Me han quitado la pensión no contributiva

Me han quitado la pensión no contributiva

Imagina que vas a tu banco a primeros de mes esperando que ya te hayan pagado de la Seguridad Social tu pensión no contributiva. Pero, cuando metes la cartilla en el cajero, resulta que no apunta nada y te sale un aviso de que está al día. Y te entran los siete males porque es extraño que, a esas alturas, no la tengas ya. Entonces te preguntas: ¿me han quitado la pensión no contributiva?

Espera, ¿eso se puede hacer? La verdad es que sí, y si quieres saber los motivos por los que te pueden quitar la pensión no contributiva y lo que debes hacer para recuperarla te lo contamos a continuación.

Qué es la pensión no contributiva

Qué es la pensión no contributiva

Una pensión no contributiva podemos definirla como una cierta cantidad de dinero que se le garantiza a aquellas personas que no pueden acceder a la jubilación contributiva. Por ejemplo, por no haber cotizado, o no llegar al mínimo de cotización. Para evitar las dificultades económicas que puede tener, se obtiene un subsidio que serviría para cubrir las necesidades básicas. Además, también cubre la asistencia sanitaria y farmacológica, así como servicios sociales sin tener que pagar nada por ellos.

Toda persona mayor de 65 años, siempre que no se reúnan los requisitos para una jubilación contributiva, tendrían la posibilidad de esta pensión, tanto españoles como extranjeros siempre que tengan residencia legal en España.

¿Qué requisitos hay que alegar para recibirla?

Los requisitos que se exigen para ser beneficiario de una pensión no contributiva son los siguientes:

  • No cumplir los requisitos para acceder a una jubilación contributiva (la normal).
  • Tener unas rentas o ingresos que no sean superiores a 5639,20 euros anuales. Si se convive con más personas, la renta máxima tiene en cuenta el conjunto de la unidad familiar, de tal manera que dependiendo del número de miembros que vivan en el lugar esa cuantía puede ser superior (con un máximo de 43703.80 euros en caso de cuatro o más personas y entre ellos alguno de sus padres o hijos).
  • Residir en España, al menos 10 años entre los 16 y la fecha en que se cobra la pensión.
  • Tener 65 o más años.

Existen otro tipo de requisitos si se opta por una pensión no contributiva de invalidez, como es el acreditar un grado de discapacidad que sea igual o superior al 65%.

Motivos para quitarte la pensión no contributiva

Motivos para quitarte la pensión no contributiva

A pesar de que muchos que obtienen la pensión no contributiva piensan que ya no se la pueden quitar, lo cierto es que la Seguridad Social se guarda un as en la manga. A decir verdad, cuatro. Y es que hay cuatro motivos por los cuales se te puede quitar el cobro de una pensión no contributiva. Estos son:

  • La no declaración de los ingresos totales durante el primer trimestre de toda la unidad de convivencia. Es decir, que la persona tiene que certificar cuáles son los ingresos de la unidad familiar con la que vive (o de él o ella mismo/a si vive solo/a).
  • No informar de variaciones personales. Por ejemplo, si hay cambios en la convivencia, si cambia su estado civil, si se muda de residencia… Todo eso puede significar una multa y con ello el que te quiten la pensión no contributiva.
  • No avisar de un cambio de oficio. Como sabes, hay pensionistas que pueden trabajar. Reciben su sueldo y la pensión. El problema es que si hay una variación y no se le comunica a la Seguridad Social, esta puede tomar cartas en el asunto y suspender la pensión no contributiva. No solo eso, sino que incluso puede exigir que se le devuelva el dinero que ha estado cobrando indebidamente.
  • Superar la cuantía. Por ejemplo, que se esté cobrando una cuantía superior a lo que se debería cobrar. No avisar del error puede acarrear que, en una revisión, la Seguridad Social se dé cuenta y después exija cobrar ese pago indebido.

Qué hacer para recuperarla

recuperar pensión no contributiva

Está claro que perder la pensión no contributiva es la peor pesadilla para muchos. Sin embargo, puede ocurrir y lamentarse no sirve de nada, porque con ello no se va a conseguir recuperarla. Pero afortunadamente la Seguridad Social permite recuperarla. ¿Cómo? Pues dependerá de cuál sea el motivo por el que te la hayan quitado.

Por ejemplo, si el motivo es porque no has presentado la declaración total de los convivientes, con presentarla será suficiente. Es cierto que, si lo haces fuera de plazo, te puedes enfrentar a una multa, pero al menos toman en consideración la presentación y restauran de nuevo la pensión.

En el caso de cobrar de más, si se avisa, aunque implicará que te quiten el dinero que te han cobrado de más, al menos no te la suspenderán la pensión. Ahora bien, si no se avisa, pueden considerar que ha sido una falta grave por no haber avisado y suspender el cobro durante varios meses (o de manera indefinida). Habría que demostrar que tú no tenías ni idea de esto y que no has actuado de mala fe.

En el caso de cambios personales, estos afectan tanto negativa como positivamente. Por ejemplo, puede ser que antes la pensión estuviera calculada para una sola persona pero ahora convivan dos y cumplan el requisito de las rentas para dos personas, con lo que cobrarían más.

Pero, al contrario, si no se avisa, la Seguridad Social puede considerar que ha actuado de mala fe y suspender un tiempo la pensión o incluso pedir la devolución de lo que se ha cobrado de más.

Por último, ha habido muchos casos en las noticias de personas a las que le han quitado su jubilación debido a un trabajo. En este caso, si estás trabajando y la Seguridad Social te suspende la prestación, quizá lo mejor sea plantearse cuál de las dos cosas es mejor, porque tendrás que decantarte por una si se invalidan entre sí.

Lo que está claro es que, aunque pueda ocurrir que te quiten la pensión no contributiva, esta no es la última palabra. Lo mejor es que, si te pasa esto, pidas cita con la Seguridad Social para saber el motivo por el que ha pasado. Y lo que podrías hacer para recuperarla lo antes posible. Ellos te informarán y te darán los pasos a dar.

Es cierto que van a tardar un tiempo en resolverlo. Pero si es en tu favor, lo más seguro es que, cuando se reactive, te ingresen los atrasos que haya podido haber.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.