oro?

El emisor de la divisa podía garantizar que los billetes que emitía estaban respaldados por una determinada cantidad del metal precioso, cuyo valor ya estaba fijo de acuerdo un tipo de cambio establecido y acordado por las instituciones financieras de la época.

Por ejemplo, en 1944, cuando se aprobó la adopción del dólar como moneda global, en el marco de la creación de los acuerdos de Brettón Woods, en aquel entonces la moneda estadounidense tenía un tipo de cambio en relación con el oro, que se situaba a razón de 35 dólares por una onza de oro.

De este modo, se garantizaba que por cada 35 dólares que emitía el gobierno norteamericano, el valor de ese papel moneda estaba respaldado por una onza de oro, lo cual suponía que al ser dueño de 35 dólares, no solo estabas adquiriendo el papel moneda como tal, sino que el banco central de Estados Unidos te garantizaba que al mismo tiempo eras dueño de una onza de oro.

¿Qué ocurrió con el patrón?

Ese sistema se derrumbó en el año de 1971 y la gran diferencia que existe en los tiempos actuales con la época en la que predominaba el patrón oro, es que simple y sencillamente, el dólar ya no tiene un metal que respalde su valor, por lo que en este caso al ser poseedor de un dólar norteamericano, ahora solo eres dueño del papel moneda como tal, y de la garantía que te da el gobierno norteamericano de su valor, es decir, que este simplemente se sostiene a partir de la confianza que le den sus poseedores, los cuales estarían representados por los múltiples mercados e inversionistas alrededor del mundo, que diariamente hacen millones de transacciones, como compras y pagos utilizando la moneda estadounidense como divisa de referencia internacional, y que se encuentra presente en todas sus importaciones y exportaciones, así como inversiones con diversos países alrededor del planeta.

¿Cuáles son los peligros latentes detrás del dólar como moneda internacional?

Cuando el valor del dólar estaba basado a partir del patrón oro, no existía una preocupación generalizada como la que impera hoy en día. La razón es muy simple, pues en aquel entonces el gobierno estadounidense podía emitir tantos dólares como sus reservas de oro pudieran respaldar, por lo que existía un activo físico que justificara la emisión de la divisa.

Sin embargo todo cambió en 1971, cuando con motivo de la costosa Guerra de Vietam, el gobierno de Richard Nixon tomó la decisión de dejar atrás la convertibilidad del dólar con el oro, pues sus reservas del metal nos eran suficientes para dar respaldo a la enorme cantidad de billetes que tenía que emitir para hacer frente a los múltiples gastos ocasionados por la guerra.

Fue así como se dio origen al sistema que conocemos en la actualidad, sin embargo este no es perfecto y varios economistas de renombre tienen sus reticencias respecto a la solidez que representa el dólar, no solo para la economía estadounidense sino para todo el sistema financiero internacional en su conjunto.

Los motivos de preocupación se centran en el hecho de que el Banco central norteamericano, la Fed (Federal Reserve Sistem), en español el Sistema de la Reserva Federal, puede emitir hoy en día tantos dólares como lo desee, es decir, que técnicamente no existe un tope a la cantidad de endeudamiento que puede tener Estados Unidos con el mundo, así como también a nivel doméstico.

Esta situación, es desde luego preocupante, pues se piensa que el dólar puede significar el advenimiento de una nueva burbuja financiera, cuyo estallido ocasionaría la peor crisis económica de la historia.

La razón detrás de estas lúgubres predicciones se centra en los crecientes aumentos al techo de deuda del gobierno estadounidense. Aunado a esto, se piensa que la confianza que representa Estados Unidos, en cualquier momento se podría derrumbar ante una posible crisis en el país, pues al estar los dólares respaldados únicamente por la confianza sobre el poder económico de Estados Unidos, cualquier crisis económica de la nación siempre es un punto de preocupación importante, ya que no siempre podrá proporcionar certeza a los países e inversionistas, sobre un papel moneda que no tiene ningún bien físico detrás que pueda respaldarlo.

Las nuevas propuestas que tratan de emular un sistema monetario como el patrón oro

Frente a los nuevos retos que se avecinan como resultado del declive hegemónico de Estados Unidos, el sistema económico internacional se encuentra en un proceso de transformación en el que cada vez se está viendo una mayor participación de otras naciones para tratar de establecer un nuevo sistema de referencia financiero.

Precisamente, en los últimos años, uno de los actores más destacados al respecto de estas iniciativas es China, país que dese hace tiempo se ha convertido en un serio contendiente por el liderazgo de la economía internacional, y para poder lograr dicho fin, está realizando una serie de acciones encaminadas a disminuir el poder y la influencia del dólar en las transacciones económicas mundiales.

De esta forma, hace poco, el gobierno chino lanzó el 26 de marzo al mercado, contratos  de futuro de petróleo denominado en yuanes, con el fin de esta iniciativa sirva como el principio del fin para la hegemonía del dólar. Las motivaciones detrás de esta nueva implementación de Beijing se pueden entender desde diversos ángulos.

En primer lugar, lo que ya se considera como un hecho es que China quiere gana mayor notoriedad en la toma de decisiones de la comunidad internacional, por lo que ser el conductor de un nuevo sistema monetario es un excelente recurso para ganar prestigio y reconocimiento alrededor del mundo, confianza que actualmente está principalmente depositada en EE. UU.

Asimismo, en segundo lugar hay que mencionar que las relaciones políticas y diplomáticas que mantiene el gobierno de Donald Trump con el resto del mundo, distan mucho de ser pacíficas, siendo China uno de sus grandes focos de ataque sobre las pérdidas económicas y comerciales que ha tenido su país con otros países.

Por ende, es natural que el gobierno de China quiera acelerar lo más pronto posible su iniciativa para deslindarse de los sistemas de control monetario que Washington posee, y la solución de este dilema la han encontrado en el debilitamiento del dólar a partir de nueva moneda de referencia. Es bajo este contexto que se da la creación del petroyuan.

¿Podrá tener éxito el petroyuan?

El ambiente internacional bajo el cual se da la creación del petroyuan es un escenario óptimo para promover iniciativas contra los ataques y hostilidades que el gobierno de Donald Trump ha lanzado contra muchos países alrededor del mundo, acción que lo ha vuelto sumamente impopular y al mismo tiempo le ha restado importantes aliados que antes eran un gran punto de apoyo para la hegemonía estadounidense. Sin embargo es por estas circunstancias que el petroyuan ha econtrando un ambiente propicio para llegar a los mercados, por lo menos en lo que se refiere a la oportunidad política del momento.

No obstante, por otra parte, en el terreno financiero, se ha vuelto patente en días recientes que el dominio del dólar se encuentra tan arraigado en el mundo actual, que no será tarea sencilla para la divisa que se encuentra respaldada por el petróleo chino, imponerse en los mercados mundiales, que están sumamente decantados en torno a la confianza del dólar.

Aun así este primer intento para desbancar a la moneda estadounidense en el los pagos mundiales de petróleo representa un primer paso en la reducción del poder que tiene esta divisa, y por eso es tan relevante para el establecimiento de un nuevo orden económico, por todo lo que representa e implica al mismo tiempo.

¿El dólar regresará al patrón oro algún día?

En algún momento de la presidencia de Trump se llegó a mencionar la posibilidad de que el sistema financiero estadounidense recuperara el patrón oro como respaldo de su moneda. Sin embargo dicha propuesta no ha logrado mayor repercusión debido a lo complicado que sería para una economía que maneja actualmente una deuda pública de más de 14 billones de dólares, respaldar toda esa cantidad de dólares en oro, que según declaraciones de algunos economistas, de acuerdo  a la cantidad de este metal con la que cuenta la reserva federal, podría ser técnicamente posible, ya que mencionan que para que pueda considerarse como valido el patrón oro en el banco central de Estados Unidos, únicamente es necesario que sean capaces de dar respaldo al 10% de todos los dólares en circulación, lo cual, según estos analistas, está dentro de las posibilidades actuales de la Fed.

Tal como se encuentra la economía internacional en la actualidad, es razonable pensar que requiere de varios cambios estructurales, pero lo importante aquí es que siempre se tome en cuenta que dichas transformaciones siempre deben apuntar al bienestar de la mayoría de la población mundial y no solo de unos pocos.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Noticias

Diplomada en Ciencias Empresariales, en la rama de Marketing, Públicidad y Mercadotecnia, redactora profesional , inmersa en el mundo de las noticias, en todos los ámbitos desde nuevas tecnologías hasta curiosidades, especialista en finanzas, Forex, divisas, Mercado de valores, inversiones y las novedades en fondos, pero principalmente una amante de los mercados nacionales e internacionales, una mezcla primordial para conseguir y hacer llegar las mejores noticias y consejos a los lectores financieros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.