Escandallo de costes: qué es, utilidad y ejemplos prácticos

Escandallo de costes

¿Has oído alguna vez el término escandallo de costes? ¿Sabes exactamente a qué se refiere? Si vendes productos, o servicios, es un dato que te puede ayudar mucho a definir cuáles van a ser los precios de lo que vendas. Sin embargo, no todo el mundo sabe a qué nos referimos con ello (a pesar de que, cuando te lo expliquemos, sí lo sabrás).

Por eso, no solo te vamos a hablar de qué es, sino que también le vamos a dar utilidad y te enseñaremos cómo puedes hacer uno (tanto de un producto como de un servicio). ¿Vamos con ello?

Qué es el escandallo de costes

Calcular costos de producción de producto o servicio

Si este término te suena a «chino» y no sabes bien a lo que nos estamos refiriendo, debes saber que es en realidad una forma (llámalo mecanismo, método, ficha, etc.) con la que sacarás todos los gastos que tengan relación con un producto o con un servicio.

Dicho de otro modo, es una forma de medir cuánto te cuesta realmente producir ese producto o servicio para que después puedas venderlo a un precio que te suponga algo de ganancia o, al menos, que no implique un gasto.

A la hora de establecer esos costes, el escandallo de costes divide entre dos tipos:

Los directos, que son los que influyen directamente en el producto o servicio. Dicho de otro modo, los que de verdad se necesitan para poder elaborarlo.

Los indirectos, que son los que no están relacionados con la fabricación del producto o servicio pero sí son necesarios para poder llevarlo a cabo.

Ejemplo de escandallo de costes de un producto

Como sabemos que darte un ejemplo puede hacerte que entiendas mejor a qué nos referimos con el escandallo de costes, vamos a escoger un producto tan básico como puede ser una hamburguesa.

Cuando compras una ya hecha, sabes que te cuesta un precio X. Pero, dentro de este, se tienen en cuenta los gastos que han supuesto hacer el producto. Es decir:

Costes directos: los materiales de la hamburguesa como son el pan, la carne, la lechuga, la cebolla, el tomate, el ketchup, la mostaza, la mahonesa…

Costes indirectos: si te acuerdas, son los que no están relacionados con la fabricación, pero sí son necesarios, como puede ser el envase en que te dan la hamburguesa, el coste de alquiler del local donde te sirven la hamburguesa, los gastos de administración para vender productos alimentarios…

¿Entiendes ahora? Sí, el precio puede ser mayor o menor, pero este tiene muy en cuenta todos los gastos que tiene esa hamburguesa para sumarle después unos beneficios.

Ejemplo de escandallo de costes de un servicio

Si ya con el ejemplo del producto te puede quedar más claro todo, en el caso de un servicio a veces es más complicado de ver. Pero no demasiado.

Vamos a coger un servicio de copywriting para una página web. Este servicio la mayoría de las veces es caro, y muchos no quieren pagarlo. Pero, ¿realmente sabes cuánto cuesta ese servicio a un profesional?

Verás, aplicando los dos tipos de costes, tendríamos:

Costes directos, en cuanto al uso del ordenador y del teclado. También la mano de obra, es decir, el tiempo que tarda ese profesional en hacerlo (ya que tiene que investigar, saber el estilo para los textos, escribirlos, retocarlos…).

Costes indirectos, que podrían ser el coste de Internet y de la luz, ya que aunque no influyen en el servicio, son necesarios. Lo mismo el alquiler de la oficina (o de parte de la casa), los impuestos, los gastos de una agencia, los seguros, etc.

Una vez se tiene en cuenta todo ello (por supuesto, serán según servicio) se establece un beneficio para realizar el trabajo y así ofrecer la tarifa de este servicio de copywriting.

Para qué sirve el escandallo de costes

sacar cuentas para ofrecer servicios o productos

Ahora que sabes qué es el escandallo de costes y también ejemplos prácticos que te pueden ayudar a entenderlo mucho más, lo siguiente es saber exactamente para qué puedes utilizarlo. Y es que no solo te sirve para saber cuánto has invertido en un producto o servicio para tener un precio mínimo con el que venderlo, sino que también se puede utilizar para otras cosas.

Por un lado, te puede servir para ver cada uno de los elementos que forman parte de ese producto o servicio y, así, ver si es posible ahorrar en costes (o en materiales más baratos) para conseguir mantener la calidad pero con menos gasto.

Por otro lado, te ayuda a conocer todo lo que se necesita para fabricar ese producto, o realizar el servicio. Algunos, incluso, son de los que ponen esto visible para que los clientes puedan ver lo que de verdad cuesta ese servicio (o producto) y entiendan el motivo por el que se pide una cantidad de dinero u otra.

En el caso de las empresas, esta herramienta es una de las mejores opciones para saber si la venta por producto o por servicio es adecuada o bien puede acabar llevando a la quiebra el negocio. Por eso, conocer este término y aplicarlo puede ayudarte.

Cómo se calcula

Cálculo de costes

Ahora bien, ¿quieres saber cómo calcular el escandallo de costes? Aunque te pueda parecer difícil (sobre todo en un servicio), lo cierto es que no lo es tanto.

En un producto, el escandallo de costes debe empezarse a hacer listando todos los componentes o materiales que forman parte de ese producto. Obviamente, no vas a utilizar todo ese material, sino una parte. Así que hay que hacer una «regla de tres» para establecer los precios exactos de los costes.

Una vez se tiene esto, hay que pasar a los costes indirectos, es decir, a lo que influye en la fabricación, pero no de manera directa, aunque sí es necesario.

En el caso del servicio, hay que tener en cuenta lo que hace falta para hacer el servicio (no solo la mano de obra).

Con toda esta información puedes ver cómo el escandallo de costes es muy útil para vender productos o servicios. No solo para las empresas, sino también, en la economía doméstica, si eres de vender productos hechos por ti mismo, o servicios, podrás establecer un mejor precio para no perder dinero a la hora de trabajar.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.