La libertad financiera y sus niveles

Cómo lograr la libertad económica

La libertad financiera es un concepto que aunque su nombre ya deja averiguar mucho de que se trata, autores como Robert Kiyosaki lo han popularizado mucho. Se trata básicamente de poder vivir sin depender del trabajo, es decir, con rentas, inversiones, o cualquier ingreso procedente de activos. Es también conocida como una de las formas más prematuras de «jubilarse». Sin embargo, y aunque es alcanzable, el camino para lograrla puede ser duro dependiendo de las posibilidades de cada persona. Requiere de mucho esfuerzo, constancia y tenacidad. Os lo digo yo mismo, que es el sueño que persigo desde hace años.

En este artículo averiguarás los diferentes obstáculos a los que puedes enfrentarte. También qué momento puede ser idóneo para ti tomar una decisión. Se va a incluir una lista con los diferentes niveles que hay que atravesar hasta alcanzarla. Y por supuesto, algunas de las maneras más típicas o conocidas para llegar a la libertad financiera. Así que si tu propósito es que llegue un día en el que puedas ser libre financieramente, no puedes dejar de leer este artículo!

Tipos de obstáculos para alcanzar la libertad financiera

Obstáculos para lograr la libertad económica

No quisiera empezar explicando primero las ventajas, sino los obstáculos que podemos encontrar. Es importante saber que todo objetivo y meta es, como en el deporte, algo que no siempre es un camino de rosas. Entre los principales obstáculos que llevan a desistir a muchas personas en su camino hacia la libertad financiera son los siguientes.

  • Baja capacidad de ahorro. Es sin duda la mayor preocupación o impedimento mental al que nos enfrentamos. También es el que más veces me han dicho, «no puedo ahorrar». Suele achacarse a que no se gana lo suficiente. ¿Estás seguro? Muchas personas tienen gastos mensuales que son evitables, por ejemplo, salir a cenar con «excesiva» regularidad o comprar cosas que realmente no se necesitan. También hay quién tiene contratados servicios que no usan y cuyos pagos son periódicos.
  • Miedo. El miedo a perder tu dinero te paraliza y empuja a no querer arriesgarte. No importa si se trata de un piso, un negocio, compra de acciones… no se quiere perder. Asumir esa incertidumbre más con el esfuerzo que ha costado ahorrar te impide comprar activos. Resulta que esa incertidumbre y riesgo forman parte de la vida. Infórmate, fórmate luego y cuando sepas como funciona algo entonces arriesga, siempre bajo conocimiento. Si aún con conocimientos no resulta, entonces debes aprender a gestionar más las emociones.
  • Cínicos. Pues no, esta no tiene que ver contigo, o tal vez sí? Existen muchos tipos de cínicos, pueden ser amigos, familiares, gente de tu trabajo, medios de comunicación… Todos ellos pueden tener un enorme poder de convicción en momentos puntuales, más cuando flaqueas o te sientes temeroso o dudoso de lograrlo. Nunca permitas que nadie te diga que no puedes lograr algo, sea la libertad financiera u otra cosa. Normalmente hablarán de cosas que ellos no han conseguido, y aunque a veces lo dirán con buena intención, puede que otras lo digan porque no quieren que lo logres y sentir que tu sí puedes. En este caso no los escuches e intenta mantener alejados estos consejos. Debes confiar en ti, sé diligente y atrévete a soñar y luchar por tus objetivos.

Niveles para lograr la libertad financiera

Se han ido popularizando diferentes pautas y reglas para lograr objetivos. La libertad financiera no es carente de ella. De modo que verás en los siguientes apartados 5 niveles aproximados para saber identificar en que momento te encuentras. Lo importante es sobretodo no descender niveles, una vez alcanzado uno puede mantenerse. Pero cuidado también con eso, no te pueda la pereza y te acabes quedando estancado, algo que es bastante frecuente.

Nivel 1. La supervivencia

La libertad financiera puede lograrse con esfuerzo

Este nivel es el más bajo en la escala para lograr la libertad financiera. Conocido como el nivel de la «supervivencia» nos encontramos en el lugar de la esclavitud moderna. Normalmente se caracteriza por vivir al día, las personas de este nivel piensan en el mes en curso o como mucho el próximo mes. Son totalmente dependientes de su trabajo, es decir que si se quedan sin él, no tienen ingresos. También se caracteriza por tener unos ahorros mínimos, en caso de quedarse sin ingresos a penas podrían sobrevivir en sus condiciones habituales entre 30-60 días. Usualmente también se ven atrapadas en deudas, ya sean por una vivienda, un coche, por tarjetas de crédito o revolving. Hay personas atrapadas en este nivel con buenos sueldos incluso, por lo que no es determinante el salario que se obtiene sino los hábitos para pasar al próximo nivel.

  • ¿Cómo pasar al próximo nivel? Controla tus gastos, tienes que desprenderte rápidamente de todo aquello que no necesitas o apenas uses. Al principio puede ser incómodo, somos animales de costumbre, pero es lo principal que hay que hacer. Revisa la parte del salario que puedes ahorrar y hazlo de manera permanente (eso implica todos los meses). En caso de estar atrapado en muchas deudas con abusivos intereses unifícalas o contacta con un profesional, habla también con tus acreedores. Y por supuesto, intenta buscar nuevas fuentes de ingresos. Esto último va acelerar el proceso para saltar de nivel.

Nivel 2. La estabilidad

La independencia financiera tiene mitos y realidades

Se trata del nivel mínimo al que toda persona debería aspirar. De entre las características de las personas que se encuentran en este nivel destaca la de que tienen un colchón económico para sobrevivir durante 6 meses en caso de quedarse sin ingresos. Siguen siendo dependientes de su trabajo, y aunque no poseen activos comienzan a estar interesados en ellos. La estabilidad emocional de las personas que se encuentran aquí es normalmente mejor que las del nivel 1, en vistas que tienen una seguridad económica que les respalda. Las deudas que pueden tenerse no son tan abusivas en intereses. Pueden ahorrar perfectamente todos los meses. Finalmente son más receptivas a ideas de negocios o inversión. Alcanzado este nivel, la idea de plantearse pasar al próximo es interesante.

  • ¿Cómo pasar al próximo nivel? Para este caso, los consejos dados anteriormente siguen siendo válidos aún en este nivel. Si la persona se relaja, puede quedarse estancada. Continuar con un control de los gastos y continuar ahorrando es imprescindible. Por otro lado, en vistas de la estabilidad financiera, sería bueno comprar pequeños activos. Tal vez unas acciones para cobrar unos primeros dividendos, una plaza de garaje, bonos estatales… cualquier activo que comience a reportar pequeños ingresos y te haga perder el miedo al invertir.

Nivel 3. La seguridad

Existen 5 niveles para ser libre económicamente

Si el primer nivel es la supervivencia, y el segundo es la estabilidad, este es la seguridad. La persona que se encuentra en este nivel sabe que la solución es invertir su capital para continuar reportando ingresos. Acciones, propiedades, negocios o cualquier cosa que reporte flujos de efectivo regulares. Podemos comenzar a hablar «ligeramente» de cierta libertad financiera, aunque todavía continúa siendo dependiente de su trabajo. Los ingresos pasivos de la persona todavía no alcanzan los costes de su nivel de vida.

Una característica emocional bastante común es la de la estabilidad, tranquilidad e incluso felicidad. Esta a su vez es algo peligroso, pues normalmente lleva a que las personas se relajen y no deseen continuar en el próximo nivel. El colchón financiero del que se dispone podrían permitirle vivir 2 o más años tranquilamente. El próximo nivel es sin duda el más interesante, y también el motivo principal de este artículo.

  • ¿Cómo pasar al próximo nivel? Continuar con la dinámica de usar el capital ahorrado para comprar más activos. Formarse más financieramente, adquiriendo conocimientos que permitan a la persona crecer económicamente y manejarse mejor en el entorno en el que cada vez se mueve más. Diversificar las inversiones, no hay que poner todos los huevos en la misma cesta. Plantearse objetivos de largo plazo, a 20 años o más.

Nivel 4. La libertad financiera

Ser libre financieramente implica gastar lo mismo que recibes de los ingresos pasivos

Llegados a este nivel la persona puede decidir dejar de trabajar sin que su vida pueda verse afectada. Puede continuar trabajando si así lo desea, pero ya no trabaja por necesidad económica para vivir. Existen muchos mitos acerca de este nivel, pero la verdad es que si una persona necesita 1.200€ para vivir y sus pasivos le reporten 1.200€ al mes de manera constante ya ha alcanzado la libertad financiera. Las personas de este nivel tienen una cesta de activos considerable que le reporten ingresos regulares. Su cultura financiera es abundante. También disfrutan de completo tiempo libre para dedicárselo a sus familias, hobbies, o lo que más les guste. El sentimiento de felicidad y plenitud es considerablemente mayor al nivel 3.

  • ¿Cómo pasar de nivel? Sé feliz, si no lo eres corres el riesgo de ceder en algo o descender de nivel. Dedica tiempo a tus seres queridos, probablemente sea uno de los motivos por los que empezaste. Aprende a proteger tu estilo de vida, es decir, anticípate a eventos económicos y encontrar oportunidades cuando lleguen. Puedes optar entre arriesgarte más en tus inversiones o incluso seguir trabajando si así lo deseas para acelerar pasar de nivel.

Nivel 5. Libertad absoluta

Lo importante para lograr la libertad financiera es seguir invirtiendo siempre

Este nivel es la cúspide que muchas personas sueñan. Aquí los ingresos superan con creces tu nivel de vida varias veces. Es decir, puede que necesites los 1.200€ mensuales para vivir, pero sin embargo recibes 7.000€ o más de manera regular. Este excedente de ingresos pueden ser reinvertidos, ya sabes, el dinero llama al dinero. Ya no sólo en acciones, derechos de autor o propiedades, también en mecenazgos, startups, incluso como ángel inversor. Es importante cuidar tu salud, tanto mental como física, así que dedicar una buena parte de los ingresos a cuidarse es recomendable. Los sentimientos de este nivel son de felicidad y plenitud absoluta, a parte de una gran independencia en vistas que no hay que pedir dinero ni tiempo a nadie, dispones de ambos.

Espero que te haya gustado este artículo, y recuerda, todo propósito es alcanzable. Qué nadie ni nada te detenga!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.