Embalajes y envíos: qué tipos existen y cuáles son los mejores

opciones de envíos que tenemos las empresas

Cuando tienes un negocio y has de enviar productos a los clientes, no siempre tienes A o B. Es decir, no tienes la opción de enviarlo en una caja o en un sobre. En realidad, hay muchos tipos de embalaje, tanto en las cajas como en el caso de los sobres. Y lo mismo ocurre con las opciones de envío. No solo puedes usar Correos, también tienes muchas empresas de mensajería que se encargan de llevar los pedidos a sus destinatarios.

Si nunca antes te habías parado a pensar en ello y ahora quieres saber qué embalaje puedes utilizar, las distintas formas de utilizarlo, o las opciones que tienes para enviar tus productos, aquí te hablamos a continuación de todas ellas. Así, incluso puedes considerar los envíos como una forma de diferenciación con respecto a la competencia.

Por qué es importante la manera en que se envían los productos

Por qué es importante la manera en que se envían los productos

Cuando una persona hace un pedido por Internet (o por cualquier otro medio que implique recibirlo en su casa u oficina a través de mensajería o por Correos), sabemos que en lo que menos puede fijarse es en el envoltorio. Para ellos lo más importante es lo que hay dentro. Sin embargo, lo cierto es que cuidar esa «primera impresión» que das es tanto o más importante como proteger lo que hay en el interior.

Por eso, a la hora de trabajar con distintos embalajes, es importante encontrar cuál es el más adecuado según el tipo de producto que se quiere enviar; no solo para prevenir que se deteriore, sino también porque puedes crear una sensación de detalle que haga que la persona repita a la hora de comprar de nuevo.

Utilizar cajas de colores, con el logo de la empresa, o incluso cinta personalizada (de color, con el nombre de la empresa, con detalles o imágenes, etc.) pueden ser opciones viables.

El problema es que, a la hora de enviar, siempre pensamos que hay solo dos opciones: sobre o caja. Pero, en realidad, hay muchas más.

Tipos de embalajes para las empresas

Tipos de embalajes para las empresas

Imagina que tienes que enviar un producto. Lo habitual es que pienses en enviarlo en una caja y ya está pero, si es muy pequeño, en lugar de una caja podrías considerar una bolsa, o un sobre. O quizá una caja pequeña. En el mercado de embalajes, hay muchas opciones a escoger. Dependiendo del material, te puedes encontrar con lo siguiente:

  • Palets: Son las opciones más grandes que facilitan el que se puedan mover mercancías pesadas y al mismo tiempo que queden protegidas por todos los lados.
  • Contenedores: es la forma de envío del comercio a gran escala, debido a que hablamos de elementos grandes con una gran capacidad y utilizados para transportar mercancía por tierra, mar o aire.
  • Bolsas: Son bastante económicas, y muchas de ellas suelen venir con plástico de burbujas para proteger lo que hay en su interior. Estas últimas elevan un poco el precio pero dentro de los embalajes, son de las que menos cuestan.
  • Sobres:El caso de los sobres es parecido a lo anterior. Hay de muchos tamaños, con mayor o menor dureza, con plástico de burbujas para proteger lo del interior, etc. Su precio ronda la de las bolsas ya que son muy económicos. La mayoría están hechos de papel de distinto gramaje o bien de cartón (duro o blando, dependerá del grosor).
  • Sacos: Los sacos tienen un tamaño bastante mayor que las bolsas o los sobres, y aunque también pueden estar hechos de papel, lo habitual es que te los encuentres de plástico o de tela. Su objetivo es resguardar lo que haya en su interior, por eso se crean con diferentes capas que, una vez llenos, se cierran.
  • Bolsas inflables: Este embalaje tiene la característica de que se hincha con aire a presión cuando se se cierra, de tal forma que protege los productos para que estos no se muevan en ningún momento. Cuando lo abres, el aire escapa y el producto está intacto. Es más caro que las bolsas normales, debido al sistema que lleva.
  • Cajas: Las cajas son todo un mundo. No solo están las típicas cajas de cartón que recibes, sino que hay otras más duras, cajas térmicas (que aguantan el frío o el calor, cajas modulares (para meterse unas dentro de otras)… Las más baratas son las básicas, que son las que los negocios más utilizan junto con los sobres y las bolsas.

Opciones de envío: ¿cuál es mejor?

Opciones de envío: ¿cuál es mejor?

Una vez que conoces los tipos de embalaje, y las opciones más baratas que puedes escoger, el envío es otro de los puntos importantes a tener en cuenta. Porque no solo existe Correos; también las empresas de mensajería. Y dentro de estas, hay muchas donde escoger (no solo están las más conocidas como Seur, MRW, Correos Express, Nacex, DHL, etc.) sino que hay otras menos conocidas pero que pueden salir muy rentables.

En general, lo que debes tener en cuenta es el destino de los productos que vas a vender. Si estos siempre van a ser nacionales, es decir, envío por el mismo país, puedes optar por empresas que cubran todas las ciudades y que además te hagan un buen precio; pero si tus envíos son internacionales, vale la pena establecer un acuerdo o colaboración con una empresa para que se ocupe tanto de los nacionales como de los internacionales.

¿Cuál es la más barata? Sin duda, Correos. Ten en cuenta que esta empresa tiene la opción de que los autónomos (sobre todo si están dados de alta en determinados epígrafes del IAE) puedan enviar productos a precios más asequibles. Por ejemplo, un libro que podría costarte entre 3 y 7 euros, a un empresario a lo mejor le cuesta enviarlo 30-50 céntimos. Si además queremos certificarlo, la subida no es demasiado elevada.

En cambio, con las mensajerías el precio suele ser más elevado; sobre todo si al principio de tu negocio no tienes muchos pedidos. Si hay un gran volumen de envíos, la empresa ofrece un precio muy asequible, pero normalmente no es como en Correos.

Ahora bien, en ambos casos hay ventajas y desventajas. Por ejemplo, en Correos tienes el problema de que, a menudo, no llegan a tiempo los productos, o se pierden. Mientras que en las mensajerías sí se cumple un tiempo límite para la entrega. Aunque tampoco se está exento de sufrir percances en la mercancía, que se pierda, etc.

Responder a cuál de las dos es mejor es complicado. Como más económica, Correos; como más eficiente, las mensajerías. ¿La mejor opción? Darle a elegir al cliente. De esa forma, este toma la decisión en base al tiempo de espera o al precio que pueda tener el servicio de envío.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Yari Rodriguez dijo

    Excelente, gracias por la informacion.